Calculadora Plan de Pensiones: ¿Cuánto ganarás con su ventaja fiscal?

Muchos españoles se plantean abrir un plan de pensiones, pero normalmente lo consideran un producto de inversión complejo y desconocen sus ventajas fiscales. Con esta calculadora podremos saber cuánto dinero tendremos en el plan cuando queramos rescatarlo, si nos saldrá a cuenta contratarlo, qué ahorro fiscal tendremos y cuánto habremos ganado de más en comparación con un fondo de inversión.

Precio: GRATIS

Mi situación

Mi jubilación

años

Mi inversión

%

Mandar el informe a

@

!No enviamos SPAM!


Las ventajas fiscales de los planes de pensiones

La ventaja principal de contratar un plan de pensiones es la ventaja fiscal que ofrecen que nos permite diferir su pago hasta el momento de la jubilación, permitiéndonos un ahorro mayor. Las aportaciones realizadas al plan reducen la Base Imponible General de la delcaración de la renta en la menor de las siguientes cantidades:

  • Un límite máximo absoluto de 8.000 € de los rendimientos del trabajo y actividades económicas
  • Un límite máximo porcentual del 30 % de los rendimientos del trabajo y actividades económicas

Es decir, la base sobre la que nos cobren el IRPF será menor y, por tanto, pagaremos menos impuestos. Además, si este descuento coincide con una bajada de tramo, el porcentaje de IRPF que nos cobrarán será menor y obtendremos una reducción mayor. Para verlo de manera más clara cómo funciona la reducción de la base imponible en los planes de pensiones, podemos ver en la siguiente tabla cómo afectará a los impuestos totales que pagaremos al aportar o no una parte de nuestros ingresos en un plan de pensiones:

En esta tabla suponemos que tenemos un salario bruto anual de 20.000 € y que tendremos que pagar un 24 % en IRPF. Sin aportar a ningún plan de pensiones, nos cobrarán ese 24 % sobre los 20.000 €. En cambio, aportando 5.000 € al plan de pensiones la base liquidable sobre la que nos cobrarán el IRPF será de 15.000 €, resultando en 1.200 € ahorrados en impuestos. Como los 5.000 € no suponen el 30 % de nuestros ingresos, nos aplicarán la reducción del total aportado (hasta un máximo de 8.000 €).

Los impuestos no se eliminan, se pagan después

Que no tengamos que pagar los impuestos sobre el capital que aportemos al plan de pensiones no significa que el Estado "nos regala dinero" ya que no se trata de una eliminación de los mismos sino de un pago diferido. El IRPF correspondiente se pagará cuando rescatemos el plan de pensiones que, por lo general, será una vez jubilados.

Este dato es muy importante ya que condicionará cuántos impuestos pagaremos al rescatar el dinero ahorrado durante años en este tipo de producto. Por norma general, una vez jubilados nuestros ingresos serán mucho menores ya que la pensión que recibiremos no será tan alta como nuestra nómina al trabajar por lo que pagaremos menos impuestos. Pero es importante tener que en cuenta que el dinero que saquemos del plan de pensiones se sumará a nuestros ingresos por la pensión y a la base liquidable sobre la que nos cobrarán el IRPF. De esta manera si decidimos sacar todo lo ahorrado en un plan de pensiones de una sola vez será como si ese año hubiésemos recibido una nómina extremadamente alta y pagaremos los impuestos correspondientes. Esta opción no es muy recomendable ya que podríamos pagar más impuestos con esta opción que los que hubiésemos pagado al no haber realizado ninguna aportación al plan.

Lo mejor es calcular cuál es el tramo en el que estamos una vez jubilados y sacar una parte del capital del plan justa como para no saltar de tramo y acabar pagando más impuestos. En la calculadora gratuita podremos calcular qué cantidad nos convendrá rescatar cada año para pagar el mínimo de impuestos posible y ahorrar.

¿Pierdo la ventaja fiscal si cambio de plan de pensiones?

No. Una de las características de los planes de pensiones es que no tendremos que perder las ventajas fiscales acumuladas si decidimos cambiar de nuestro plan actual a uno más ventajoso. Los impuestos sobre el dinero aportado en los planes de pensiones solo se cobrarán una vez rescatemos el dinero, es decir, cuando recuperemos el dinero al jubilarnos.

Poder traspasar los planes de pensiones sin perder las ventajas fiscales ya acumuladas es perfecto para poder ir escogiendo en cada momento el plan que mejor nos conviene, tanto en la propia entidad como en otra entidad. Además, son muchos los bancos que ofrecen bonificaciones por el traspaso del plan que podemos aprovechar, aunque debemos tener en cuenta que estas ofertas de traspaso vienen con un requisito de permanencia mínima obligatoria.

Uso de cookies: En nuestra página utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecer contenidos y publicidad de interés.
Si continúas navegando, aceptas el uso que hacemos de las cookies.