¿Vas a contratar una hipoteca? Así puedes protegerte de la nueva crisis económica

Cómo proteger tu hipoteca

Contratar una hipoteca conlleva siempre un riesgo, pues no deja de ser una deuda que se contrae a muy largo plazo. Y este aumenta todavía más en crisis económicas como la que nos ha tocado vivir por culpa de la pandemia de covid-19. La pregunta, por lo tanto, es obligada: ¿cómo podemos reducir las probabilidades de tener problemas en el futuro? En este artículo damos varios consejos que nos ayudarán a evitar posibles impagos que podrían derivar en sanciones o hasta en un embargo de la vivienda.

Cumple los requisitos de los préstamos hipotecarios

Lo primero que debemos hacer antes de pedir una hipoteca es analizar nuestra propia situación financiera. En concreto, tenemos que asegurarnos de cumplir todos los requisitos de solvencia que los bancos suelen exigir: contar con estabilidad laboral, con unos buenos ingresos, con poca o ninguna deuda, con ahorros…

En un contexto como el actual, es más importante que nunca disponer de unos ingresos que nos permitan ahorrar un dinero cada mes, pues quizás tengamos que usarlos si pasamos por una época de vacas flacas. También es imprescindible contar con un colchón de ahorros para la misma finalidad, así que no es aconsejable gastarlos todos en la compra de la vivienda.

Además, como es lógico, tendremos menos probabilidades de caer en el impago del préstamo hipotecario si nuestro trabajo es estable. En ese sentido, los empleos más seguros son los de los sectores menos afectados por el coronavirus.

¿Asegurar la hipoteca contra los impagos vale la pena?

Cumplir todos esos requisitos, sin embargo, no nos blinda totalmente ante los problemas financieros. Y es que siempre se pueden dar situaciones imprevistas que nos impidan hacer frente a los pagos de nuestra hipoteca, lo que derivaría en sanciones y, en el peor de los casos, hasta en el embargo de nuestra vivienda.

Ante esa posibilidad, hay clientes que se plantean la opción de vincular un seguro de protección de pagos al crédito para la vivienda. Con este producto, la aseguradora nos pagará las cuotas si nos quedamos en paro o incapacitados temporalmente, pero hay dos aspectos importantes que debemos tener presentes:

  • Son caros: su coste anual suele superar los 400 euros y, además, en muchos casos hay que pagarlos a prima única (varios años por adelantado). Hay bancos que nos rebajarán el interés si contratamos su seguro, pero la bonificación no siempre sale a cuenta.
  • La cobertura tiene límites: en general, se cubre el pago de un máximo de 12 cuotas, con un importe máximo de entre 1.000 y 2.000 euros para cada una.

Con esto en mente, tendremos que valorar si vale la pena ligar nuestra hipoteca a una de estas pólizas o si es mejor ahorrarnos su coste.

Recuerda: no hay ejecución hipotecaria hasta el 12º impago

En cualquier caso, si cualquier imprevisto nos impide abonar las cuotas de nuestro préstamo hipotecario, debemos tener claro que el embargo no será automático. La actual regulación establece que el banco no puede ejecutar una hipoteca hasta alcanzar los siguientes límites:

  • Un mínimo de 12 mensualidades impagadas (o un equivalente al 3% del capital original de la hipoteca) si la demora se produce durante la primera mitad del plazo.
  • Una demora mínima de 15 cuotas (o el equivalente al 7% del capital original) si el impago se produce durante la segunda mitad de la vida del crédito.

Sin embargo, no es nada recomendable dejar de pagar las cuotas, pues en estos casos los bancos aplican intereses y comisiones de demora que aumentarán la deuda pendiente.

Así, si no podemos hacer frente a nuestra hipoteca, es aconsejable que nos dirijamos de inmediato al banco para intentar encontrar una solución. En la siguiente guía gratuita explicamos qué medidas podemos tomar para evitar un impago:

Autor: Miquel Riera


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o la inmobiliaria par vender tu piso. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *