gastos vender piso

La venta de un piso no está completa hasta que nos ponemos al día con los impuestos. Habitualmente suelen ser el IRPF (o plusvalía estatal) y la plusvalía municipal. Ahora bien, existe un gasto de vender piso que podemos evitarnos si cumplimos ciertas condiciones. A continuación lo mostramos con una sencilla infografía.

El quién es quién de los impuestos al vender un inmueble

Si hemos conseguido vender nuestra casa durante el verano, no debemos olvidarnos de que existe una serie de gastos que deberemos asumir. Más allá de liquidar una posible hipoteca o de pagar los honorarios a la inmobiliaria, la compra venta de una vivienda genera una serie de impuestos que tendremos que liquidar. Hablamos del IRPF y la plusvalía municipal. Pero ¿qué pagamos en cada caso?

  • IRPF: con este impuesto ponemos en equilibrio lo que valía el piso y lo que hemos sacado por él. Así, si hemos conseguido sacar beneficio durante la venta, deberemos pagarlo en forma de impuesto. Para saber si estamos en este punto, tendremos que restar el valor de adquisición y el de transmisión. Lógicamente, existen algunas premisas que tendremos completar, como si hemos hecho reformas o si nos hemos podido beneficiar (fiscalmente) de las deducciones por amortizaciones. Si tras hacer la resta nos sale positivo, ¡nos tocará pagar! Para saber cuánto, desde la Agencia Tributaria ponen a nuestra disposición los tramos de tributo para calcular la cuantía exacta a abonar.
  • Plusvalía municipal: este impuesto es un gasto de vender un piso que deberemos asumir siempre. Con él se valora el precio del suelo durante el tiempo que lo hemos disfrutado. Sí, se pone sobre la mesa el valor catastral con el tiempo que hemos sido propietarios. Adicionalmente, el ayuntamiento añade un impuesto.

¿Debo asumir todos estos gastos al vender un piso?

Como hemos podido apreciar, mientras que la plusvalía municipal es de obligatorio pago, en el IRPF no hemos sido tan tajantes. Esto se debe a que no siempre tendremos la suerte de vender nuestra casa a un precio mayor del que nos costó. Pero no es el único motivo que nos puede librar de pagar este impuesto. A continuación revisamos las situaciones en las que no tendremos la obligación de asumir este gasto al vender un piso:

¿Y el IBI?

Es habitual confundir el Impuesto sobre Bienes Inmuebles con la plusvalía municipal, pero se trata de dos impuestos bien diferentes. En el caso del IBI, lo tendremos que pagar anualmente siempre y cuando seamos el propietario de la vivienda. Dada esta situación, es habitual que muchos vendedores negociemos el pago de este impuesto con el comprador, de modo que cada uno se haga cargo de la parte proporcional que le pertoca.

Por lo tanto, el IBI no se puede catalogar como un gasto de vender un piso.

 


Autor: Teresa Belaire


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.