Los bancos colocan miles de bonos entre sus clientes minoristas en sus oficinas… ¡cuidado, no son depósitos!

Tema del artículo: Invertir en bonos
oficinas-de-banco

La gran banca está colocando miles de millones de euros en bonos entre sus clientes minoristas a través de sus oficinas. La última entidad que se ha subido al carro de la deuda para clientes particulares ha sido Banco Sabadell, que dentro de tres días empezará a comercializar un bono con una rentabilidad del 0,70% anual. El objetivo es colocar entre 500 y 1.000 millones de euros entre el 18 de febrero y el 26 de marzo. ¿Lo conseguirá? Teniendo en cuenta que CaixaBank colocó su última emisión de bonos estructurados en enero en solo 36 horas, todo parece indicar que hay demanda para invertir en este tipo de productos. Pero, cuidado, porque no son depósitos y sus riesgos son mayores.

Así es la oferta de bonos del Sabadell

Los bonos que el Sabadell empezará a comercializar el próximo lunes tendrán un plazo de tres años (la fecha de amortización final será el 28 de marzo de 2022). Los tenedores de los bonos percibirán un interés nominal anual del 0,70% pagadero cada tres meses. La oferta de 500.000 bonos ampliables a un millón, con un valor unitario de mil euros, está dirigida al «público en general», tal y como recoge el folleto de la emisión registrado en la CNMV. Los bonos podrán suscribirse por un importe mínimo de mil euros y máximo de diez millones en cualquiera de las oficinas del Sabadell.

Recordemos que la emisión de bonos no tiene garantías de terceros, como ocurre con los depósitos a plazo fijo, sino que el único respaldo es «la garantía patrimonial total del emisor», recuerda el folleto.

CaixaBank colocó sus bonos en solo 36 horas

La próxima oferta de bonos del Sabadell llega apenas un mes después de que CaixaBank haya colocado una emisión de bonos estructurados en tan solo 36 horas, según han informado fuentes de la entidad a HelpMyCash. Se trata de la segunda emisión  de la entidad en solo seis meses (la primera tanda se comercializó en julio de 2018). Esta última ronda de bonos estructurados, bautizados como Nota Minorista II Cupón Anual 4+4 y cuyo importe de emisión ascendía hasta los 950 millones de euros, se empezó a comercializar entre los clientes de banca privada y banca premier el pasado 14 de enero y, aunque según el folleto el período de suscripción no termina hasta el 22 de febrero, a la entidad solo le hicieron falta 36 horas para venderlos.

En este caso la complejidad es algo mayor que la de los bonos del Sabadell. Tienen un plazo de cinco años (hasta el 1 de marzo de 2024) y durante los cuatro primeros el cliente recibirá un cupón anual del 1%. Pero el último año la rentabilidad estará condicionada a la evolución del índice Eurostoxx 50: si el nivel final del índice es igual o mayor al nivel inicial, el cliente recibirá un interés del 4%, mientras que si el valor del índice es inferior al inicial, no se pagará ningún cupón ese año. En cualquiera de los dos casos, el quinto año el cliente recibirá el total de la inversión. La TAE máxima del producto será del 1,58% y la mínima, del 0,80%. El valor unitario es de mil euros, pero el importe mínimo de suscripción es de 20.000.

Banco Santander también se ha sumado a la moda de colocar renta fija entre los clientes minoristas. La entidad está comercializando a través de sus oficinas una emisión de bonos estructurados por un importe de hasta cien millones de euros. El importe mínimo de suscripción es de 10.000 euros (el valor de cada bono es de mil) y la amortización final está fijada el 6 de marzo de 2024 (cinco años de plazo). El período de suscripción de bonos comenzó el pasado 21 de enero y termina, según el folleto registrado en la CNMV, el 28 de febrero. La rentabilidad del bono será variable y estará vinculada a la evolución del precio de cuatro acciones: Sanofi, AXA, Iberdrola y Deutsche Telekom. La TAE mínima será del 0,10% y la máxima, del 2,25%.

Las tres emisiones están libres de comisiones para el suscriptor tanto en el momento de la compra como en el de la amortización.

Una vez más, la garantía es el propio banco y no hay ninguna cobertura del FGD, un respaldo con el que sí cuentan los depósitos a plazo fijo. A pesar de esto, las tres entidades afirman que el cliente recuperará al vencimiento el 100% del capital invertido; eso sí, desde el punto de vista del inversor, esta garantía se pierde si el titular quiere deshacerse de los bonos antes del vencimiento, ya que se tendrán que vender a través del mercado secundario al precio que tengan en ese momento.

¿Qué riesgos hay tras los bonos?

A simple vista, la emisión del Sabadell no se diferencia de los depósitos a plazo fijo y las del Santander y CaixaBank tienen un funcionamiento casi idéntico a los típicos depósitos referenciados. Parecen una idea atractiva, sobre todo teniendo en cuenta que los depósitos de los bancos rentan de media al 0,05% según el Banco de España, pero, ojo, un bono no es lo mismo que un depósito y tiene más riesgo. Para empezar, no hay ninguna cobertura del FGD. Además, la cancelación anticipada solo puede llevarse a cabo a través de los mercados secundarios, en cuyo caso el cliente podría sufrir pérdidas si vende el producto por debajo del precio al que lo compró.

Además, en los casos de CaixaBank y del Santander, la rentabilidad final es variable e imprevisible, algo que no ocurre con un plazo fijo.

Por otra parte, los emisores advierten de un posible riesgo de liquidez. Si bien es cierto que las tres emisiones cotizarán en el mercado de renta fija, «es posible que los inversores no encuentren contrapartida para los valores», señala el folleto del bono de CaixaBank. «No es posible asegurar que vaya a producirse una negociación activa en dicho mercado», añade.

Actualmente, los depósitos más rentables se mueve entre el 1 y el 2% TAE, por lo que la fiebre por los bonos no está tan justificada. Se puede seguir ahorrando sin riesgo tanto con los depósitos de bancos españoles como con los depósitos que comercializan otras entidades de la UE y que pueden contratarse desde España por Internet, gracias a la plataforma Raisin.

Más sobre Invertir en bonos

Autor: Javier Mezcua


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o la inmobiliaria para vender tu piso. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.