3 situaciones en las que acudir a los préstamos con garantía hipotecaria

prestamo con garantia hipotecaria

Los préstamos con garantía hipotecaria son, dentro del mercado de financiación, una de las formas de conseguir dinero menos conocidas. Los préstamos personales, las hipotecas o las tarjetas de crédito tienen una publicidad mucho más grande, por lo que es normal que mucha gente no sepa definir exactamente cómo son estos créditos. Sin embargo, eso no quita que existan muchas situaciones en las que esta sea la única o la mejor opción para realizar una operación. A continuación, planteamos tres de ellas.

Ventajas y peligros de los préstamos con garantía hipotecaria

Eso sí, primero y por si hay algún despistado, recordamos cuáles son las características principales de este tipo de financiación: los préstamos con garantía hipotecaria, como su propio nombre indica, se diferencian del resto porque para solicitarlos es necesario tener en propiedad un inmueble (casa, piso, local, oficina, etc.) que actuará como garantía de pago.

Esta condición tiene una parte buena y otra mala. La positiva es que de esta forma podemos conseguir una cantidad de dinero elevada y, aunque no atravesemos nuestro mejor momento financiero, podemos conseguir que nos concedan el crédito. Por desgracia, en su gran ventaja reside el que puede ser su mayor contrapunto: si no respondemos a las cuotas y caemos en impagos, el prestamista se quedará con el inmueble puesto como garantía.

En cuanto a números se refiere, este tipo de préstamos permiten conseguir cientos de miles de euros (hasta 500.000 en ocasiones), siempre en función del valor de la casa. El plazo se alarga hasta los 20 años y el tipo de interés aplicado puede variar mucho en función de si lo concede un banco o un prestamista privado, pero como mucho llegaría al 15% aproximadamente.

¿Cuándo me conviene?

Vistos los rasgos principales de los préstamos con garantía hipotecaria, ya podemos definir en qué situaciones va a resultar la opción más recomendable para nosotros:

  1. Cuando nuestro perfil es insuficiente. Puede que necesitemos financiación y nuestra economía no atraviese su mejor momento. Aunque contemos con ingresos y cierta estabilidad, nos resulta difícil que aprueben nuestra solicitud de crédito. En esa situación, tener una casa en propiedad puede ser clave para conseguir el dinero que necesitamos.
  2. Cuando un préstamo personal no alcanza el importe deseado. Rara vez los créditos personales superan los 60.000 euros y, en ocasiones, el proyecto que queremos encarar exige una cantidad superior. Para esas situaciones, podemos echar mano de los préstamos con garantía hipotecaria.
  3. Cuando estamos en ASNEF. No nos referimos a estar en ficheros de morosos por grandes impagos pendientes, ya que en ese caso, no recomendaríamos solicitar financiación. Hablamos de posibles errores y de impagos menores con compañías telefónicas o de energía, cuyas facturas no queremos pagar porque no estamos conformes con ellas. Algunas empresas que ofrecen préstamos con garantía hipotecaria aceptan a usuarios que están en ASNEF.

Como hemos dicho al inicio, hay muchas empresas y bancos que conceden esta financiación. Una de las de mayor recorrido es Suitaprest. Con ellos podremos conseguir hasta 300.000 euros a devolver en un máximo de 20 años, todo con una TAE que puede oscilar entre el 10% y el 18% aproximadamente.

Autor: Adrián Pérez


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o la inmobiliaria par vender tu piso. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *