La única manera de saber cuánto pagaremos en intereses por las compras que realicemos es utilizándola como método de financiación puntual y realizando una simulación según el tipo de pago que elijamos con la tarjeta y la compra. Así sabremos en todo momento el método de pago que tenemos elegido y cuánto pagaremos en total.

¿Qué métodos de pago con tarjeta existen?

Las tarjetas de crédito cuentan con cinco formulas diferentes de reembolsar las compras que realicemos con ellas. Cada una tiene unas características y serán más o menos adecuadas según nuestros hábitos de compra:

Pago total diferido

  • En qué consiste: Este método de pago nos permite realizar las compras un mes y pagarlas en total a comienzos del mes siguiente.

  • Ventaja: nunca generará intereses, por lo que es el método de financiación con tarjeta más barato.

  • Desventaja: no podremos dividir los pagos en varios meses, el reembolso será de todo lo gastado con la tarjeta durante un mes a comienzos del siguiente.

Pago en cuotas fijas

  • En qué consiste: podremos elegir según la cantidad mensual que queramos pagar la cuota a pagar. Así, podremos decidir que cada mes paguemos 50 euros, 100 euros o 500 euros.

  • Ventaja: elegiremos la cantidad mensual que mejor se adapta y esta no variará aunque compremos más o menos

  • Desventaja: el plazo será más o menos largo según las compras que realicemos y sí que generará intereses. 

Pago en cuotas porcentuales

  • En qué consiste: es el método de pago por defecto que tienen las tarjetas de crédito y consiste en elegir un porcentaje de la deuda que pagaremos cada mes.

  • Ventaja: pagaremos una mensualidad más o menos alta según lo que nos quede por devolver.

  • Desventaja: la deuda suele alargarse mucho tiempo, ya que el porcentaje a devolver cada vez es más bajo. Es la forma de pago más cara de la tarjeta de crédito

Pago fraccionado en un plazo

  • En qué consiste: es similar al pago por cuota fija, pero eligiendo un plazo en vez de una cantidad mensual.

  • Ventaja: nos permite acortar la deuda en el tiempo, lo que evita que se generen intereses durante mucho tiempo.

  • Desventaja: la cantidad que pagaremos dependerá del plazo y, además, no todas las entidades ofrecen este alternativa de pago aplazado.

Pago fácil

  • En qué consiste: nos permite elegir una de todas las compras realizadas con la tarjeta para pagar en plazos solamente dicha compra.

  • Ventaja: suele tener unos intereses rebajados con respecto al resto de pagos aplazados, llegando incluso a ser sin intereses y cobrando solamente una comisión.

  • Desventaja: no está disponible para todas las tarjetas ni todas las compras.