mini prestamos

Son rápidos de conseguir, no exigen grandes requisitos y son sencillos de comprender. Estas características hacen de los minicréditos una opción para conseguir dinero muy socorrida por aquellos que deben afrontar un gasto urgente e imprevisto. Sin embargo, aunque una de sus ventajas sea la transparencia, hay ciertos elementos a los que debemos atender antes de solicitar uno para que después no surjan sorpresas. Repasamos los tres más importantes.

¿Qué debemos tener en cuenta antes de pedir un minicrédito?

Para tener claro en qué aspectos fijarnos antes de solicita este tipo de préstamos, será necesario hacernos las siguientes preguntas.

¿Puedo conseguirlo gratis?

Como ya hemos dicho, los intereses generados en los minicréditos son altos: por 100 euros a devolver en 30 días podemos tener que pagar unos 30 o 35 euros. Una forma de evitar estos gastos es buscar prestamistas que ofrezcan un primer mini crédito gratis, es decir, al 0% TAE. Solo tendremos que devolver el importe solicitado en el momento acordado. Una de las empresas que permite esta opción es Vivus. En su caso, podemos conseguir hasta 300 euros gratis en nuestro primer minicrédito.

¿Podré pagarlo?

Está claro que las cantidades que se pueden conseguir a través de los minicréditos no son muy grandes. De hecho, suelen moverse entre los 50 y los 1.000 euros, como mucho. Pero el plazo también es muy pequeño. En un mes, como mucho, tendremos que devolver el importe del crédito de golpe. De no hacerlo a tiempo tendremos que hacer frente a costes de aplazamiento o de demora. Por tanto, es muy importante tener la seguridad de que podremos devolver el crédito dentro del plazo de reembolso acordado.

¿Es la solución financiera ideal?

Que sea la forma de financiación más accesible no significa que sea la mejor. Como en todo, depende de la situación habrá opciones más o menos recomendables. Los minicréditos debemos evitarlos para pagar gastos regulares y habituales, para afrontar costes que no son urgentes y, por supuesto, no puede ser nuestra forma de financiación habitual. Sí serán una elección inteligente para imprevistos económicos que necesitan una respuesta inmediata cuando no tenemos liquidez suficiente para hacerle frente.

Los minicréditos, una opción muy transparente

Tal y como hemos dicho anteriormente, la transparencia es una de las virtudes de los minicréditos. Desde un primer momento sabremos qué tendremos que pagar, en qué plazos y de qué forma. No tiene comisiones de apertura o estudio y tampoco exige la contratación de productos vinculados. Pedimos una cantidad determinada y el día acordado devolvemos ese dinero con los intereses que se hayan generado. Así de sencillo.


Autor: Adrián Pérez


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.