¿Cómo se cambia una hipoteca de banco?

Si no estamos contentos con las condiciones que nos aplica nuestra entidad actual, tenemos la opción de cambiar la hipoteca a otro banco que nos cobre menos. De este modo, se nos aplicará un interés más bajo y pagaremos unas cuotas más baratas cada mes. 

Ahora bien, ¿cómo se puede trasladar un préstamo a otra entidad? El método más fácil es llevar a cabo una subrogación de acreedor, que consiste en sustituir a nuestro actual banco por otro que acepte aplicarnos unas mejores condiciones. En este vídeo explicamos cuál es el proceso que debemos seguir para completar esta operación. 

Algunos bancos, no obstante, ofrecen otra opción: contratar una nueva hipoteca, con mejores condiciones, para cancelar la que tenemos. Esta puede salir más cara (hay que pagar los gastos asociados a la cancelación), pero si conseguimos un buen tipo de interés, puede salir muy a cuenta. 

¿Sale a cuenta irse a otra entidad?

En general, sí. Si nos vamos a otro banco para que se nos aplique un interés más bajo, lógicamente pagaremos menos cada mes. Hay que decir, sin embargo, que esta operación cuesta dinero, así que siempre debemos calcular cuánto nos ahorraremos para valorar si merece la pena formalizar el traslado. Si pinchamos sobre el siguiente botón, accederemos a otro vídeo en el que explicamos cómo podemos hacer ese cálculo

Vídeo: Cómo ahorrar 20.000€ de tu hipoteca con una subrogación

Consulta las mejores ofertas para subrogar tu hipoteca

Ahora que ya sabemos cómo funciona la subrogación y cómo valorar si merece la pena, llega el momento de consultar ofertas de bancos que ofrezcan esta opción. En nuestro ranking de las mejores hipotecas para cambiar de banco encontraremos las propuestas más atractivas que hay ahora mismo, ya queramos rebajar un interés variable o uno fijo.