Cómo conseguir una hipoteca si eres autónomo

¿Por qué es más difícil conseguir una hipoteca si soy autónomo?

A estas alturas, si trabajas por cuenta propia y estás buscando cómo financiar la compra de tu casa,  ya te habrás dado cuenta que sí, definitivamente, es más difícil contratar una hipoteca si se es autónomo. ¿El motivo? A ojos de la banca, eres un perfil de mayor riesgo por varias razones: se entiende que tienes un empleo menos estable que un asalariado y que tus ingresos dependen más de la coyuntura económica, de la estacional (como los restaurantes en zonas turísticas), del pago a proveedores…

Es por eso que los bancos son más estrictos con los autónomos y solo aprueban sus solicitudes tras analizar detenidamente la viabilidad de sus negocios. Además, suelen ofrecer unas condiciones de financiación peores que a los que trabajan por cuenta ajena: un importe más bajo, un interés más alto, más comisiones, etc.

Ahora bien, eso no significa que no puedas conseguir una buena hipoteca si eres autónomo. En los siguientes apartados te explicamos qué debes hacer para que el banco apruebe tu solicitud y te ofrezca unas condiciones atractivas.

¿Cuáles son los requisitos de las hipotecas para autónomos?

Cualquier persona que quiere contratar una hipoteca, ya trabaje por su cuenta o para otros, tiene que cumplir los requisitos de solvencia mínimos que piden los bancos. Pincha sobre el enlace para saber cuáles son.

Si eres autónomo, además, el banco te exigirá reunir unas condiciones adicionales para asegurarse de que eres solvente. Estos son los requisitos que debes cumplir sí o sí:

  • Unos ingresos estables a lo largo del tiempo. El banco estará más dispuesto a aprobar tu solicitud si ve que tu facturación como autónomo es constante a lo largo de un par de años.

  • Tu negocio debe tener un mínimo de dos años de antigüedad. Llevar ese tiempo desempeñando tu actividad laboral demostrará que tu negocio es viable.

  • Cuantas menos deudas tengas, mejor. Otro punto que el banco revisará con lupa es tu nivel de endeudamiento. Para que te concedan una hipoteca, su cuota y la de tus otros créditos vigentes no deben superar el 35% de tus ingresos mensuales netos.

  • Tu historial crediticio debe estar libre de impagos. Ningún banco concede financiación a los autónomos que tienen deudas impagadas con sus proveedores, con Hacienda, con la Seguridad Social o con otras entidades bancarias.

  • Necesitas tener ahorrado el 30% del precio de la casa. Por norma general, los bancos no financian más del 80% de la compra. Por lo tanto, necesitarás dinero para pagar el 20% restante más el 10% adicional que representan los gastos asociados a la compraventa (impuestos, notaría, registro y gestoría).

¿Qué documentos necesita un autónomo para pedir una hipoteca?

Los bancos, lógicamente, no se fiarán solo de tu palabra. Tienes que entregar una serie de documentos para demostrar que cumples los requisitos que hemos apuntado en el apartado anterior. La mayoría de las entidades te pedirán lo siguiente:

  • Un dossier informativo sobre tu actividad laboral. Al banco le vendrá bien contar con un resumen del funcionamiento de tu negocio. Ahí puedes indicar a qué te dedicas, qué relación tienes con tus clientes, cuál es la historia pasada y presente de tu actividad y qué proyectos tienes para el futuro. En otras palabras: una especie de Currículum Vitae de tu negocio y de ti como su dueño.

  • Tu última declaración del IRPF. Así la entidad podrá revisar tu información fiscal para saber cuánto dinero ingresas. Puede que te pidan las de años anteriores, así que no está de más tenerlas preparadas por si acaso.

  • Los modelos trimestrales del IVA y del IRPF del último año. El banco los necesita para conocer la información contable de tu negocio.

  • El informe de tu vida laboral. Es un documento de la Seguridad Social en el que aparece tu trayectoria profesional y la antigüedad del negocio.

  • Extractos de los movimientos de tus cuentas (personales y de tu negocio) durante los últimos seis meses. Se suelen pedir para comprobar cuánto dinero ingresas y cuánto pagas regularmente a tus proveedores o a otras entidades financieras.

Además, el banco accederá a la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE) y a ficheros de morosos como ASNEF o RAI para comprobar que no tienes deudas impagadas.

Pasos para solicitar un préstamo hipotecario para autónomos

Si cumples todos los requisitos y tienes la documentación preparada, ya estás listo para solicitar financiación. Como verás, los pasos para solicitar una hipoteca son los mismos tanto si trabajas por tu cuenta como si eres asalariado:

  1. Ponte en contacto con un banco y plantea tu caso. El gestor de la entidad hará un análisis preliminar para determinar si puedes acceder a una hipoteca o no. Si cree que la operación es viable, te explicará cuáles son las condiciones que el banco suele ofrecer a autónomos como tú. Puedes aprovechar este momento para negociar mejoras: un interés más bajo, menos comisiones, etc.

  2. Entrega la documentación que te pidan y tasa la vivienda que quieres comprar con una tasadora homologada por el Banco de España. Tu gestor mandará los documentos y el informe de tasación al Departamento de Análisis del banco, que estudiará tu perfil y decidirá si se te concede la hipoteca o no (y con qué condiciones).

  3. Estudia la oferta personalizada que te hace el banco. Tendrás que leer detenidamente la FEIN, que es un documento en el que aparecen todas las condiciones de tu futura hipoteca.

  4. Acepta la oferta si estás conforme con las condiciones y acuerda una fecha con el banco para formalizar la hipoteca ante el notario que tú elijas.

  5. Acude a la notaría. Tendrás que visitarla dos días: uno para recibir asesoramiento gratuito sobre tu futuro préstamo y otro más para firmar la escritura.

Mejores hipotecas para autónomos disponibles en HelpMyCash

Desde HelpMyCash te podemos poner en contacto con bancos que conceden hipotecas para autónomos con buenas condiciones. Si te interesa algunos de los préstamos que te mostramos a continuación, puedes hacer clic sobre el botón “Solicitar información” para acceder a la web del banco e iniciar el proceso de solicitud, sin ningún compromiso.

Hipotecas interesantes a tipo fijo
#1
Bonificado* Sin bonificar
TIN 2,07 % 2,47 %
TAE 2,37 % 2,49 %
Cuota 509 € 528 €
*2 productos bonificadores
#2
Bonificado* Sin bonificar
TIN 2,05 % 3,05 %
TAE 3,12 % 3,81 %
Cuota 508 € 556 €
*3 productos bonificadores
#3
TIN 2,99 %
TAE 3,12 %
Cuota 554 €
0 vinculaciones

Las hipotecas variables más atractivas
#1
Bonificado* Sin bonificar
TIN E + 0,89 % E + 1,29 %
TAE 1,98 % 2,10 %
Cuota 352 € 370 €
*2 productos bonificadores
#2
TIN E + 1,49 %
TAE 3,00 %
Cuota 382 €
0 vinculaciones
#3
Bonificado* Sin bonificar
TIN E + 0,89 % E + 1,89 %
TAE 1,76 % 2,13 %
Cuota 351 € 394 €
*3 productos bonificadores

Tres consejos para conseguir las mejores hipotecas siendo autónomo

No exageramos si decimos que los autónomos sois uno de los colectivos laborales más maltratados de España: los bancos suelen ofreceros peores condiciones de financiación, Hacienda controla férreamente vuestras cuentas, muchos clientes os pagan a 30 o a 60 días… Como somos conscientes de todas las dificultades por las que pasas al trabajar por tu cuenta, desde HelpMyCash queremos ayudarte a conseguir la mejor hipoteca posible para, al menos, quitarte una preocupación.

Ahí van tres consejos que aumentarán tus probabilidades de acceder a buenas hipotecas para autónomos:

  • Si puedes, pide la hipoteca junto a una persona asalariada. Por ejemplo, con tu pareja. Así tendrás muchas más opciones de que el banco apruebe la solicitud y te ofrezca unas buenas condiciones.

  • “Vende” bien tu negocio para que el banco se lleve una buena primera impresión. Ten preparados todos los documentos que demuestran que tu negocio es viable y, si tienes clientes importantes, no te cortes a la hora de comentarlo.

  • Si tu perfil es bueno, hazte valer. Pide financiación a tantos bancos como puedas y ponlos a competir para quedarse contigo. Así tendrás más opciones de conseguir unas condiciones mejores que las que ofrecen inicialmente.

  • Plantéate encargar la solicitud de tu hipoteca a un bróker o intermediario hipotecario. Contratar sus servicios tiene muchas ventajas: el bróker te ahorrará tiempo, aumentará tus opciones de conseguir el préstamo y negociará para conseguirte unas condiciones mejores que las que, probablemente, te van a ofrecer si vas por tu cuenta. Desde HelpMyCash te ponemos en contacto con un bróker que, sin ningún compromiso, te informará sobre cómo puede ayudarte y tus opciones de financiación.