Cómo conseguir préstamos sin aval

conejos para conseguir un prestamo sin aval

Ahora es posible acceder a préstamos sin aval gracias a los cambios que ha experimentado el mercado financiero en los últimos años. Pese a la tendencia a la baja de los bancos a conceder créditos, la oferta y la variedad de préstamos ha crecido. En los bancos los préstamos sin aval no son tan fáciles de conseguir como en una empresa de capital privado, por eso a continuación detallamos las claves para conseguirlo.

¿Qué nos ayuda a conseguir préstamos sin aval?

1. Demostrar ingresos estables

Ser funcionario o tener antigüedad en nuestra empresa es muy valorado a la hora de conseguir un crédito. Y mucho más si nuestra nómina está domiciliada en el mismo banco donde ahora pedimos el crédito. A veces, aún sin tener nómina, es posible pedir un préstamo sin aval. Poder justificar unos ingresos estables como, por ejemplo, la prestación por desempleo es suficiente para solicitar un préstamo sin aval.

 

2. No ser moroso

Las personas que se encuentran inscritas en listas de morosos son inmediatamente descartadas en los bancos y también por la mayor parte de los prestamistas privados. Solo algunas empresas de capital privado prestan dinero a clientes en ASNEF.

 

3. Ampliar nuestra búsqueda de préstamos sin aval

Se debe pedir a más de un banco o prestamista a la vez. Mientras no firmemos nada se pueden solicitar varios préstamos sin aval. De esta manera conseguimos que no sólo aumentemos nuestras posibilidades de obtenerlo, sino que, en el caso de encontrarnos con varias ofertas, podremos escoger la que mejor se adapte a nuestras necesidades.

4. Tener la documentación preparada

Sobre todo si el préstamo sin aval se lo pedimos a un prestamista privado, es especialmente importante aportar la documentación pertinente en el momento que la soliciten. Estas empresas no conocen nuestro historial financiero como nuestro banco por lo que entre los requisitos es común que requieran un justificante de ingresos o un extracto bancario, así como otros documentos como el DNI.

5. Tener claras las condiciones

Aunque no tengamos aval los prestamistas tienen garantías de pago. Cuando firmamos un contrato de un préstamo personal sin aval, en caso de impago, responderemos con nuestros bienes presentes y futuros para hacer frente a la deuda contraída. También nos puede implicar que entremos en una lista de morosos o a un proceso legal para saldar la deuda.

Autor: HelpMyCash


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o la inmobiliaria par vender tu piso. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *