El término crédito es una palabra genérica designada para englobar varios servicios financieros, tales como créditos bancarios o tarjetas de crédito. Sirven para adquirir productos y servicios, y nos dan la posibilidad de ir devolviendo el dinero a plazos, con unos intereses añadidos. Es un producto que puede sacarnos de muchos apuros y resulta muy útil en determinadas ocasiones, sin embargo, hay que saber utilizarlo de manera adecuada. Para ello es importante, también, que conozcamos nuestros derechos. Y para ello, desde HelpMyCash, os traemos la última decisión de la Unión Europea al respecto.

5 derechos clave

La UE ha aprobado recientemente la Directiva de créditos al consumo y la ha incluido en la legislación de los Estados Miembros, garantizando con ello una serie de derechos clave para los usuarios de este método de financiación. De esta manera, los consumidores estarán preparados a la hora de solicitar un préstamo y protegidos si se presenta algún tipo de problema. En esta Directiva se encuentran los cinco derechos clave que hemos de conocer sobre los créditos al consumo:

  • Derecho a una publicidad transparente sobre el crédito. Todos los anuncios de créditos al consumo en los que figure el tipo de interés o el coste del crédito deben incluir determinada información para facilitar la comparación entre las ofertas, encontrando las mejores condiciones. Deben existir ejemplos.
  • Derecho a información precontractual. Los prestamistas están obligados a proporcionarnos toda la información fundamental antes de firmar ningún contrato. Esta información vendrá en un documento, que presentará un mismo formato para todos, denominado Información normalizada europea sobre créditos al consumo.
  • Derecho a recibir información clave y presentada de manera clara en el contrato.  Siempre tenemos el derecho indispensable de recibir una copia de cualquier documento que hayamos firmado. El lenguaje del contrato de un crédito debe estar redactado de manera clara y concisa. Deben aparecer los detalles sobre el tipo de crédito, el importe total a devolver y la tasa anual equivalente (TAE).
  • Derecho de desistimiento. Si por algún motivo estamos dudando del préstamo que acabamos de firmar, no hay ningún problema. La Directiva de créditos al consumo nos garantiza un plazo de 14 días para desistir y devolver el dinero. También deberemos devolver los intereses y las comisiones no reembolsables que el proveedor del crédito ha abonado ya.
  • Derecho al reembolso anticipado de los créditos al consumo. También tenemos esta opción garantizada por la UE, con la anotación de que no tiene por qué ser gratuito este servicio, ya que algunos prestamistas quieren ser compensados por su pérdida de ingresos. La comisión de pago, en caso de existir, no suele super el 1% del importe devuelto. Además, no puede superar el importe total de los intereses que habríamos pagado si no hubiéramos realizado el pago anticipado.

Otros derechos

A parte de los derechos clave, la UE ha establecido otros que nos serán muy útiles cuando queramos solicitar créditos al consumo:

  • Derecho a que evalúen nuestra capacidad de solvencia.
  • Derecho a recibir información si solicitamos un crédito y se nos deniega debido a datos existentes en una base de datos sobre solvencia, a menos que no se ajuste a la legislación nacional de protección de datos.
  • Derecho a recibir información sobre cualquier cambio que se produzca en el tipo deudor.
  • Derechos especiales relativos a un descubierto, como el derecho a estar informado sobre cambios en la prestación.
  • Derecho a recibir información sobre la cesión de derechos a terceros y a no verse perjudicado por ello.
  • Derecho a recibir información si sobrepasamos el límite del crédito y a ser notificados de cualquier coste relacionado.
  • Derechos específicos a recibir información a la hora de tratar con un intermediario crediticio.

¿Qué tipo de créditos al consumo quedan fuera de la Directiva?

La Directiva se aplica a la mayoría de los contratos de créditos al consumo cuyo valor se sitúa entre 200 y 75.ooo euros. Sin embargo, existen determinados casos en los que no se aplicará. Son los siguientes:

  • Garantizados con una hipoteca
  • Celebrados para adquirir un terreno o inmueble
  • Relativos a un arrendamiento sin obligación de compra o un arrendamiento financiero
  • Concedidos libres de intereses, sin gastos o en forma de prestación de descubierto
  • Que sean el resultado de una resolución legal
  • Relativos al pago o la garantía de una deuda
  • Relativos a préstamos concedidos a un público restringido

Autor: HelpMyCash


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.