El bloqueo de una cuenta bancaria implica una supresión total de la operativa. Con una cuenta bancaria bloqueada, no se podrá cobrar la nómina, pensión o prestación ni tampoco pagar recibos, compras con tarjeta, sacar o ingresar dinero ni tampoco recibir o realizar transferencias. Aunque lo habitual es que el banco avise antes de bloquear, podría ser que nuestra cuenta fuese bloqueada sin previo aviso. Pero, ¿por qué motivo sucede esto?

Motivos por los que un banco puede bloquearte la cuenta

Estos son los motivos principales por los que un banco podría bloquearte la cuenta:

  1. Existen problemas con tu documentación de identidad. Normalmente, esta situación se produce cuando el DNI o NIE está próximo a caducar o ha caducado y no se ha facilitado al banco la documentación. actualizada.
  2. La actividad financiera de la cuenta no parece corresponderse con tu actividad profesional o la operativa habitual. El banco exigirá la documentación pertinente de nuestra situación laboral o de nuestros movimientos (como emisión o recepción de transferencias elevadas o ingresos en metálico) para verificar que no se trata de un blanqueo de capitales. 
  3. Los titulares de una cuenta emiten ordenes que o bien son incompatibles entre sí o contradictorias y no pueden llevarse a cabo. En estos casos, el banco bloquea la cuenta para adoptar una posición neutral.

¿Qué debería hacer para prevenir esta situación?

Ser previsor es la mejor herramienta. Por ello, lo recomendable siempre es:

  1. Revisar todos los comunicados del banco. De ese modo, dispondremos de un margen de maniobra.
  2. Disponer de una cuenta secundaria sin comisiones ni vinculación para poder seguir operando. En caso de la cuenta ha sido bloqueada sin previo aviso o que no hayamos presentado la documentación a tiempo, esta cuenta secundaria podría ayudarnos a seguir con nuestra rutina financiera.

¡Consulta el ranking de las mejores cuentas sin comisiones y no te quedes sin acceso a tu dinero!