El interés de las tarjetas de crédito sube: ¿cuánto cuesta pagar una compra a plazos?
Blog de HelpMyCash

El interés de las tarjetas de crédito sube: ¿cuánto cuesta pagar una compra a plazos?

Una tarjeta de crédito

Pagar a plazos las compras con una tarjeta de crédito se ha encarecido. Durante los últimos meses, el tipo de interés medio de estos instrumentos de pago ha ido aumentando hasta situarse en el 18,46% el pasado mes de abril, según el Banco de España (BdE). Un año antes, el interés medio era del 18,05%.

¿Qué implicación tiene este aumento en la práctica? Este ligero incremento supone pagar 2,31 euros más al año por cada mil euros prestados y amortizados en doce meses. Para una deuda de 5.000 euros amortizada en 3 años, implicaría pagar 37,12 euros más.

A pesar del aumento, el interés de las tarjetas de crédito sigue notablemente por debajo del que aplicaban los bancos antes de la famosa sentencia del Tribunal Supremo contra las tarjetas revolving de 2020. En 2015, por ejemplo, su interés marcó un máximo del 21,28%.

Interés de las tarjetas de crédito

¿El banco puede subirte el interés de tu tarjeta?

Y ahora, la pregunta del millón: si tienes una tarjeta de crédito, ¿tu banco te puede aumentar el interés de las compras aplazadas? Pues lo cierto es que sí. No ocurre lo mismo con un préstamo personal, pero las tarjetas, al no tener una duración definida (de hecho, el plazo de amortización va variando en función de la cuota escogida, de las compras hechas, etc.), sí puede variar.

Sin embargo, el Banco de España aclara que para saber si el banco puede aumentar el coste de un crédito revolving hace falta revisar el contrato: «solo si así ha sido acordado, las entidades podrán incrementar los intereses del crédito».

Si se da el caso, el supervisor nacional considera que los bancos deben cumplir estas condiciones: comunicarte las nuevas condiciones y cómo te van a afectar y darte la oportunidad de no aceptarlas. Si decides no aceptarlas, «el banco cancelaría la tarjeta y se mantendría viva la deuda anterior con las condiciones vigentes hasta ese momento», aclara el BdE. Es decir, que ya no podrías usar más la tarjeta, pero podrías seguir devolviendo el dinero que debes con el interés anterior.

Tarjetas de crédito con menos intereses

Para evitar que acabes pagando un interés desproporcionado por las compras a plazos, te recomendamos que, primero, fracciones solo importes reducidos, segundo, devuelvas el dinero en el menor tiempo posible y, tercero, uses una tarjeta con un interés bajo.

Con la tarjeta de crédito WiZink Click puedes pagar tus compras de entre 85 y 1.000 euros en tres meses sin intereses ni comisiones (0% TAE). La tarjeta no tiene comisiones anuales.

La tarjeta de crédito Aqua Más de BBVA te permite pagar cualquier compra de más de 50 euros en tres meses sin intereses (0% TAE). Sin comisión de emisión ni de mantenimiento.

Con la tarjeta Tú de Abanca puedes aplazar cualquier compra en 3, 6, 9, 10 o 12 meses sin intereses con una comisión de entre el 1 y el 4% (TAE desde el 11,55%). Puedes conseguir esta tarjeta gratis el primer año si abres una Cuenta Clara de Abanca.

La tarjeta Classic de Banco Mediolanum, que es gratuita para los clientes que tengan una Cuenta Única, Cuenta Evolución, Cuenta Freedom y Cuenta Crecimiento, te permite financiar las compras que quieras a partir de 150 euros y pagarlas en un plazo de entre 3 y 24 meses con un interés del 9% (9,38% TAE).

Más sobre Tarjeta de crédito

Categoría(s) del artículo:  Tarjetas

Autor: Javier Mezcua

Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o la inmobiliaria para vender tu piso. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *