depositos

En un momento en el que los tipos de interés están al 0% encontrar una buena rentabilidad por nuestro dinero no es tarea fácil. Esto hace que el ahorrador se vea tentado a invertir en otro tipo de productos menos seguros como fondos de inversión, criptomonedas etc… Sin embargo, quienes no estén dispuestos a perder ni un céntimo de su inversión, los depósitos bancarios a plazo fijo siguen siendo una de las mejores opciones. Con al menos 50.000 euros podríamos ganar más de 600 euros en tan solo un año. A continuación te presentamos algunos ejemplos:

¿Por qué los depósitos son una inversión segura?

A diferencia de otros productos financieros, los depósitos bancarios a plazo fijo se consideran seguros por dos motivos:

  1. El capital depositado está garantizado: al finalizar el plazo contratado recibiremos todo el dinero que desde el primer momento hemos invertido en el producto. No ocurre lo mismo con otros productos como los fondos de inversión en los que podríamos llegar a perder parte del capital.
  2. Los beneficios obtenidos también: una vez finalizado el plazo contratado recibiremos tanto el capital como los beneficios obtenidos durante el tiempo que hayamos tenido el dinero invertido. Además, conoceremos de antemano de cuánto dinero recibiremos.
  3. Nuestro dinero está protegido por el Fondo de Garantía de Depósitos que, en caso de quiebra o insolvencia nos devolverían hasta 100.000 euros por titular y entidad.

¿Qué plazo elijo?

A la hora de contratar un depósito bancario a plazo fijo nos encontramos que existen distintos plazos: corto, medio y largo plazo. Todos y cada uno de ellos tiene sus pros y contras:

  • Depósitos a corto plazo: pueden ir desde 1 mes hasta un máximo de 9 meses aproximadamente. Suelen ofrecen una rentabilidad interesante ya que se consideran un gancho a la hora de captar nuevos clientes. Es una buena opción si crees que vas a necesitar el dinero en poco tiempo o eres nuevo en esto.
  • Depósitos a un año: son los estrella del momento. El plazo no es ni largo ni corto y ofrecen una rentabilidad superior al 1% TAE, en el mejor de los casos. Con una inversión de al menos 50.000 euros podríamos llegar a obtener hasta 600 euros netos en tan solo 12 meses.
  • Depósitos a largo plazo: van desde los 2-3 años hasta un máximo de 10 años. Puede ser una buena opción si no vamos a necesitar el dinero durante todo el plazo. De hecho, el depósito más rentable del momento ofrece un 2,01% TAE a 10 años.

3 depósitos a un año con los que podrás ganar hasta 621€

A continuación mostramos al menos 3 plazos fijos a un año que ofrecen una rentabilidad superior al 1% TAE:

Depósito Rentabilidad Características ¿Lo quieres?
Depósito Banca Sistema a 1 año 1,25% TAE
  • Beneficio de 625€ sobre 50.000€
  • Hasta 200€ de regalo con Raisin
  • Inversión desde 5.000€
  • FGD de Italia
Depósito BACB a 1 año

1,20% TAE

  • Beneficio de 596€ sobre 50.000€
  • Hasta 200€ de regalo gracias a Raisin
  • Inversión desde 5.000€
  • FGD de Bulgaria
Solicitar
Depósito Haitong a 1 año

1,12% TAE

  • Beneficio de 557€ sobre 50.000€
  • Hasta 200€ de regalo con Raisin
  • Inversión desde 10.000€
  • FGD de Portugal
Solicitar

Autor: Neus Garau


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.