amortizacion prestamos

¿Qué es la amortización de un préstamo?

La amortización de los préstamos personales no es nada más y nada menos que la forma en la que vamos a devolver el dinero que un banco nos ha prestado. Existen diferentes tipos de amortización según el sistema de calcularlo que utilice el banco, aunque en la gran mayoría de casos se utiliza el pago mensual de las cuotas.

Estas cuotas de la amortización estarán compuestas por una parte de los intereses generados y otra parte del dinero que tenemos que devolverle al banco y se pagarán durante un plazo previamente acordado con la entidad.

¿Cómo calcular la amortización de un préstamo?

El cálculo de la forma de amortización lo da directamente la entidad al realizar una simulación del préstamo que queremos contratar. El cálculo de la amortización vendrá dado en la tabla de amortización del contrato, una tabla donde nos especificará:

  • Cuánto pagaremos cada mes hasta termina de reembolsar el crédito

  • Qué parte de intereses y qué parte de capital pagaremos cada mes

  • Cuánto nos quedará por devolver después del pago de cada mensualidad

Además, nosotros también podremos utilizar diferentes calculadoras y simuladores de préstamos para calcular el pago mensual de un préstamo. Estas calculadoras nos pedirán que indiquemos la cantidad que queremos pedir, el plazo en el que lo queremos devolver y las comisiones u otros gastos asociados a la contratación del préstamo. Con esta información podremos calcular cuánto pagaremos cada mes y en total por cada crédito que nos interese solicitar.

¿Cómo calcular el pago mensual de un préstamo?

Descubre aquí cómo calcular tu préstamo y saber cuánto pagarás en total.

¿Qué formas de amortizar un préstamo son las más comunes?

La amortización de los préstamos personales significa la devolución del dinero prestado por el banco junto con los intereses devengados. Esta amortización podrá ser de diferentes tipos según en cómo paguemos los intereses y el dinero que nos han prestado.

Qué es el sistema francés de amortización

El sistema de amortización francés es el que se utiliza en la gran mayoría de los préstamos bancarios en España. Consiste en el reembolso del dinero del préstamo con cuotas mensuales periódicas de la misma cantidad cada mes donde se paga una parte de capital y otra de interés en cada mensualidad.

La principal particularidad de este sistema es que al principio se empieza abonando una mayor parte de intereses y, a medida que va pasando el tiempo, la tendencia se invierte y se acaba pagando una fracción mucho mayor de principal que de intereses.

Qué es el sistema alemán de amortización

No es un método muy común para amortizar créditos rápidos, aunque es el segundo más utilizado en España. Al igual que el francés, se reembolsa el dinero del préstamo en cuotas periódicas mensuales compuestas por una parte de capital y otra de intereses.

No obstante, cada mensualidad será distinta, siendo la primera la de cantidad más alta, ya que la parte del capital a devolver se mantiene constante, pero se pagan más intereses al comienzo del crédito y, paulatinamente, se va bajando la cuota a medida que tengamos que pagar menos intereses.

Qué es el sistema americano de amortización

Es el sistema menos utilizado de los tres que existen. Esta forma de amortización es más común en los préstamos para empresas que en los préstamos para particulares.

En este caso solo se realiza el reembolso de los intereses en cuotas periódicas mensuales, que generalmente serán de la misma cantidad todos los meses, y el dinero prestado se devolverá en total en la última cuota.

Diferencias entre los tres tipos de amortización de créditos

Entre los tres tipos de sistemas de amortización de préstamos que hemos visto, en la siguiente imagen podemos de manera más gráfica y simple una representación de cómo se reembolsaría un crédito con cada uno de estos sistemas:

diferencias sistemas de amortizacion de creditos

¿Qué es la amortización anticipada de un crédito?

Otra forma de devolver el préstamo es a través de una amortización anticipada, que significa devolver el crédito antes de tiempo acordado en el contrato del crédito. Esta forma de reembolso es un derecho por ley y que podremos ejercer si así lo deseamos.

Realizar una amortización anticipada nos permite devolver una parte o el total del dinero que debemos a la entidad. Su ventaja principal es que evitamos pagar los intereses que se generen sobre el dinero que hemos devuelto antes de tiempo.

Existen dos tipos de amortización anticipada

  • Total: devolveremos la totalidad del dinero que nos queda pendiente y el préstamo se dará por finalizado.

  • Parcial: devolveremos una parte más o menos grande del dinero que nos queda por reembolsar. Con esta opción podremos elegir si mantenemos el plazo de reembolso original y así la cuota mensual sería más baja o, mantenemos la mensualidad de la misma cantidad y acortamos el plazo.

Por ley los bancos podrán cobrarnos una comisión por la amortización anticipada del préstamo, pero esta comisión no podrá ser superior a:

  • 1% si el plazo para terminar de devolver el crédito es superior a los 12 meses (10€ por cada 1.000€ que nos queden por devolver)
  • 0,5% si el plazo para terminar de devolver el crédito es menor a los 12 meses (5€ por cada 1.000€ que nos queden por devolver)

¿Qué pasa si amortizo un préstamo antes de tiempo?

Dependerá del tipo de amortización anticipada que elijamos:

  • Amortización anticipada total: el préstamo ya se ha terminado de pagar, cancelaremos la deuda y ya.

  • Amortización anticipada parcial: tenemos una deuda menor y podremos elegir entro:

    • Mantener la misma cuota mensual que pagábamos hasta ahora y acortar el plazo. Esta opción nos permitirá terminar de pagar antes y, como los intereses se generan sobre el tiempo pasado, pagar menos intereses.

    • Reducir la cuota mensual que pagábamos y mantener el mismo plazo. Esta opción nos permitirá tener que pagar menos cada mes y terminar de devolverlo en el plazo que habíamos planeado desde el principio.

Video respuesta: ¿Es mejor reducir cuota o plazo de mi préstamo?

La experta en financiación de HelpMyCash nos da las claves para saber qué es mejor según nuestra situación financiera, si acortar el plazo y pagar más cada mes o tener una mensualidad más baja a costa de alargar el tiempo durante el que reembolsamos el crédito.

Ejemplos de amortización de un préstamo

El plazo de amortización de un préstamo que elijamos es vital para ahorrar en intereses. Generalmente al elegir financiación nos centramos en la cuota mensual a pagar, para que sea baja, sin darnos cuenta de que eso hará que el plazo sea más largo. Con un plazo más largo, se generarán intereses durante más tiempo, por lo que acabaremos pagando más por el mismo crédito.

Para verlo de manera más simple, en la siguiente tabla podemos ver cómo en un préstamo de la misma cantidad y coste cómo cambia el coste total según el plazo que elijamos.

  Ejemplo 1 Ejemplo 2 Ejemplo 3
Cantidad 10.000€ 10.000€ 10.000€
Coste 8% 8% 8%
Plazo 3 años 5 años 10 años
Mensualidad 313€/mes 203€/mes 121€/mes
Intereses totales generados 1.281€ 2.180€ 4.559€
Total a pagar 11.281€ 12.180€ 14.559€

La clave para pagar menos al amortizar nuestra préstamo es elegir la cuota más alta que podamos pagar sin desequilibrar nuestra economía y así acortar el plazo de amortización lo máximo posible.

La clave para pagar elegir la cuota de devolución correcta es tener en cuenta nuestros ingresos y gastos mensuales. Como guía el Banco de España aconseja dedicar un máximo del 35% de nuestros ingresos netos a devolver el crédito. Así, si cobramos 1.000 euros netos al mes, no deberíamos dedicar más de 350 euros a amortizar los préstamos.