¿Qué son las tarjetas de crédito mixtas?

Hasta ahora, lo más habitual era disponer de una tarjeta de débito para pagar las compras al momento y que el dinero se descontase directamente de la cuenta corriente, así como para sacar dinero gratis en cajeros y tener otra de crédito para pagar a fin de mes o a plazos. Dos tarjetas distintas con dos modalidades de pago distintas y dos códigos pines diferentes. Pero la banca ha encontrado una solución para que los clientes puedan seguir usando estas dos modalidades de pago sin llevar dos tarjetas encima: las tarjetas mixtas. 

Este tipo de tarjetas híbridas nos permiten pagar nuestras compras al momento, pero también a fin de mes sin intereses o en cuotas mensuales con intereses. Además, permiten sacar dinero a débito y a crédito en los cajeros automáticos. Una especie de dos en uno

También hay otro tipo de tarjeta mixta que solo nos permite pagar a fin de mes o mediante el sistema revolving. Su diferencia con las tarjetas de crédito tradicionales es que también ofrece la posibilidad de sacar dinero a débito en los cajeros automáticos. 

¿Qué ventajas tienen las tarjetas mixtas?

Las tarjetas híbridas tienen varias ventajas:

  • Una misma tarjeta se puede usar tanto para pagar a débito como para financiar compras en comercios, según las necesidades de cada momento.

  • Permiten sacar dinero en cajeros a débito sin pagar comisiones. 

  • Tienen una mayor aceptación, tanto en España como en el extranjero, ya que se pueden usar en comercios que habitualmente solo aceptan tarjetas de crédito, como empresas de alquiler de coches.

  • Solo hay que recordar un código pin, mientras que si se usa una tarjeta de débito y otra de crédito hay que memorizar dos.

Sin embargo, por muy cómodo que pueda resultar llevar una sola tarjeta en la cartera, puede ser un error. Es recomendable llevar encima al menos dos, por si una de ellas se pierde, la roban o deja de estar operativa. 

Tarjetas mixtas

¡Cuidado! Si no se usan correctamente, se corre el riesgo de financiar compras sin querer y de sobreendeudarse. Además, no debemos caer en el error de pagar a plazos por el simple hecho de llevar una tarjeta mixta que ofrece esta posibilidad, ya que luego se tendrá que devolver el dinero con intereses.

¿Cómo funcionan?

Su funcionamiento depende del banco que las comercialice, por lo que antes de usarlas es importante entender cómo funcionan y escoger el método de pago adecuado. Si no lo hacemos, podríamos empezar a financiar compras sin darnos cuenta, creyendo que estamos pagando a débito, con el sobrecoste que eso conllevaría. 

En algunos casos, se puede escoger la modalidad de pago (débito o crédito) en el mismo momento en el que se paga la compra, mientras que otras tarjetas permiten seleccionar un sistema de pago por defecto y luego decidir si una compra en concreto se quiere abonar de una manera distinta a través de la app del banco.

¿Qué bancos comercializan tarjetas híbridas?

Varios bancos comercializan tarjetas de crédito convencionales que se pueden utilizar para sacar dinero a débito en sus cajeros sin pagar comisiones. Sin embargo, son pocas las entidades que, a día de hoy, se han animado a lanzar una tarjeta mixta que permita tanto pagar a débito como a crédito. A continuación, una lista de las tarjetas de crédito mixtas disponibles actualmente en el mercado que admiten las dos modalidades de pago.

Tarjeta Combo Débito+ de Bankinter

Esta tarjeta tiene dos caras, una para pagar a débito y otra para pagar a fin de mes sin intereses o dividir el importe de las compras en cuatro partes pagando una comisión fija mensual de entre 1,5 euros y 12 euros al mes, en función del importe financiado. Cada cara tiene su propia numeración, por lo que en realidad son dos tarjetas en un mismo plástico. La Tarjeta Combo Débito+ de Bankinter tiene una comisión de emisión y de mantenimiento de 25 euros. 

¿Cómo funciona?

Es muy sencillo. Si introducimos la tarjeta en un datáfono, podremos escoger entre pagar a débito o a crédito, mientras que si usamos la tecnología contactless, la compra se descontará al momento de la cuenta corriente. En los comercios online, tendremos que teclear la numeración de la cara de la tarjeta con la que queramos pagar y en los cajeros, bastará con introducir la tarjeta y seleccionar si queremos sacar dinero a débito o a crédito. 

Tarjeta Inteligente de EVO Banco

Esta tarjeta mixta permite pagar las compras al momento, como si fuese una tarjeta de débito, o a fin de mes sin intereses o plazos con intereses, como si de una tarjeta de crédito se tratase. En este último caso, se puede escoger entre pagar una cuota fija cada mes o un porcentaje de la deuda. Esta tarjeta mixta también permite sacar dinero a débito en cajeros. La Tarjeta Inteligente de EVO Banco no tiene comisiones de emisión ni de mantenimiento. 

¿Cómo funciona? 

Podemos escoger una formar de pago predeterminada, que se puede cambiar cuando se necesite, y, además, cada vez que hagamos una compra decidir cómo pagarla a través de la app del banco. Por ejemplo, si hemos seleccionado por defecto el pago a débito, pero hacemos un gasto grande, podemos pagar a plazos únicamente esa compra.

Tarjeta MyCard de CaixaBank

Es una tarjeta híbrida que nos da la posibilidad tanto de pagar a plazos o a fin de mes como de liquidar las compras en dos días. Con la tarjeta MyCard de CaixaBank podemos ver al momento qué compras hemos hecho y el dinero se descuenta de nuestra cuenta corriente 48 horas después. También es posible personalizar el día de pago y liquidar la deuda, por ejemplo, cada semana o cada vez que se acumule cierta cantidad de dinero gastado. Además, con esta tarjeta se puede sacar dinero a débito gratis en los cajeros del banco. La tarjeta es gratuita el primer año si se solicita por Internet y también los siguientes si se cumple el programa Día a Día. 

La tarjeta MyCard de CaixaBank se ha hecho especialmente famosa tras la fusión de esta entidad con Bankia, ya que a los antiguos clientes del banco absorbido se les ha ofrecido esta tarjeta mixta como sustituta de su tarjeta de débito.

Tarjeta Dual de Caja de Ingenieros

La tarjeta mixta de Caja de Ingenieros permite pagar de forma inmediata las compras, a final de mes o hasta en 36 meses. Además, se puede usar para sacar dinero en cajeros a débito. 

¿Cómo funciona?

Si queremos pagar a débito con la Tarjeta Dual de Caja de Ingenieros, tan solo tendremos que usar el contactless. Si, por el contrario, introducimos la tarjeta en el datáfono, podremos escoger si queremos pagar a débito o a crédito. 

¿Por qué los bancos están comercializando tarjetas mixtas?

Hay varias entidades que comercializan tarjetas de crédito con las que se puede sacar dinero a débito de los cajeros automáticos y algunas han lanzado también tarjetas totalmente mixtas, que combinan el pago a débito y a crédito. Pero ¿por qué? Por un lado, son una innovación tecnológica que favorece la imagen de los bancos, que luchan por estar a la última, digitalizarse y hacer frente a las fintech.

Por el otro, permiten a los bancos colocar de forma masiva tarjetas de crédito a sus clientes. De hecho, algunas entidades están imponiendo estas tarjetas. Su estrategia es cobrar comisiones por la de débito y ofrecer gratuitamente únicamente una tarjeta mixta. De esta forma, sus clientes se ven obligados a contratarla para no pagar comisiones. Con esta maniobra, la banca consigue tener más clientes con tarjetas de crédito, lo que multiplica las posibilidades de que alguno acabe financiando una compra, una operación que les permite ganar dinero gracias a los intereses. 

Más sobre Tarjeta mixta