Tarjetas virtuales gratis: crédito y prepago

A continuación, te presentamos dos listados. Uno con las mejores tarjetas de crédito y otro con las mejores tarjetas prepago, perfectas para realizar compras online más seguras. Ten en cuenta que con la mayoría de las tarjetas bancarias podrás contar con el formato virtual, a través de los wallet de Apple pay, Google Pay o Samsung Pay. Es decir, al contratar cualquier tarjeta, podrás registrarla en tu móvil para poder emplear su versión virtual y realizar compras online o en aplicaciones (Uber Eats, Cabify, Just Eat...).

Tarjetas de crédito con seguros de protección de compras
#1

TAE

19,99 %

Ventajas

  • Devolución del 3% de tus compras
  • WiZink Extra: recupera dinero al pagar
  • Sin comisión de emisión ni mantenimiento
  • Sin cambiar de banco
Contratar
#2

TAE

21,79 %

Ventajas

  • Tarjeta de crédito sin cambiar de banco
  • Hasta 10.000 euros de límite de crédito
  • No cobra comisiones por retirada de efectivo en España y el extranjero
  • Permite pagar en 45 días sin intereses
  • Sin cuota anual
  • Sin recargo por cambio de moneda
Contratar
#3

TAE

19,99 %

Ventajas

  • Crédito de hasta 2.000€ al 7,50% TIN
  • Recupera dinero de tus compras con WiZink Extra
  • Gratis y sin cambiar de banco
  • Seguro gratuito de compra protegida
Contratar
#4

TAE

16,07 %

Ventajas

  • Pago aplazado desde el 16% TAE
  • 4% de descuento en Galp
  • Sin comisiones anuales ni condiciones
  • Vinculada a la Cuenta Clara
Contratar
#5

TAE

19,56 %

Ventajas

  • Descuentos de hasta 50% en tiendas
  • Ahorra hasta el 15% en Booking.com
  • Gratis siempre domiciliando la nómina
  • Vinculada a la Cuenta Nómina Open
Contratar
#6

TAE

19,00 %

Ventajas

  • Dos tarjetas y dos formas de pago en una
  • Más de 17.000 cajeros gratis
  • Paga con Apple, Google o Samsung Pay
  • Sin comisiones con la Cuenta Nómina
Contratar

Tarjetas prepago para compras online
#1
  • Compras en otras divisas sin comisión de cambio
  • Tarjeta prepago virtual y gratis
  • Recarga hasta 3.000€ al instante
  • Acceso a los descuentos de Openbank
Más info
#2
  • Sin comisiones por usarla fuera de España
  • Sin necesidad de abrir cuenta
  • Mantenimiento: 0€
  • Coste de las recargas: 0€
Más info
#3
  • Tarjeta prepago virtual
  • Hasta 600€ por recarga
  • Mantenimiento: gratis
  • Coste de las recargas: 0€
Más info
#4
  • Tarjeta prepago virtual
  • Hasta 1.650€ por recarga
  • Mantenimiento: 0€
  • Coste de las recargas: 0€
Más info
#5
  • Hasta 4 retiradas gratis en España y todo el mundo 
  • Permite pagar con el móvil a partir de 14 años
  • Sin comisiones adicionales por cambio de divisa
  • Vinculada a la Cuenta Rebellion
Más info

¿Qué es una tarjeta virtual?

Una tarjeta virtual es igual que una tarjeta bancaria.  Su funcionamiento es idéntico al de cualquier tarjeta, la única diferencia es que es puramente virtual, es decir, no cuenta con un soporte físico.

El titular de la tarjeta dispone de un número, una fecha de caducidad y un CVV que puede visualizar a través de la web o la app de la entidad emisora, pero no dispone de la tarjeta físicamente, algo que puede traer muchas ventajas, como la exención de gastos (el banco se ahorra el envío de la tarjeta y el plástico) y, además, podrás evitar su pérdida. 

Podemos distinguir entre dos tipos de tarjetas virtuales:

  • Tarjetas virtuales sin soporte físico, es decir, únicamente podremos usarlas desde la app del banco.
    • Actualmente las únicas tarjetas puramente virtuales en España son algunas tarjetas prepago.
  • Tarjetas físicas y digitales que podremos utilizar a través de la app del banco o de wallets (Apple Pay, Samsung Pay, Google Pay…).

La principal ventaja de este tipo de tarjetas es su comodidad, ya que su información está almacenada de forma segura en la app del banco y no es necesario llevarla encima, por lo que liberamos espacio de nuestra cartera.

¿Qué tipos de tarjetas virtuales existen?

Gracias al avance de las nuevas tecnologías y de las aplicaciones de los bancos prácticamente todas las tarjetas bancarias pueden contar con su versión virtual:

  • Tarjetas prepago virtuales
  • Tarjetas de débito virtuales
  • Tarjetas de crédito virtuales

¿Para qué sirven las tarjetas virtuales?

Este tipo de tarjetas bancarias virtuales sirven principalmente para realizar compras por Internet, ya que, al ser en su mayoría tarjetas prepago, las utilizaremos únicamente para este fin. Pero, en realidad, pueden usarse para comprar u operar como si de una tarjeta física se tratara:

  • Plataforma digitales (Uber, Netflix Spotify...)
  • Comercios online (Zara, Asos, Amazon.es...)
  • Comercios físicos, a través de Apple Pay, Google Pay o Samsung Pay
  • Sacar dinero con el móvil en cajeros que acepten extracciones sin tarjeta física

¿Cómo funcionan las tarjetas bancarias digitales?

El funcionamiento de las tarjetas virtuales es similar al de una tarjeta bancaria común, la única diferencia reside en que todo será realizado a través de la banca online o alguna aplicación de pago móvil.

Así, toda la información necesaria de la tarjeta para operar (el número de tarjeta, el CVV, la fecha de caducidad...) estará almacenado en el apartado "Tarjetas" de la banca online de nuestro banco y deberemos obtener los datos de ahí para:

  • Realizar una compra online, rellenando los campos del formulario de compra con los datos que encontramos en la banca online.

  • Asociarla a una app de pago móvil y utilizar nuestro teléfono de la misma manera que utilizaríamos una tarjeta física.

¿Cómo se usa una tarjeta una tarjeta virtual?

Con una tarjeta bancaria en formato digital podremos hacer compras tanto en comercios online como en comercios físicos. Te explicamos cómo a continuación:

como realizar compras online

  1. Entrar en la banca online

  2. Acudir a la sección "Tarjetas"

  3. Seleccionar la tarjeta virtual con la que queremos pagar

  4. Introducir los datos de la banca online en el formulario de compra

  5. Hacer clic en "Confirmar compra"

¿Cómo pagar en tiendas físicas con una tarjeta virtual?

De la misma forma que cuando pagas con tu móvil con tu tarjeta de siempre, que puedes tener en versión física o en versión virtual. Si nunca has pagado con tu móvil, en este vídeo te explicamos cómo hacerlo si, por ejemplo, eres cliente de CaixaBank.

Seguridad de las tarjetas bancarias para comprar online

Todas las tarjetas bancarias constan de unos mecanismos de seguridad, ya sean físicas o virtuales.

  • El código de verificación o CVV. Este código de tres dígitos se encuentra en el reverso de la tarjeta normalmente y es, probablemente, el dato más importante de los que aparecen en nuestra tarjeta. Sirve para verificar que la persona que usa la tarjeta cuando compra a distancia tiene realmente la tarjeta en su poder, ya que solo consta ahí.

  • Claves de seguridad de un solo uso. Hay tarjetas que ofrecen la posibilidad de enviar un código a un número de teléfono asociado a la tarjeta de crédito. En este caso, para cada compra se genera uno nuevo. Además, también pueden generarse para otras operaciones como transferencias. De esta forma, mientras tengamos el teléfono con nosotros, difícilmente podrán realizar la compra o el cargo a nuestra tarjeta.

Además de estas medidas propias de las tarjetas, hay bancos que nos ofrecen la posibilidad de exigir un código para compras de un importe mínimo que nosotros elijamos. También hay bancos que nos avisan mediante mensajes al móvil de gastos o movimientos que se hacen con nuestra tarjeta. Es habitual que el banco permita personalizar la seguridad de las tarjetas a través de la app.

¿Cómo crear una tarjeta virtual?, ¿cuándo me llega?

Puedes solicitar tu tarjeta virtual en la app o web del banco (si este ofrece ese tipo de tarjetas). En el apartado "Tarjetas", encontrarás todas las tarjetas que puedes contratar, entre ellas las llamadas cybertarjetas o tarjetas virtuales. Así se llaman las tarjetas virtuales en los principales bancos españoles y algunos bancos digitales:

  • Tarjeta Virtual BBVA
  • Tarjeta Cybertarjeta CaixaBank
  • Tarjeta Virtual e-Cash prepago Santander
  • Tarjeta Twyp de ING
  • Tarjeta Virtual Debit/Credit Openbank
  • Tarjeta Virtual de N26
  • Tarjeta Virtual de Revolut
  • Tarjeta Carné Joven Virtual de imagin

Una vez solicitada, ¿cuándo te llega? Técnicamente no llega. Si bien las tarjetas que incluyen un soporte físico nos llegarán por correo postal en un plazo aproximado de dos semanas, las tarjetas virtuales no tienen una copia en plástico, por lo que no tendremos que esperar a que llegue. Si se trata de una tarjeta prepago virtual, es posible que al momento de solicitarla puedas usarla, mientras que si es de crédito, tendrás que esperar a que el banco te confirme la concesión.

¿Cómo activo mi tarjeta bancaria virtual?

  1. Una vez contratada nos aparecerá en el apartado "Tarjetas" de la banca online.

  2. Seleccionar la nueva tarjeta.

  3. Hacer clic en la opción "Activar tarjeta".

¡Ya está! La tarjeta estará activa y operativa y podremos comenzar a utilizarla al momento. Eso sí, si se trata de una tarjeta prepago, deberemos recargarla con el dinero antes de usarla.

Si se trata de una tarjeta física que se puede utilizar de manera digital, llegará a través de una carta por correo y para activarla el proceso será idéntico, aunque también tendremos activarla en su formato físico en un cajero automático.

FAQ - Preguntas frecuentes sobre las tarjetas virtuales

A continuación, revelamos las respuestas a las preguntas más habituales sobre cómo funcionan las tarjetas virtuales.

Cualquier cosa. Desde comprar servicios o productos online o de plataformas digitales (tiendas de ropa, electrónica, plataformas de música o vídeo) hasta pagar en comercios físicos a través de tu teléfono móvil. Eso sí, será necesario que el establecimiento acepte pagos con contactless. Tan solo tendrás que acercar tu teléfono al datáfono.
Tendrás que acercar tu móvil al lector del cajero automático. Detectará tu tarjeta y ya podrás retirar efectivo, seleccionar el importe y confirmar la operación. Recuerda que deberás abrir el wallet de tu móvil o la app del banco y seleccionar la tarjeta.
Puedes ingresar dinero para gastarlo a través de tu tarjeta virtual desde la web del banco, la app, los cajeros u oficinas. Lo más cómodo y rápido es hacerlo desde tu área de clientes en la app o la página web de la entidad.