Nos pasamos la vida eligiendo, desde que nacemos hasta que morimos. Pero conforme nos vamos haciendo adultos hay elecciones que pueden ser más complicadas que otras, sobretodo cuando afectan a nuestra economía. Si necesitamos liquidez urgente y nuestro banco no nos concede una tarjeta de crédito, el sector privado nos ofrece dos vías diferentes de financiación: los minicréditos y las líneas de crédito. Sin embargo, dependiendo de nuestras necesidades económicas y del tiempo que necesitemos para devolver el dinero deberemos optar por uno u otro producto. Desde HelpMyCash.com explicaremos cuándo saldrá más a cuenta decantarnos por un pequeño préstamo o una línea de crédito privada.

Los minicréditos, pensados para contratar a corto plazo

Una de las principales características que diferencian a los minicréditos de las líneas de crédito es el plazo. Los primeros, al presentar un elevado tipo de interés, delimitan su tiempo de devolución a un mes. Mientras que las líneas de crédito pueden ampliar el retorno hasta los 48 meses (dependiendo del producto contratado).

Y es que si contratamos un minicrédito de 300 euros (importe máximo para nuevos clientes) a un 1,1% diario (tipo de interés medio) y a devolver en el plazo estipulado, deberemos pagar por el producto:

  • Coste de los intereses: 100,25 euros
  • Coste total del préstamo: 400,25 euros

Aun así, si contratamos una línea de crédito y decidimos gastar el mismo importe (plazo de devolución de un mes), a un tipo de interés del 0,27% diario más la respectiva comisión por disposición, el coste de nuestra financiación será de:

  • Coste de los intereses: 25 euros
  • Coste de la comisión por disposición: 37,5 euros
  • Coste total del préstamo: 362,50 euros

Como hemos podido comprobar, aunque los minicréditos estén pensados para ser devueltos en un mes, las líneas de crédito siguen siendo más baratas. Por ello y por la competencia que recibe el sector de los mini préstamos, empresas como Vivus han decidido ofrecer el primero de sus préstamos al 0% TIN (0% TAE), es decir, no tendremos que pagar nada por su financiación.

¿Qué pasaría si decidiésemos alargar el plazo?

Imaginemos que ya hemos solicitado algún mini préstamo, por lo que podremos conseguir un crédito, por lo general, de hasta 1.000 euros. Con estos nuevos datos, el coste a devolver el mini crédito en un mes ascendería a:

  • Coste en intereses: 334,17 euros
  • Coste total: 1334,17 euros

Sin embargo, llegado el momento de pagar nuestra economía ha sufrido un nuevo contratiempo, por lo que hablamos con la empresa para alargar el plazo de devolución cinco meses más (seis meses en total). Al realizar esta operación deberemos tener en cuenta que nos cobrarán un interés por demora del 1% diario.

  • Cuota mensual: 406,19 euros
  • Coste de la financiación: 1.437,13 euros
  • Coste total del préstamo pasados los seis meses: 2.437,13 euros

Como hemos podido comprobar, si nos surge un imprevisto puntual y nuestra situación económica nos impide abordar el pago de golpe, contratando una línea de crédito en vez de un minicrédito podremos ahorrar alrededor de 1.000 euros. Eso sí, no podemos olvidar que en muchas ocasiones son las mismas empresas las que nos ofrecen ambos productos y dependiendo de nuestro perfil estarán dispuestas a asumir más o menos riesgo a la hora de concedernos un préstamo.

Si nos encontramos en esta situación, una buena opción de línea de crédito es Ferratum. Con esta empresa podremos conseguir los 1.000 euros que necesitamos y devolverlos en un plazo de entre uno y 26 meses, con la ventaja de poder disfrutar de la primera disposición gratuita.


Autor: Patricia Sendra


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.