Es común que los bancos lancen promociones relacionadas con regalos que van desde tecnología hasta dinero en efectivo o bien rentabilidad durante un período de tiempo determinado. Sin embargo, ¿cuál resulta más conveniente? ¿cuáles son los pros y los contras de cada opción?

Los regalos, con permanencia

Si lo que nos interesa de la cuenta nómina es su promoción en forma de regalo, debemos saber que sus ventajas son:

  • El importe del regalo se abona tras la primera domiciliación
  • Los regalos tecnológicos ya no son tan comunes como antaño
  • Para acceder al regalo, deberemos domiciliar una nómina de un importe concreto exigido por el banco
  • Si ingresamos una nómina de importe menor al exigido, el banco nos impondrá una penalización
  • La aceptación del regalo implica en la mayoría de los casos una permanencia que oscila entre los 12 y los 24 meses
  • El regalo está sujeto a las retenciones fiscales fijadas por ley

La rentabilidad, beneficios a largo y corto plazo

Antes de elegir una cuenta con regalo o con rentabilidad, deberemos sopesar si el regalo realmente nos interesa para pagar a cambio la permanencia, puesto que, en ocasiones, con una cuenta con remuneración podemos alcanzar e incluso superar el importe o valor del regalo ofertado por la cuenta. Por eso, antes de decantarnos, debemos comprobar en cuanto a la cuenta remunerada:

  • Su tipo de interés y por cuánto tiempo rentabilizará nuestros ahorros
  • Hasta qué cantidad remunerará la cuenta nuestros ahorros
  • Si exige un importe mínimo
  • Si se trata de una cuenta sin comisiones
  • Si el banco que la ofrece está adherido a un FGD