¿Qué es la amortización anticipada de un préstamo?

La amortización anticipada de un crédito al consumo consiste en devolver antes de que se acabe el plazo de reembolso una parte o la totalidad del crédito que tenemos contratado.

Esta alternativa puede tener un coste que será de un máximo del 1% si el plazo para terminar de pagar es superior a los 12 meses o del 0,5% si nos queda menos de un año para cancelar el crédito.

Ejemplo: si nos quedan por pagar 10.000 euros y decidimos amortizar anticipadamente 2.000 euros, nos quedará por pagar 8.000 euros.

Al realizar una amortización parcial, la entidad nos permitirá elegir entre mantener el plazo de reembolso actual y tener una mensualidad más baja o mantener la cuota mensual y que el plazo para terminar de pagar sea más corto. 

Reducir la cuota mensual del préstamo

Si hemos realizado una amortización de una parte del crédito que nos queda por pagar, podemos elegir mantener el plazo de reembolso del préstamo original y, como la cantidad que nos queda por devolver será menor, la mensualidad será más baja. 

Esta alternativa nos permitirá pagar menos cada mes.

Los intereses que paguemos al final serán más altos que con la otra alternativa.

Acortar el plazo de un crédito

Si hemos realizado una amortización de una parte del crédito que nos queda por pagar, podemos mantener la cuota mensual que hemos pagado siempre y así hacer que el tiempo para terminar de pagar lo restante sea más corto. 

Esta alternativa hará que los intereses generados al final sean menores.

La mensualidad no bajará, seguiremos teniendo los mismos gastos al mes.

¿Qué alternativa me conviene más?

Dependerá de lo que queramos conseguir con la amortización parcial del crédito y de nuestro perfil.

  • Si queremos pagar menos cada mes a partir de la amortización, es mejor mantener el mismo plazo de reembolso y rebajar la cuota mensual.
  • Si queremos terminar de pagar cuanto antes y que se generen menos intereses, es mejor mantener la cuota y acortar el plazo.