Todo sobre la relación entre hipotecas y euribor

Cómo será tu hipoteca con el euríbor de agosto de 2022

El valor registrado por este índice de referencia en agosto de 2022 es del 1,249%. Veamos cómo afectará eso a tus cuotas si te toca revisión en septiembre y tienes una hipoteca de 150.000 euros con un plazo de 25 años y un interés de euríbor más 1%:

  • Con una revisión anual: en este caso, la cuota mensual subirá de los 532,14 euros a los 654,12 euros. Por lo tanto, pagarás 121,98 euros más al mes, que se traducirán en 1.463,76 euros más al año.

  • Con una revisión semestral: las mensualidades subirán de los 542,85 euros a los 654,12 euros. En consecuencia, pagarás 111,27 euros más al mes y 667,62 euros más para el siguiente semestre.

Estos cálculos los hemos realizado con importes medios. Para saber cuáles serían las cuotas de una hipoteca concreta se pueden consultar los recibos posteriores a la revisión. También puedes consultar el valor medio mensual del euríbor a un año en el Boletín Oficial del Estado.

¿Y con el euríbor de septiembre de 2022?

El valor provisional medio de septiembre es del 2,105%. Para el ejemplo anterior, las cuotas cambiarían de la siguiente manera: 

  • Con una revisión anual: las cuotas subirían en 187,01 euros (2.244,12 euros para todo el año).

  • Con una revisión semestral: las cuotas subirían en 170,18 euros (1.021,08 euros para todo el semestre).

Con el simulador de hipotecas de HelpMyCash puedes calcular cómo cambiarían las cuotas de tu préstamo hipotecario.

Hipotecas y euríbor a 12 meses: ¿cuál es su relación?

El euríbor a 12 meses es uno de los elementos que forman el interés de los préstamos hipotecarios a tipo variable. Así, si firmas una hipoteca a euríbor, el tipo aplicado es la suma del valor de este índice de referencia más un diferencial fijo que se ha acordado en la firma del contrato entre el cliente y la entidad.

Imagina, por ejemplo, que has contratado una hipoteca que tiene un interés de euríbor más 1%. Si el último valor registrado por este índice es del 0,5%, el interés que se aplicará será del 1,5% (1 + 0,5).

El interés de las hipotecas se revisa semestral o anualmente. Por lo tanto, si en el momento de la revisión el euríbor ha subido respecto al semestre o al año anterior, el tipo aplicado será más alto y las cuotas siguientes serán más caras. Y lo mismo ocurre a la inversa: si esta referencia está más baja al revisar el contrato, el interés se reducirá y se abaratarán las mensualidades.

¿Pagas una cuota cara? Cámbiate de banco y ahorra                

Ya no estamos en un escenario de euríbor negativo: con la subida de este índice, tus cuotas se dispararán. Si no quieres que suban tanto, puedes cambiar la hipoteca de banco para pasarte al tipo fijo o para reducir tu diferencial. Con nuestra calculadora gratuita puedes simular cuánto te ahorrarías con el traslado.

Simulador de subrogación
Describe tu hipoteca actual
E +
años

Pros y contras de las hipotecas ligadas a este índice

En estos momentos, los préstamos hipotecarios forman un buen tándem con el euríbor, pues el valor de este índice es muy bajo. Sin embargo, que las hipotecas estén ligadas a una referencia cambiante también tiene sus inconvenientes. Veamos cuáles son los puntos fuertes y los puntos débiles de esta relación:

Ventajas

  • El interés de las hipotecas ligadas al euríbor es más bajo que el de las fijas actualmente, porque este índice cotiza alrededor del 1% (valores históricamente bajos).

  • Por norma general, las hipotecas variables tienen menos comisiones que las fijas, especialmente por amortización anticipada.

  • Algunos de estos préstamos hipotecarios pueden devolverse hasta en 35 o 40 años, aunque no es lo más habitual.

Inconvenientes

  • Las primeras cuotas de las hipotecas variables suelen ser más altas, pues normalmente los bancos aplican un interés fijo durante los primeros 12 o 24 meses del plazo.

  • El precio de las mensualidades cambia cada año o semestre, así que los créditos ligados a este índice no son aptos para personas con poca tolerancia al riesgo.

  • Podrían ser más caras que las fijas a largo plazo, en el caso de que el euríbor alcance niveles de 2008 o similares.

Cuidado: no solo hay que fijarse en la referencia de la hipoteca

El valor de los índices de referencia no es lo único que debes tener en cuenta al buscar un crédito hipotecario, pues existen muchos elementos que pueden hacerte pagar más o menos dinero. Veamos en qué más debes fijarte:

  • En el diferencial: cuanto mayor sea, más alto será el interés de tu préstamo. Por ello, es fundamental negociar un diferencial lo más reducido posible.

  • En el interés fijo inicial: la mayoría de las hipotecas ligadas al euríbor tienen un interés fijo que se aplica durante el primer año. Lo aconsejable es dar con un préstamo que tenga un tipo inicial relativamente bajo.

  • En las comisiones: no solo la de apertura, sino también la de amortización anticipada, la de subrogación y la de novación.

  • En los requisitos de vinculación: solo debes aceptar aquellos productos combinados que te interesen y te compensen.

Atención: a finales de 2019 entró en vigor el euríbor plus, que es una actualización de la metodología de cálculo de este índice. Con la nueva fórmula, el valor de esta referencia cambia de mes a mes de una manera algo más brusca.

Más sobre Euríbor