Rentabilidad y seguridad con estos depósitos
#1

TAE

1,31 %

Ventajas

  • Rentabilidad del 1,31% TAE
  • Inversión desde 5.000€
  • 0,20% TAE en la cuenta asociada
  • FGD de Italia
Solicitar
#2

TAE

1,05 %

Ventajas

  • Beneficio de 1.583€ sobre 50.000€
  • Cuenta ahorro asociada al 0,10% TAE
  • Inversión desde 5.000€
  • FGD de España
Solicitar
#3

TAE

1,15 %

Ventajas

  • Beneficio de 575€ sobre 50.000€
  • Hasta 100€ de regalo con Raisin
  • Inversión mínima de 5.000€
  • FGD de Bulgaria
Solicitar
#4

TAE

1,00 %

Ventajas

  • Rentabilidad del 1% TAE a 6 meses
  • 0,20% TAE en la cuenta asociada
  • Inversión desde 5.000€
  • FGD de Italia
Solicitar
#5

TAE

0,75 %

Ventajas

  • Beneficio de 561€ sobre 50.000€
  • Cuenta ahorro asociada al 0,10% TAE
  • Inversión desde 5.000€
  • FGD de España
Solicitar
#6

TAE

1,12 %

Ventajas

  • Beneficio de 558€ sobre 50.000€
  • Hasta 100€ de regalo con Raisin
  • Inversión desde 10.000€
  • FGD de Portugal
Solicitar

depositos estructurados

¿Cómo es un depósito estructurado?

Los depósitos estructurados o referenciados son productos vinculados a uno o varios activos subyacentes, normalmente suele ser una cesta de acciones compuesta por varios títulos o un índice, como el Ibex 35. Su rentabilidad final varia en función de cómo evolucionan dichos activos de referencia.

Su funcionamiento es siempre el mismo: si en la fecha de observación final el valor de los activos de referencia ha subido, o se ha mantenido con respecto a su valor inicial, la rentabilidad es mayor; en cambio, si su nivel ha bajado, la remuneración que obtiene el cliente será inferior o incluso igual a cero.

Con la entrada en vigor de la normativa Mifid II los depósitos estructurados han pasado a estar considerados derivados financieros, ya que tienen naturaleza variable.

¿Cómo funcionan los depósitos estructurados?

Para conocer el funcionamiento de los estructurados lo mejor es poner un ejemplo práctico. Imaginemos que un cliente acude al banco "X" y contrata un depósito referenciado a las acciones de dos empresas cotizadas en bolsa con un plazo de 12 meses. Según el folleto del producto, la remuneración final del depósito será variable y dependerá de cuál sea el comportamiento de los activos subyacentes atendiendo a la siguiente fórmula:

  • Si al final del depósito, el precio de ambas acciones es igual o superior al inicial, la entidad abonará un cupón de, por ejemplo, el 3% sobre el nominal del depósito. Es decir, el cliente ganará un 3% bruto sobre el importe que haya invertido. Es importante fijarse si la rentabilidad está expresada en forma de cupón (intereses totales), de TIN anual o de TAE.
  • Si, por contra, el precio final de las acciones es inferior al inicial, la entidad pagará un cupón del 1%, aunque en ocasiones los depósitos estructurados pueden tener una rentabilidad mínima del 0%, es decir, que si los activos subyacentes no se comportan favorablemente la remuneración puede acabar siendo nula.

Atendiendo a lo anterior, el cliente decide invertir 10.000 euros recordemos que el plazo es de 12 meses, el capital está garantizado y la rentabilidad puede ser o bien del 3% o bien del 1%. Pasados los 12 meses, las dos acciones se han revalorizado: en este caso, el cliente ganará 300 euros brutos de intereses, a lo que habrá que descontarle un 19% en concepto de impuestos, y la entidad le reembolsará los 10.000 euros.

También podría ocurrir que una o las dos acciones perdiesen valor. En ese caso, los intereses brutos serían de 100 euros y también recuperaría la totalidad del capital invertido.

¿Los estructurados son más rentables que los plazos fijos?

Actualmente, los depósitos referenciados (estructurados) están siendo una alternativa de rentabilidad, dado que la que ofrecen los plazos fijos suele ser menor. Sin embargo, estos productos conllevan un mayor riesgo, por lo que se requieren ciertos conocimientos técnicos financieros antes de decantarse por esta opción.

Además, a pesar de que los plazos fijos tengan rentabilidades en mínimos, aún es posible encontrar depósitos que se desmarcan de la media, por lo que podremos invertir en productos rentables y totalmente seguros. Para hacernos una idea, mostramos una tabla con algunos de los depósitos a plazo fijo más rentables del momento.

Los depósitos más rentables del momento
#1

TAE

1,31 %

Ventajas

  • Rentabilidad del 1,31% TAE
  • Inversión desde 5.000€
  • 0,20% TAE en la cuenta asociada
  • FGD de Italia
Solicitar
#2

TAE

1,05 %

Ventajas

  • Beneficio de 1.583€ sobre 50.000€
  • Cuenta ahorro asociada al 0,10% TAE
  • Inversión desde 5.000€
  • FGD de España
Solicitar
#3

TAE

1,15 %

Ventajas

  • Beneficio de 575€ sobre 50.000€
  • Hasta 100€ de regalo con Raisin
  • Inversión mínima de 5.000€
  • FGD de Bulgaria
Solicitar
#4

TAE

1,00 %

Ventajas

  • Rentabilidad del 1% TAE a 6 meses
  • 0,20% TAE en la cuenta asociada
  • Inversión desde 5.000€
  • FGD de Italia
Solicitar
#5

TAE

0,75 %

Ventajas

  • Beneficio de 561€ sobre 50.000€
  • Cuenta ahorro asociada al 0,10% TAE
  • Inversión desde 5.000€
  • FGD de España
Solicitar
#6

TAE

1,12 %

Ventajas

  • Beneficio de 558€ sobre 50.000€
  • Hasta 100€ de regalo con Raisin
  • Inversión desde 10.000€
  • FGD de Portugal
Solicitar

5 conceptos clave para entender los depósitos estructurados

Una de las barreras habituales que alejan a los pequeños inversores de los productos financieros más complejos es la terminología específica que se utiliza en el sector y que puede limitar la comprensión sobre el funcionamiento de cierto tipo de productos.

Antes de firmar, es muy importante leer el contrato para evitar sustos y posibles pérdidas económicas en el futuro. A continuación, ofrecemos un mini-diccionario para entender los depósitos estructurados:

  1. Activos subyacentes: es un activo cuya evolución marcará la rentabilidad final del depósito. Generalmente es una acción o un índice. El cliente invierte en bolsa ni compra acciones, sino que firma un contrato en el que se establece que los beneficios estarán determinados por el comportamiento de este activo.

  2. Fecha de observación inicial: Para calcular la rentabilidad final de los depósitos estructurados el primer paso es fijar una fecha de observación inicial sobre los activos subyacente en la que se fijará un nivel o precio de referencia inicial. Por ejemplo, en un depósito estructurado ligado a una acción, la fecha de observación inicial servirá para marcar el precio inicial del título. Una vez llegado el vencimiento, se comparará ese precio inicial con el final para valorar si ha subido, se ha mantenido o ha bajado.

  3. Fecha de observación final: Es la fecha en la que se fija el valor final de los subyacentes a los que están referenciados los depósitos estructurados. Dicho nivel se compara con el de la fecha de observación inicial para calcular la rentabilidad final del producto, la evolución de los activos y los intereses que recibirá el cliente.

  4. Plazo: Es el tiempo que dura la inversión. Los depósitos estructurados suelen ser a medio o largo plazo, normalmente de un año en adelante. No suelen admitir la cancelación anticipada, por lo que es importante prever que no se va a necesitar el dinero con anterioridad a la fecha de vencimiento.

  5. Cupón: No es lo mismo que la TAE, ya que se refiere a la rentabilidad total que obtendremos y no la anual. 

7 preguntas que debemos hacernos al contratar un depósito estructurado

Si estamos interesados en conocer el riesgo que estamos asumiendo mediante este tipo de productos bancarios y si los depósitos estructurados se ajustan realmente a lo que estamos buscando, sería conveniente que supiéramos contestar a las siguientes preguntas:

1- ¿Cuáles son los activos subyacentes?

Los depósitos referenciados siempre están vinculados a otro producto que es el que define el tipo de retribución que devengará al vencimiento. Normalmente los activos subyacentes son o bien un índice bursátil como, por ejemplo, el Ibex 35 o el Eurostoxx 50, o bien acciones. Cuando los depósitos estructurados están vinculados a acciones, suelen estarlo a más de una; lo habitual es una cesta de acciones compuesta por dos o tres valores.

2- ¿El capital está garantizado?

Los depósitos estructurados son un tipo de depósito bancario garantizado tanto por la entidad como por el Fondo de Garantía de Depósitos, al igual que las demás imposiciones bancarias. En España, el FGD cubre hasta 100.000 euros por titular en cada entidad. Si se va a invertir una cantidad mayor en cuentas y depósitos, es recomendable dividir el importe entre varios bancos, para que todo el capital esté bajo el paraguas del Fondo de Garantía.

3- ¿Se puede cancelar anticipadamente?

La mayoría no admiten la cancelación anticipada, por lo que hay que prever si se va a necesitar el dinero antes del vencimiento, ya que no se podrá rescatar. Hay excepciones y en algunos casos sí se pueden cancelar, pero el capital suele estar garantizado al vencimiento, por lo que si el depósito se cancela antes se venderá al precio de mercado y se podría acabar perdiendo dinero.

4- ¿Hay una rentabilidad máxima o mínima garantizada?

En los depósitos referenciados suele haber una rentabilidad máxima que se obtiene si el comportamiento de los activos es favorable y una mínima. En ocasiones, sin embargo, el mínimo es de 0 %, es decir, que no ganaremos intereses.

5- ¿Cuándo obtendremos la rentabilidad de nuestro estructurado?

En la mayoría de los casos, los intereses se abonan al vencimiento del producto, aunque también pueden pagarse anualmente. Este último caso acostumbra a darse cuando el producto tiene fechas de valoración anuales, mientras que cuando solo hay una única fecha de valoración, al vencimiento del producto, se pagan al final.

6- ¿Cuándo termina el período de suscripción?

Los depósitos estructurados tienen una fecha límite de contratación a partir de la cual ya no se puede hacer efectiva su contratación. Esta condición se debe a que, al estar referenciados a uno o varios activos subyacentes, el período de suscripción debe finalizar antes de la fecha establecida para la primera valoración de estos índices.

7- ¿Cuál es la inversión mínima?

Normalmente, para contratar un depósito estructurado es indispensable aportar un capital mínimo que puede ir desde varios cientos de euros hasta varios miles. A veces, la entidad limita también el importe máximo que puede invertirse en el producto, aunque el techo suele ser elevado.

¿A qué tipo de inversor van dirigidos los depósitos estructurados?

Los depósitos estructurados está pensados para aquellos ahorradores que quieren ganar una rentabilidad mayor que la que ofrecen de media los depósitos a plazo fijo, que no quieren poner en riesgo su dinero y, además, pueden prescindir de él durante el tiempo que dure la imposición, y que no les importe que la rentabilidad sea variable.

A continuación, encontramos los rasgos fundamentales que suelen caracterizar a los depósitos estructurados que se comercializan en el mercado actual:

  • Se encuentran ligados a uno o varios activos subyacentes, los cuales vienen determinados por el banco que comercializa el depósito estructurado en cuestión.
  • Tienen una rentabilidad variable. Estos depósitos permiten obtener una rentabilidad superior a la de los plazos fijos tradicionales. Sin embargo, la remuneración final no se sabe con certeza, ya que depende de la variabilidad de los activos subyacentes. Las entidades bancarias suelen proporcionar a los titulares de los depósitos estructurados unos índices aproximados entre los que oscilará esta remuneración.
  • El capital de la inversión está garantizado, pero no sucede lo mismo con los intereses generados durante el período de tiempo que dura la inversión.
  • Se caracterizan por ser una inversión a medio o largo plazo, ya que, habitualmente no permiten llevar a cabo la cancelación anticipada, por lo que no podremos rescatar nuestro dinero hasta que venza el plazo del depósito.

¿Los depósitos estructurados son peligrosos?

Antes de contratar un depósito de estas características hay que prestar atención a la "letra pequeña" del producto y no dejarse llevar por rentabilidades que a priori parezcan muy atractivas. Una buena idea es comparar antes de nada los depósitos más rentables del mercado para contrastar sus condiciones y ver cual resulta más conveniente en cada caso.

A continuación, mencionamos algunos de los riesgos más comunes a los que estamos expuestos si contratamos un depósito estructurado:

  • Rentabilidad variable. Como ya hemos mencionado, la retribución final de este tipo de depósitos está ligada al comportamiento de uno o varios activos subyacentes. Eso significa que, dependiendo de cómo se comporten estos, la rentabilidad final será mayor o menor, incluso es posible que sea cero. El riesgo reside en que es casi imposible predecir el comportamiento de los depósitos estructurados, por lo que el cliente no sabrá hasta su finalización cuánto va a ganar.

  • Riesgo de liquidez. La mayoría de los referenciados no admiten la cancelación anticipada, es decir, que el cliente no puede recuperar su dinero hasta el vencimiento. Es importante prever durante cuánto tiempo se va a poder prescindir del capital que se pretende invertir, ya que si se necesita mientras el depósito está vigente, no se podrá rescatar.

Dados estos riesgos, los estructurados son un producto con más riesgo que los plazos fijos, por lo que, si se tiene mucha aversión al riesgo, es recomendable optar por los segundos. Además, actualmente han aparecido depósitos de bancos extranjeros con altas rentabilidades que se están posicionando como la primera opción de inversión segura.

¡Invertir sin riesgo es posible!

Si no te ves preparado para poner en juego tu dinero en en productos de inversión peligrosos, te recomendamos la lectura de la siguiente guía. Este documento te proporcionará toda la información necesaria para obtener una buena remuneración por la inversión sin arriesgar todos tus ahorros.

Además, la guía tiene un formato realmente práctico, ya que incluye 5 supuestos de inversión en función del capital disponible en el plazo de un año. Gracias a sus consejos es posible alcanzar un interés anual de hasta el 5% mediante la contratación de cuentas remuneradas y depósitos a corto plazo o largo plazo.

A continuación, te dejamos el formulario que te permitirá descargarte de manera totalmente gratuita la Guía ¿Cómo realizar inversiones seguras?

¡Guía GRATUITA!¿Cómo realizar inversiones seguras?

¿Cómo realizar inversiones seguras?

¿Estás pensando en realizar una inversión, pero quieres controlar al máximo los riesgos?

En HelpMyCash.com hemos creado esta guía para todos aquellos ahorradores que buscan rentabilizar su dinero, pero que no están dispuestos a que una mala decisión les haga perder dinero. En esta guía podrás encontrar:

  • ¿Qué tipos de riesgos puede sufrir una inversión?
  • ¿Cuáles son los productos más seguros para invertir mi dinero?
  • ¿Qué tengo que hacer para aumentar la rentabilidad de mi inversión?

Consigue la guía completamente gratis dejando tu correo electrónico.

Ver y descargar guía

Fiscalidad de los depósitos estructurados

Las rentas provenientes de los depósitos estructurados están sujetas al pago de impuestos, al igual que aquellas que provienen de los depósitos a plazo fijo, que tributan de la misma manera. Las ganancias obtenidas por la inversión en este tipo de productos tienen la consideración de rendimientos del capital mobiliario y, por lo tanto, tributan ante Hacienda. El tipo impositivo que habitualmente se aplica sobre las rentas del ahorro (aquí se incluirían las ganancias de los estructurados, de los plazos fijos y de las cuentas bancarias) desde 2016 es del 19%.

La reforma fiscal, aplicada en 2015 redujo, los tipos imponibles sobre las rentas del ahorro en tres frases (inicialmente iban a ser dos) hasta situarlos en los niveles actuales, que van desde el 19% hasta el 23%. Cuando los bancos abonan el interés de los depósitos estructurados, practican automáticamente una retención del 19%, por lo que el cliente cobra los intereses netos. Únicamente, si las ganancias obtenidas superan el primer tramo, el cliente tendría que preocuparse a posteriori -al presentar la declaración de la renta- de regular su situación impositiva.

Estos son los tipos imponibles actualmente:

Escala para el ejercicio 2019
Base imponible Tipo impositivo
Hasta 6.000 euros 19%
Entre 6.000 y 50.000 21%
A partir de 50.000 euros 23%

Para calcular la parte de las ganancias que se llevará Hacienda simplemente hay que restar a los intereses brutos el tanto por ciento correspondiente según la escala impositiva anterior. Por ejemplo, un cliente que invierta 10.000 euros en un depósito estructurado y acabe ganando 300 euros brutos, recibiría 243 euros (Hacienda se llevaría 57 euros, un 19% de las ganancias).

Tributación por tramos

Las rentas del ahorro tributan por tramos. Así, por ejemplo, un cliente que acabe ganando en concepto de intereses 100.000 euros (una cifra que, por otra parte, resulta astronómica) no pagaría un 23% del total, sino que a cada tramo se le aplicaría un tipo impositivo distinto. De esta manera, los primeros 6.000 euros tributarían al 19%, los siguientes hasta 50.000 euros al 21% y los últimos 50.000 euros al 23%.

Depósitos referenciados vs. depósitos a plazo fijo

A priori, la rentabilidad potencial de los depósitos estructurados puede ser más atractiva que la de los plazos fijos. Al ligar nuestra inversión a diferentes activos, existe la posibilidad de que se revaloricen y que lleguemos a obtener altas rentabilidades. Generalmente esta es superior a la media de los depósitos tradicionales y, además, cuentan con el 100% del capital invertido garantizado, al igual que los plazos fijos, pero no siempre los beneficios.

Eso sí, al estar afectados por variables financieras ajenas al banco, se consideran productos más complejos, por lo que hay que tener nociones mínimas del mercado al que se referencia el depósito. Antes de contratar un depósito estructurado, es recomendable utilizar un comparador de depósitos para comprobar qué rentabilidad están dando los depósitos a plazo fijo, ya que si encontramos una rentabilidad y un plazo similar, será una opción más atractiva, puesto que la rentabilidad estará garantizada desde el primer momento.

La TAE no es lo mismo que el cupón

Es necesario hacer hincapié entre la diferencia de TAE y cupón. La mayor parte de las entidades bancarias ofrecen sus depósitos combinados y estructurados insistiendo en la atractiva rentabilidad de sus cupones, pero el cupón no es más que la rentabilidad final del producto, es decir, el tanto por ciento total que se puede llegar a ganar sobre el capital invertido.

Por el contrario, la TAE, que habitualmente será menor a no ser que el plazo de la imposición sea de un año, es la rentabilidad anual neta y, al mismo tiempo, el valor de referencia que nos servirá a la hora de realizar una comparación entre los distintos depósitos.

Por ejemplo, un depósito estructurado con un plazo de dos años, un cupón del 3% y unos intereses pagaderos a vencimiento tendría un tipo de interés anual del 1,5% y una TAE similar. Así, si contratamos un estructurado con las características anteriores por valor de 10.000 euros, al vencimiento recibiríamos 300 euros, equivalente a un cupón del 3%. Sin embargo, si calculamos la rentabilidad en términos anuales, el TIN sería del 1,5% y la TAE, del 1,48%.

Sobre esta página

Para qué sirve esta página: a través de esta página, pretendemos informar al usuario sobre los depósitos estructurados, todos sus riesgos y los factores que resulta conveniente tener en cuenta antes de contratar uno. Además de dar alternativas reales para conseguir rentabilidad.

Fuente: toda la información aportada en esta página sobre los depósitos estructurados procede del análisis que el equipo del comparador HelpMyCash.com ha realizado del mercado, así como de la oferta de depósitos estructurados que actualmente comercializan las entidades de crédito.

Metodología: la información relativa al funcionamiento, a las características y a los riesgos de los depósitos estructurados procede de la investigación realizada por el equipo de este portal web y de las fichas de producto publicadas por los propios bancos que ofrecen depósitos estructurados.

Sobre HelpMyCash.com: somos un comparador virtual que ofrece al usuario la posibilidad de comparar la mayoría de los productos financieros, de ADSL, telefonía y energía disponibles en el mercado. Además, ponemos al alcance del usuario una amplia gama de herramientas gratuitas que le podrán ser de gran ayuda a la hora de tomar cualquier decisión relacionada con estos diferentes ámbitos.

Aviso: los servicios ofrecidos por HelpMyCash.com son totalmente gratuitos para el usuario: guías, calculadoras, foro, comparadores de productos, etc, Esto se debe a que los ingresos de nuestro portal web proceden de la publicidad y de aquellos productos catalogados como destacados.

Te escuchamos: si tienes cualquier duda, sugerencia o pregunta sobre la actualidad económica y financiera, puedes ponerte en contacto con nosotros a través de cualquiera de los siguientes canales de atención al usuario que ponemos a tu libre disposición:

Filtros
Tipo de cuentas
Plazo
Garantía

Temas recientes del foro

Noticias recientes

¿Cuenta de ahorro o depósito a plazo fijo? ¿Por dónde empiezo?
¿Cuenta de ahorro o depósito a plazo fijo? ¿Por dónde empiezo?
Todos nos hemos propuesto ahorrar alguna vez, pero ¿cuál sería la mejor opción para gestionar nuestro dinero? Quizá nos conviene más una cuenta de ahorro, o bien, puede sernos más adecuado un depósito. ¿Puedo combinar ambas opciones?  En HelpMyCash t...

Publicado el 21/11/2019

Las 3 grandes ventajas de contratar un depósito a través de Internet
Las 3 grandes ventajas de contratar un depósito a través de Internet
La última encuesta realizada por HelpMyCash.com sobre miedos financieros mostraba que más del 54% de los participantes no se atrevían a contratar un depósito a plazo fijo de forma online. Sin embargo, no es una mala cifra, puesto que implica que casi...

Publicado el 21/11/2019

La mitad de los españoles todavía no confía en los depósitos online, ¿por qué? 
La mitad de los españoles todavía no confía en los depósitos online, ¿por qué? 
A más de la mitad de los españoles le daría miedo invertir sus ahorros en un depósito online. Esa es una de las principales conclusiones a las que ha llegado el comparador financiero HelpMyCash.com tras encuestar a más de 750 personas durante el pasa...

Publicado el 19/11/2019