¿Qué deberías saber sobre el período de carencia de los préstamos para estudiantes?

prestamos estudio

Según el Informe de la Fundación Conocimiento y Desarrollo (CYD) 2015, el año pasado hubo un descenso de 100.000 estudiantes matriculados en un grado con respecto al curso 2011-2012. El encarecimiento de la matrícula universitaria en los últimos años es uno de los motivos por los que muchos padres tienen dificultades para pagar la carrera a sus hijos. Por este motivo, muchas familias optan por contratar préstamos para estudiantes con un período de carencia de forma que pueden financiar el coste de la matrícula sin preocuparse por reembolsar el dinero durante el tiempo que dura la carrera.

En qué consiste el período de carencia de los créditos para estudiantes

El aumento de los precios de las matrículas universitarias en un 20 % durante los últimos cuatro años, tal y como indica el estudio de CYD, puede ser una de las causas del descenso de alumnos matriculados. Si no disponemos del dinero suficiente como para pagar la matrícula universitaria, una solución puede ser contratar un préstamo para estudiantes con período de carencia, es decir, no pagar una parte o la totalidad del crédito durante un período de tiempo determinado. Según el importe que solicitemos y nuestras circunstancias económicas, podemos elegir entre estos dos tipos de carencia:

  • Carencia total: la posibilidad de no pagar ni el capital ni los intereses del préstamo durante un período determinado.
  • Carencia parcial: solo tendremos que pagar los intereses y no el capital de los créditos para estudiantes mientras dure el plazo acordado.

No obstante, debemos tener en cuenta que los intereses se irán acumulando durante el período de carencia. Por este motivo, antes de solicitar una carencia debemos valorar otros productos de financiación, como los que mostramos a continuación, que tienen unos plazos de reembolso muy flexibles:

Créditos Cofidis Importe Coste Plazo Condiciones Me interesa
Préstamo Personal de Cetelem  Desde 3.000 € hasta 50.000 € Desde un 5,95 % TIN (7,18 % TAE) Plazo máximo de 8 años
  • Dinero en 48 horas
  • Sin comisiones
  • Preaprobación inmediata
  • Sin vinculaciones
 Préstamo Plan de BigBank Desde 2.000 € hasta 15.000 € Desde un 6, 74 % TIN (6,95 % TAE)  Plazo máximo de 6 años
  • Sin productos vinculados
  • Dinero en 48 horas
  • Reembolso anticipado gratuito
  • Garantía de 2 meses
  • Amortización anticipada gratuita
  • Sin comisión de estudio ni de apertura
Crédito Proyecto Estudios de Cofidis Desde 3.000 € hasta 15.000 € Desde un 4,95 % TIN (5,06 % TAE) Plazo máximo de 4 años
  • No tiene contratación obligatoria de productos vinculados
  • Dinero en 24 horas una vez aprobada la solicitud
  • Sin comisiones
  • Sin necesidad de cambiar de banco

La decisión sobre si elegir un período de carencia o contratar un préstamo personal con un plazo de reembolso más flexible depende de nuestras circunstancias económicas. Por lo tanto, antes de elegir una u otra opción debemos valorar cuánto nos costará y si podremos pagar las cuotas con un 35-40 % de nuestros ingresos fijos de forma que evitemos el riesgo de sobreendeudarnos.

¿Cuánto nos puede costar el período de carencia en los préstamos para estudiantes?

Debemos tener en cuenta que durante el período de carencia los intereses del crédito se irán acumulando y el precio total encarecerá. Por ejemplo, si solicitamos un crédito de 3.000 € al 10 % TIN con un plazo de reembolso de 4 años tendremos que reembolsar un total de 3.652 €. En cambio, si para este préstamo solicitásemos un período de carencia parcial de 2 años tendríamos que reembolsar un total de 3,922 €, es decir, 270 € más. En el caso de que pidiésemos una carencia total, tendríamos que pagar un total de 4.054 €, es decir, 402 € más caro. Por lo tanto, antes de solicitar un período de carencia debemos considerar otras alternativas, como alargar el plazo de reembolso para tener unas cuotas más bajas. Si optásemos por alargar el período de devolución de 4 años a 6 años con el ejemplo que hemos mostrado, tendríamos que pagar un total de 4.001 €. En esta tabla podemos ver cuánto nos costaría cada opción.

Importe Interés Plazo de reembolso Carencia Cuotas Coste total

3.000 €

10 % 4 años No 76,09 € 3.652 €
3.000 € 10 % 4 años Sí (parcial) 25 € durante el período de carencia

138,43 € durante el el resto del período

3.922 €
3.000 € 10 % 4 años Sí (total) 0 € durante el período de carencia

168,95 € durante el el resto del período

4,054 €
3.000 € 10 % 6 años No 55,58 € 4.001 €

Por lo tanto, si alargamos el plazo de reembolso dos años adicionales, el producto de financiación nos saldría 79 € más caro que con la carencia parcial y 53 € más barato que con la carencia total

Autor: Rafa Tintoré


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o la inmobiliaria par vender tu piso. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *