Guía práctica: ¿Qué derechos tienes si estás en ASNEF?

Descubre cómo salir y qué leyes te amparan

En esta guía encontrarás respuesta a todas las preguntas que puedes hacerte si estás en la “lista negra”:

  • ¿Cómo puedo saber si estoy en la lista? ¿Tengo que pagar?
  • ¿Puedo oponerme a entrar en ASNEF?
  • ¿Quién puede ver si estoy en la lista?
  • ¿Ya nadie me dará crédito?
  • ¿Cómo se sale y cuánto tardarán en borrarme?

Danos tu e-mail y te mandaremos la guía completa con links a leyes y modelos de cartas de reclamación totalmente gratis.

Precio: GRATIS

¿Dónde quieres recibir la guía?

!No enviamos SPAM!

@


Estar inscritos en ficheros de morosos como Asnef o RAI puede acarrearnos algunos inconvenientes y complicaciones a la hora de conseguir financiación. Las entidades bancarias nos cerrarán las puertas de la financiación, pero existen algunas entidades financieras privadas que ofrecen créditos con ASNEF. Dependiendo de cuál sea nuestra situación, de la finalidad que deseemos darle o de la cantidad de dinero que necesitemos podemos acudir a un tipo de entidad u otra. A continuación, todo lo que hay que saber para solicitar préstamos con ASNEF:

Tipos de créditos con ASNEF que podemos solicitar

Aunque los bancos nos cierren la puerta a la financiación, podemos encontrar diferentes entidades que nos concederán diferentes tipos de créditos con ASNEF:

  • Minicréditos con ASNEF: son préstamos con los que podemos acceder a pequeñas cantidades de dinero, normalmente hasta los 600 €, y cuyos plazos de reembolso no suelen superar los 30 días. El coste medio de este tipo de financiación oscila alrededor del 1 % diario y se suelen reembolsar de una sola vez al final del plazo. Son perfectos para conseguir el dinero en nuestra cuenta en pocos minutos y solventar imprevistos que requieren una liquidez extra.
  • Préstamos con garantía: son préstamos que permiten a personas en ficheros de morosos conseguir una cantidad mayor a la que ofrecen los minicréditos con ASNEF. Para poder acceder a este tipo de créditos debemos tener una vivienda o un vehículo en propiedad que podamos poner como aval de nuestra financiación. Podremos conseguir un porcentaje sobre el coste actual de nuestra casa o coche. El peligro de este tipo de créditos es que corremos el riesgo de perder nuestra propiedad si incurrimos en un impago, por lo que sólo son recomendables en casos extremos.

Cada tipo de crédito con ASNEF tiene unas características diferenciales que harán que se adapten más o menos a nuestra situación. De acuerdo con nuestro perfil y nuestras necesidades de financiación podemos escoger el tipo de préstamo con ASNEF que más nos convenga.

Requisitos para solicitar minicréditos con ASNEF

Para poder solicitar minicréditos con ASNEF debemos cumplir algunos requisitos imprescindibles. Aunque cada entidad tiene sus propios requisitos, la gran mayoría de créditos rápidos con ASNEF coinciden que debemos cumplir las siguientes condiciones para acceder a la financiación que necesitamos:

  • Ser mayores de edad: debemos tener 18 años como mínimo
  • Ser residentes en España: para poder solicitar créditos con ASNEF debemos vivir de manera permanente en territorio nacional
  • Tener ingresos regulares y suficientes para hacer frente al reembolso de los préstamos con ASNEF.
  • Tener una cuenta corriente activa y a nuestro nombre para que realicen el ingreso del crédito.

Además de estos requisitos que deben cumplir todos los solicitantes de minicréditos, si estamos inscritos en ficheros de morosos, debemos cumplir dos requisitos adicionales:

  • Que la deuda por la que estamos inscritos no supere los 1.000 € (aunque algunas entidades fijan su límite por debajo o por encima)
  • Que la deuda no tenga ninguna vinculación con los bancos, es decir, no puede provenir de un descubierto en cuenta, una tarjeta de crédito o un préstamo personal bancario.

Si no cumplimos alguna o ambas de estas dos condiciones adicionales será prácticamente imposible poder solicitar minicréditos con ASNEF. Nuestra única alternativa será acudir a los préstamos con garantía o a las plataformas P2P.

Documentos para acceder a los préstamos con ASNEF

Los minicréditos con ASNEF apenas requieren documentación para poder acceder a ellos. Sin embargo, sí que debemos entregar un mínimo de papeleos para que puedan llevar a cabo los análisis crediticios previos a la aprobación. Estos son los documentos que debemos tener preparados para entregar junto con los formularios de solicitud:

  • Documento de identidad: DNI o NIE que verifique que somos mayores de edad y residentes en España.
  • Justificante de ingresos: un documento que certifique que tenemos ingresos suficientes para hacer frente al reembolso de los préstamos personales con ASNEF. No necesariamente debe ser una nómina, también aceptarán como justificante de ingresos una pensión o la prestación por desempleo.
  • Extracto bancario: para conocer nuestro número de cuenta y el balance de nuestros ingresos y gastos mensuales.
  • Documento del impago que indique la cuantía y procedencia de la deuda por la que estamos inscritos en los ficheros de morosos.

En el caso de solicitar préstamos con garantía hipotecaria o préstamos P2P, tendremos que aportar más documentación ya que al tratarse de cantidades mayores los análisis crediticios previos que deberán realizar serán más exhaustivos.

Los formularios para solicitar minicréditos con ASNEF

Para solicitar minicréditos debemos rellenar un formulario online. Realizar el proceso de solicitud apenas nos llevará pocos minutos. Esta será la información necesaria que deberemos aportar para solicitar minicréditos con ASNEF:

  • Cantidad y plazo: la cantidad de dinero que queremos conseguir y el plazo en el que nos conviene más reembolsarlo. Gracias a sus simuladores podremos saber cuántos intereses pagaremos en total antes de comenzar el proceso de solicitud
  • Datos personales: nombre, apellidos, fecha de nacimiento y documento de identidad
  • Situación laboral: empleo, tipo de contrato, antigüedad en la empresa, etc.
  • Situación económica: ingresos (nómina o fuente de ingresos) y gastos mensuales (préstamos, tarjetas de crédito, alquiler, etc.)
  • Situación de la deuda: cantidad y procedencia de la misma
  • Datos de contacto: dirección actual, teléfono móvil y correo electrónico.

Con estos datos del formulario y los documentos que adjuntaremos junto con la solicitud podremos conseguir el dinero que necesitamos en pocos minutos. Es importante saber que rellenar el formulario no significa contratar un crédito. Cuando la entidad acepte nuestra solicitud nos enviará un contrato que debemos leer detenidamente y si estamos de acuerdo con las condiciones de contratación, firmaremos y volveremos a enviar para que realicen la transferencia del dinero rápido.

Uso de cookies: En nuestra página utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecer contenidos y publicidad de interés.
Si continúas navegando, aceptas el uso que hacemos de las cookies.