Hipotecas con interés negativo

El presidente de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), José Manuel Campa, ha dicho en el Parlamento Europeo que debe aplicarse un interés negativo en una hipoteca si la suma del diferencial más el euríbor da un valor inferior al 0%. Según el periódico Cinco Días, preguntado por el eurodiputado de Ciudadanos Luis Garicano, el mandatario ha invitado a la banca a respetar los contratos “si no hay restricciones legales”, lo que abre la puerta a que las entidades paguen intereses al cliente en caso de que se dé este escenario.

Un tipo de menos del 0% es válido si la ley no lo prohíbe

Hasta ahora, las entidades españolas han optado mayoritariamente por aplicar un interés del 0% cuando el euríbor y el diferencial de una hipoteca han sumado un interés negativo. Su argumento es que no tiene sentido que sea el banco el que pague por un préstamo (aunque es algo que ya pasa en países como Dinamarca).

El presidente de la EBA, sin embargo, afirma que la banca sí debe aplicar ese interés de menos del 0% si en el país no existe una restricción legal. En España, los tipos negativos en las hipotecas están prohibidos desde el 16 de junio de 2019 sin retroactividad, así que los que firmaron su contrato antes de esa fecha sí podrían “cobrar” intereses.

Hay que decir, eso sí, que este criterio no se podría aplicar si la escritura del préstamo en cuestión tiene incorporado un interés mínimo (del 0%, equivalente al diferencial, etc.). Ese suelo solo se podría eliminar si el banco lo incluyó en el contrato con falta de transparencia.

¿Cómo se aplicaría un interés negativo en una hipoteca?

Así las cosas, ¿qué deberían hacer los bancos a partir de ahora si una hipoteca, tras revisarse, tiene un interés negativo? Estos serían los posibles escenarios:

  • Descontar esos intereses del capital a pagar, lo que se traduciría en una rebaja de las cuotas mensuales.
  • Ingresar el interés devengado en una cuenta del cliente, con periodicidad mensual o anual. Se trata del escenario menos probable.

En general, los hipotecados que podrían disfrutar de esta ventaja serían los que contrataron su crédito entre los años 2005 y 2010. En esa época, los diferenciales eran de entre el 0,20% y el 0,50%, así que con el euríbor actual (-0,415% en septiembre de 2020), su interés debería ser negativo después de la revisión.

Hay que decir, eso sí, que la suma de dinero que el banco debe pagar en intereses es muy baja. En primer lugar, porque esas hipotecas se encuentran ya muy avanzadas, así que por el sistema francés, la parte que se abona en intereses es más reducida. Y en segundo lugar, porque los tipos negativos son de solo unas pocas décimas.

Según nuestros cálculos, para una hipoteca de 150.000 euros a 25 años firmada en 2005 con un interés de euríbor más 0,35%, la suma que el banco tendría que pagarle al cliente sería de poco más de cinco euros al mes.


Autor: Miquel Riera


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.