Ante tanta oferta de créditos personales es difícil saber cuál nos conviene y cuáles tienen las mejores ofertas. El auge de los préstamos personales concedidos por prestamistas privados se debe a que, por la crisis que nos afecta desde hace ya varios años, los bancos no están tan dispuestos como antes a conceder financiación y, para acceder a estos préstamos, los requisitos son muy exigentes. Durante este tiempo de sequía de créditos bancarios los prestamos personales privados crecieron y proliferaron, concediendo préstamos a personas con un perfil de riesgo algo más elevado de lo habitual, como personas sin nómina o que están inscritas en ficheros de morosos.

Diferencias de los créditos personales bancarios y privados

A continuación explicamos las principales diferencias de cada tipo de préstamo. Dependiendo de nuestra situación y nuestro perfil podremos valorar si nos conviene solicitarlo a un banco o a una entidad privada:

Precio

Las entidades privadas siempre han sido conocidas por aplicar unos intereses más altos que los bancos. Esto se debe a que estas empresas suelen correr más riesgos al conceder créditos que las entidades bancarias hubiesen rechazado.
Hoy en día los prestamistas privados han evolucionado y ya ofrecen créditos personales que rivalizan con los bancos, como el crédito proyecto de Cofidis, que ofrece hasta 15.000 € al 6,49 % TAE para cualquier finalidad.

Concesiones

Los prestamistas conceden un mayor número de créditos personales que los bancos. Los intereses suelen ser más altos pero sus requisitos son más laxos que aquellos de los préstamos bancarios y personas que no tienen nómina o han sido inscritos en ficheros de morosos pueden acceder a créditos gracias a las entidades privadas.

Rapidez

Los créditos personales bancarios suelen tardar semanas en aprobar nuestro préstamo; en cambio los prestamistas privados se distinguen por su rapidez, incluso concediendo cantidades elevadas podemos tener el dinero en nuestra cuenta en 48 horas desde la aprobación del préstamo.

Impagos

Si un cliente no puede seguir haciendo frente a la cuota mensual acordada, los bancos suelen dar avisos antes de tomar otras medidas más radicales y, por lo general, están abiertos a renegociar las cuotas para hacerlo más accesible para el prestatario. Los prestamistas privados suelen ser más exigentes a la hora de los pagos. En algunos casos se conceden prórrogas aunque dependerá de cada prestamista.

 

Teniendo en cuenta cuándo necesitamos nuestro dinero, cuánto dinero queremos pedir o si estamos en algún “grupo de riesgo” como estar inscritos en ASNEF o estar cobrando el paro podemos valorar si es mejor solicitar un préstamo a una u otra entidad.


Autor: HelpMyCash


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.