anuncios en portales inmobiliarios

Atrás quedaron los días de los carteles en el balcón y los anuncios clasificados en los periódicos para vender una casa. Hoy en día los portales inmobiliarios son los escaparates por excelencia para difundir la venta de una vivienda. Reciben millones de visitas, ofrecen anuncios gratuitos para particulares y son muy fáciles de utilizar. No obstante, a la hora de redactar la publicidad en estos sitios, los usuarios usualmente cometen una serie de errores que deberíamos evitar. Especialmente si nuestra intención es conseguir la mayor cantidad de visitas.

1. Colocar una ubicación generalista o incompleta

Es muy común encontrarnos con anuncios en los portales que indican direcciones demasiado generalistas, que no le permiten al potencial comprador ubicarse en el mapa y saber que tan accesible o bien conectada está la vivienda. 

Por ejemplo, si solo colocamos el barrio, pero no especificamos las conecciones que tiene el piso con el transporte público, la distancia con el centro de la ciudad o con sitios de interés de la zona, esto podría ser motivo para que el comprador no se anime a llamarnos. Ninguna persona se va a interesar por comprar una casa cuya localización no sabe si le encaja o no.

Es importante tener en cuenta que, aunque por temas de seguridad no es recomendable dar la dirección del piso con todos los pelos y señales, si conviene ofrecer una ubicación aproximada o dar algunos datos orientativos.

2. No indicar la cantidad de metros útiles y construidos

Es usual ver en los portales inmobiliarios como los anunciantes no especifican la superficie exacta de la vivienda, cuando este es un dato muy importante para el comprador, ya que una cosa son los metros construidos y otra los metros útiles.

Los primeros son los metros totales de la vivienda, incluyendo aquellas áreas que no son aprovechables, como los desagües, muros y tabiques. En cambio, los útiles son aquellos que están dentro del piso y que son perfectamente habitables

Por esto, si nuestro piso tiene 180 metros construidos pero de ellos solo 120 metros son útiles, mejor indicarlo claramente en el anuncio. De lo contrario, el comprador al realizar la visita se podría preguntar ¿de verdad esta casa tiene los metros que se anuncian?.

3. No especificar la antigüedad de la finca

Otro error que deberíamos evitar es no indicar el año de construcción de la finca o colocar un rango de antigüedad muy amplio. Es habitual ver en los anuncios de los portales inmobiliarios como algunos usuarios ponen, por ejemplo, que un piso tiene entre “30 y 50 años de construcción”. 

Esos 20 años de diferencia en la antigüedad pueden tener muchas implicaciones en el estado de conservación del edificio. Además, puede significar el pago de posibles derramas por reformas u obras de mejora realizadas para pasar la ITE, trámite obligatorio para vender un piso en fincas que tienen más de 45 años. Esta inexactitud en la fecha puede hacer que un potencial comprador desestime contactar con nosotros.

4. Exagerar las cualidades de la vivienda

Tampoco es conveniente exagerar con los puntos fuertes de la vivienda o colocar características que no correspondan del todo con la realidad, ya que el visitante podría sentirse decepcionado al ir a mirar el piso.  

Por ejemplo, decir que el patio de nuestra casa “recibe una magnífica y abundante cantidad de luz natural” cuando se trata de un bajo que está totalmente cercado de edificios y al que solo le da el sol por muy pocas horas al día, sería poner demasiado alto el listón. Esto podría hacernos perder tiempo enseñando la casa a personas que tienen otras expectativas del piso.

5. Omitir información que pudiera ser importante

Decir medias verdades u omitir información que pudiera ser relevante para el comprador también puede ser un motivo de desencanto. Por esto, es recomendable ser muy cuidadosos en el momento de escribir el texto del anuncio para no dejarnos nada

Si por ejemplo el piso es en un segundo, pero la finca no tiene ascensor, no debemos olvidar mencionarlo, ya que este elemento puede ser determinante para algunos compradores. Si más bien lo que sucede es que la vivienda necesita algunas reformas considerables, que no se ven con las fotos, como podría ser un sistema eléctrico obsoleto, lo más aconsejable es ser honestos desde el inicio. Así evitamos el riesgo de perder el tiempo y que la operación se trunque ya avanzadas las gestiones.

En definitiva, si evitamos cometer estos cinco errores comunes al redactar el texto de nuestro anuncio, tendremos más probabilidades de atraer visitas de calidad, es decir, de personas que están realmente interesadas en el piso.


Autor: Ottymar Tademo


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.