minicreditos online

Producto de la crisis, un montón de empresas privadas aparecieron para prestar importes pequeños a usuarios que necesitaban un dinero extra para afrontar gastos urgentes. Después de tantos años, el mercado está saturado de ellas, tanto que a veces cuesta decidir qué minicrédito elegir. Para facilitar un poco esta tarea, en este artículo repasamos 3 aspectos en los que fijarnos para poder tomar una decisión.

Coste, plazo e importe definen un minicrédito

Como es lógico, cada usuario tiene unas necesidades distintas cuando acude a solicitar financiación, o mejor dicho, la necesidad cuando solicitamos un minicrédito es (o debe ser) la misma: afrontar un gasto urgente. Lo que pueden cambiar son las circunstancias del solicitante. Por eso, cada uno le dará una importancia distinta a cada uno de los siguientes elementos que entendemos que son importantes para decidirnos por un préstamo u otro:

  1. El coste. Es la condición más obvia. Y es que en el caso de los minipréstamos toma especial importancia, ya que muchos ofrecen un primer minicrédito gratis, es decir, sin intereses de ningún tipo. Pasado el plazo correspondiente solo tendríamos que devolver el dinero que nos habían prestado en un primer momento. Si podemos conseguir un préstamo gratis, ¿para qué pagar por otro que incluye intereses?

Un ejemplo de este tipo de financiación gratuita es el Minicrédito de Préstamo10, con el que los usuarios de HelpMyCash.com tienen una oferta exclusiva con la que conseguir 200 euros gratis.

  1. El plazo. Por norma general, los minicréditos tienen un período de reembolso muy reducido. Suele llegar solo a un mes, algo que debemos tener en cuenta, puesto que tendremos que pagar todo el dinero prestado de golpe. Por eso es importante comprobar si un prestamista dispone de un plazo más largo, si eso incrementa su coste o si, una vez llegado el límite del tiempo, permite aplazar el pago y a qué coste.
  2. El importe. Al igual que en las primeras solicitudes en ocasiones podemos conseguir un minicrédito gratis, otra características de estos prestamistas es que, habitualmente, en la primera solicitud no podemos pedir más de 300 euros. Después, conforme pagamos sucesivamente y conforme dicta el acuerdo, podemos acceder a cantidades mayores. Sin embargo, hay algunas empresas de capital privado que permiten solicitar importes más altos desde un primer momento. Si necesitamos más de 300 euros, este dato tendremos que tenerlo en mente.

Otros de los aspectos que podemos tener  en cuenta para decidirnos son los costes de los intereses de demora, la velocidad de concesión o el tipo de atención al cliente que tiene la empresa, entre otros.

Un requisito fundamental antes de pedir financiación

Además de estas claves, tenemos que asegurarnos de una más: debemos confirmar que podremos devolver el minicrédito en el plazo acordado antes de solicitarlo. Los intereses de este tipo de financiación son muy elevados, por lo que un impago podría acarrear un incremento importante del saldo a devolver , además de suponer que nos inscribieran en un fichero de morosos. Para evitar que eso ocurra, debemos asegurarnos de poder paga el minicrédito.


Autor: Adrián Pérez


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.