contraseña debil en productos financieros

A día de hoy, a pesar de las miles de advertencias que recibimos, el 90% de las contraseñas en el mundo digital son vulnerables. De hecho, más de 23,2 millones de cuentas hackeadas tenían la contraseña “123456” de acuerdo con un estudio del Centro Nacional de Ciberseguridad del Reino Unido (NCSC). Esto es lo que pasó a unas cuentas de criptomonedas y que se percató un equipo de expertos de Independent Security Evaluators al realizar un control rutinario en uno. El ladrón había “probado suerte” con las contraseñas de varias cuentas de criptomonedas y, por ser fáciles y consecuentemente débiles, había transferido todos los Ethereum a su cuenta.

El ‘modus operandi’ del ladrón de criptomonedas

Al contrario de lo que todo el mundo piensa – que estos ciberdelincuentes utilizaron sofisticados métodos de programación – lo cierto es que este ladrón simplemente probó suerte con las contraseñas más comunes utilizadas en el mundo online.

El ciberdelincuente en cuestión simplemente tuvo que encontrar las cuentas con las contraseñas más débiles y probar hasta tener acceso. Una vez podía acceder a las cuentas, simplemente realizó transferencias desde estas cuentas hacia la suya propia. Tras las comprobaciones de los expertos en ciberseguridad, se dieron cuenta de que había instalado alguna clase de fórmula para transferir cualquier ingreso hecho a algunas de las cuentas hackeadas de manera automática e inmediata hacia su cuenta.

Con este modus operandi este hacker amasó una fortuna de 37.926 Ethereum (ETH), lo equivalente a 54.343.407 dólares a fecha de enero de 2018.

La moraleja de este ciberrobo

La moraleja es clara y simple: no utilices contraseñas fáciles. El director del Centro Nacional de Ciberseguridad del Reino Unido, Ian Levy, aconseja utilizar, al menos, tres palabras aleatorias y sin conexión entre ellas para cada contraseña. Además, nunca es recomendable utilizar la misma para más de una cuenta.

La seguridad en productos financieros

Este problema no solo se da en las cuentas de inversión en criptomonedas, sino también en las contraseñas de cualquier cuenta que pueda contener información comprometida y relevante, tanto en finanzas como en cualquier otro sector.

Además, no solo afecta al mundo digital. En el caso de las tarjetas bancarias el código pin de cuatro números también es un factor de riesgo y un caramelo para muchos ladrones. De acuerdo con un estudio de Nick Berry, analista de datos en Facebook, los números pin en las tarjetas bancarias más comunes fueron “1234”, “1111” y “0000”. Solamente probando tres veces, cualquier caco podría conseguir el pin de más de la mitad de las tarjetas bancarias.

Así que en cuanto terminemos de leer este artículo es momento de revisar todas nuestras cuentas bancarias y tarjetas y cambiar las contraseñas a unas realmente seguras.


Autor: Agustina Battioli


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.