miniprestamos rapidos

En cualquier momento puede surgir un hecho excepcional que provoque que necesitemos un préstamo inmediato. Afortunadamente, el sector prestamista de hoy en día tiene un abanico de posibilidades esperándonos si nos surgiera cualquier tipo de urgencia. Para este tipo de situaciones, los créditos urgentes te aseguran recibir dinero rápido en tu cuenta en cuestión de minutos. Tanto la solicitud como la concesión de estos préstamos se realizan con celeridad y completamente por Internet. Uno de los productos más habituales para conseguir dinero rápido, con los que podremos recibir hasta 1.000 euros en cuestión de minutos con apenas rellenar un formulario.

¿Cuánto cuesta realmente obtener un crédito con rapidez?

Afortunadamente, hay una amplia oferta en cuanto a productos financieros se refiere, de modo que tendremos dónde elegir. El coste de cada tipo de crédito dependerá de sus características, muy dispares unas de otras. Para empezar, los minicréditos rápidos tienen un coste medio del 1,1 % diario. Así pues, un préstamo de dinero rápido de 100 euros generaría unos 33 euros de intereses a lo largo de un mes. Aunque todos los productos financieros suelen compararse por la TAE, en este caso no es aconsejable, ya que este tipo de préstamos duran un mes y la TAE es una medida anual.

Estos créditos rápidos suelen reembolsarse en una cuota única al final del plazo acordado, es decir, se devuelve el total del capital solicitado junto a sus intereses. Si seguimos el hilo del ejemplo anterior, deberíamos pagar una totalidad de 133 euros. Como es lógico, el coste variará de un préstamo a otro en función de ciertos factores, como la cantidad o el plazo de reembolso escogido. Aquí algunos de los minicréditos más destacados:

Prestamista Importe Coste de 100 € cada 30 días Edad mínima Me interesa
Vivus   Entre 50 € y 1.000 €  28 € (el primero gratis) 21 años
Wonga  Entre 50 € y 300 €  29 € (el primero gratis) 18 años
 ¡QuéBueno!  Entre 1 € y 300 €  27 € (descuento del 10 % con el código «helpromo17»)  18 años

Para necesidades de mayor importe quizá sea mejor pensar en un préstamo personal, cuyos intereses anuales son mucho menores. Estos intereses se calculan a través del TIN y suele moverse en torno al 8 %. Sin embargo, lo adecuado es tener en cuenta la TAE en este tipo de préstamos, ya que incluye otras posibles comisiones o gastos añadidos. De todas maneras, estos préstamos personales son algo más largos de gestionar, de modo que no son la mejor opción si necesitamos dinero rápido.

¿Tengo que rellenar mucho papeleo para conseguir el dinero rápido?

No. Nada más lejos de la realidad. Una de las grandes ventajas de los créditos rápidos es que tan solo deberemos rellenar una solicitud, con eso será suficiente. Y tan pronto como el prestamista nos la apruebe, se realizará inmediatamente la transferencia a nuestra cuenta.

De todas maneras, se dan ocasiones en las que el dinero tarda hasta 48 horas en llegarnos. El motivo no es la inoperancia de los prestamistas, sino más bien al tiempo de espera de las transferencias en sí. Si las cuentas de salida y entrada no coinciden en la misma entidad bancaria, el traspaso de dinero puede tardar varias horas en hacerse efectivo. En cambio, las transferencias entre los mismos bancos se hacen efectivas en minutos. De modo que, en función de la urgencia, será un factor a tener en cuenta a la hora de escoger la empresa.

La olvidada alternativa de las tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito son uno de los productos financieros más conocidos por los clientes de banca. Actualmente es uno de los métodos de pago más comunes, ya que nos permiten no llevar dinero en efectivo encima. De modo que si ese evento inesperado no llega de inmediato, una alternativa interesante son las tarjetas de crédito. Son una buena manera para conseguir dinero rápido y fácil para costear imprevistos más altos de lo habitual, porque nos permiten pagar más adelante, generalmente a inicios del mes siguiente.

Uno de los factores claves de la tarjeta de crédito es que no guarda complicaciones, ya que es un proceso muy simple. Sin embargo, es importante tener en mente que pueden pasar hasta dos semanas desde que solicitamos la tarjeta de crédito hasta que la tenemos en nuestro poder, y el motivo es que recibiremos la tarjeta física por correo convencional. La fórmula de devolución puede ser tanto fraccionada como en su totalidad, en función de lo que se acuerde con el banco. Si elegimos pagar el capital en su totalidad a comienzos del mes siguiente no nos cobrarán intereses. Si lo pagamos en cuotas mensuales, los intereses oscilarán alrededor del 24 % TAE.


Autor: Óscar Tejedor


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.