Mejores ofertas a tipo fijo Ordenado por HelpMyCash
#1
Bonificado* Sin bonificar
TIN 2,07 % 2,47 %
TAE 2,37 % 2,49 %
Cuota 509 € 528 €
*2 productos bonificadores
#2
Bonificado* Sin bonificar
TIN 2,05 % 3,05 %
TAE 2,91 % 3,69 %
Cuota 508 € 556 €
*3 productos bonificadores
#3
TIN 2,99 %
TAE 3,12 %
Cuota 554 €
0 vinculaciones

Este listado ha sido elaborado por HelpMyCash.com. La información presentada ha sido investigada por el equipo editorial y, en algunas ocasiones, proporcionada por las propias entidades. Muchos o todos los productos que aparecen aquí son ofrecidos por nuestros socios comerciales. Esto puede influir en el lugar en el que aparece el producto en el listado, pero no influye en nuestra evaluación. Para ello, tenemos en cuenta diferentes criterios objetivos: el interés (TIN), la cantidad y precio de los productos que hay que contratar o a los que hay que adherirse para conseguir un interés bonificado, las opiniones de nuestros usuarios y la valoración de nuestros analistas. Nuestras valoraciones son propias. Actualizamos las ofertas y la información periódicamente. ¿Has encontrado algún error? Por favor, escríbenos un e-mail a atencion-al-cliente@helpmycash.com para que podamos corregirlo.

Elige tu hipoteca con la ayuda de un profesional

Recibe más ofertas, con mejores condiciones y sin compromiso. Solo tienes que rellenar un sencillo formulario.

Mejores ofertas a tipo variable Ordenado por HelpMyCash
#1
Bonificado* Sin bonificar
TIN E + 0,89 % E + 1,29 %
TAE 1,98 % 2,10 %
Cuota 352 € 370 €
*2 productos bonificadores
#2
Bonificado* Sin bonificar
TIN E + 0,79 % E + 1,79 %
TAE 1,97 % 2,64 %
Cuota 347 € 389 €
*3 productos bonificadores
#3
TIN E + 1,49 %
TAE 3,00 %
Cuota 382 €
0 vinculaciones

Este listado ha sido elaborado por HelpMyCash.com. La información presentada ha sido investigada por el equipo editorial y, en algunas ocasiones, proporcionada por las propias entidades. Muchos o todos los productos que aparecen aquí son ofrecidos por nuestros socios comerciales. Esto puede influir en el lugar en el que aparece el producto en el listado, pero no influye en nuestra evaluación. Para ello, tenemos en cuenta diferentes criterios objetivos: el interés (TIN), la cantidad y precio de los productos que hay que contratar o a los que hay que adherirse para conseguir un interés bonificado, las opiniones de nuestros usuarios y la valoración de nuestros analistas. Nuestras valoraciones son propias. Actualizamos las ofertas y la información periódicamente. ¿Has encontrado algún error? Por favor, escríbenos un e-mail a atencion-al-cliente@helpmycash.com para que podamos corregirlo.

prestamos hipotecarios

¿Qué son los préstamos hipotecarios?

Un préstamo hipotecario o hipoteca es un producto de financiación bancario con el que una entidad presta dinero a una persona física o jurídica, generalmente para comprar una vivienda, pactando un plazo y unas condiciones de devolución determinadas. 

La característica principal de una hipoteca, a diferencia de otros préstamos, es que tiene dos garantías de pago: la hipotecaria (el bien adquirido con el dinero) y la personal (el resto de bienes presentes y futuros del titular). Esto implica que si no cumplimos nuestras obligaciones de pago, el banco puede quedarse con la vivienda. Y en caso de que su valor no salde la deuda, puede embargar nuestros otros bienes. 

¿Cuál es la tendencia del mercado hipotecario?

En España, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, la contratación de hipotecas tiende ligeramente al alza. En el mes de abril de 2022 se inscribieron un total de 33.423 préstamos hipotecarios para la compra de vivienda, un 4,5% más que en el mismo período de 2021.

En el total del año 2021, se contrataron 417.501 hipotecas, el mayor volumen desde el 2010. Eso representa una subida del 23,61% respecto a 2020 y de un 15,56% respecto a 2019.

Que se den más créditos para la vivienda no es casualidad: hay más demanda para adquirir inmuebles y, lógicamente, eso ha disparado la demanda de financiación. Entre los motivos que explican este aumento destacan que los bancos dan hipotecas muy baratas (aunque están empezando a encarecerlas), que muchos de los que no pudieron comprar en 2020 lo están haciendo ahora, que hay una nueva demanda de gente que ha podido ahorrar durante el confinamiento y busca más espacio y que el precio de la vivienda ha bajado en algunas zonas.

Si buscas más información sobre cómo pedir una hipoteca, puedes consultar la página dedicada a este tema.

¿Cómo conseguir los mejores créditos para vivienda en 2022?

Si queremos conseguir los mejores préstamos inmobiliarios para financiar nuestra vivienda, debemos fijarnos tanto en el interés, como en los productos vinculados y las comisiones. Para ello, puede ser de gran utilidad usar algunas herramientas como las que ofrece HelpMyCash.com

Comparador de préstamos hipotecarios

Nos servirá para comparar las particularidades de hasta cuatro hipotecas de forma simultánea. De esta manera, nos permitirá tener una idea general de las características de los principales préstamos hipotecarios que se comercializan actualmente. 

Accede al comparador de hipotecas

Ranking de las mejores hipotecas

Otra opción es visitar la página con los listados de los 10 mejores préstamos hipotecarios según el tipo. Así, tendremos una visión más panorámica de las hipotecas más atractivas y sus características. Por supuesto, los rankings se actualizan periódicamente. 

Consulta el ranking de las mejores hipotecas

Calculadora de cuota

El Banco de España recomienda que no destinemos más del 35% de nuestros ingresos para cubrir nuestras deudas financieras, entre ellas la hipoteca. Por esta razón, tenemos que asegurarnos de poder pagarla. Si elegimos una a tipo variable, es necesario hacer cálculos según varios escenarios de euríbor. Lo podemos realizar con un simulador de préstamos para vivienda como el siguiente

Simula tu hipoteca
años

¿Para qué sirven los préstamos hipotecarios?

Antes hemos dicho que un préstamo hipotecario o hipoteca se utiliza, principalmente, para financiar la compra de una vivienda. Sin embargo, esta no es la única finalidad de este producto, pues también puede emplearse para cubrir otras necesidades. Veamos para qué podemos usar estos créditos: 

  • Para comprar una vivienda u otro tipo de inmueble. La principal finalidad de los préstamos hipotecarios es financiar la adquisición de inmuebles: una primera o segunda vivienda, un local, un garaje... 

  • Para construir una casa. También podemos contratar uno de estos productos para edificar nuestra futura vivienda. En estos casos, los bancos ofrecen un crédito específico que se llama hipoteca para autopromotor

  • Para reformar un inmueble. Si necesitamos dinero para hacer una reforma, podemos hipotecar la vivienda para conseguirlo. 

Las condiciones de la hipoteca pueden variar en función de su finalidad, pero también de otros aspectos como el perfil del cliente o el riesgo asociado a la operación. 

¿Necesitas financiación para comprar y reformar una vivienda? Hipotecas.com es la única entidad que ofrece un préstamo específico para esa finalidad. Puedes contactar con esta financiera a través de este formulario.

¿Cuál es la diferencia entre un préstamo y un crédito hipotecario?

En general, cuando hablamos sobre financiación para adquirir una vivienda, se usan indistintamente los términos "préstamos hipotecarios" y "créditos hipotecarios". Sin embargo, pese a que se empleen como sinónimos, existen diferencias importantes entre estos dos conceptos, según el portal educativo Finanzas Para Todos

  • Préstamos hipotecarios: en estos casos, se pacta con el banco una cantidad prestada, un plazo para devolver el dinero, el tipo de interés y el método de amortización. Este último suele ser el francés, con el que se pagan más intereses y menos capital al principio y, poco a poco, se va invirtiendo la fórmula.

  • Créditos hipotecarios: a diferencia de los préstamos hipotecarios, estos nos permiten disponer del dinero ya pagado. Esto es, son líneas de crédito o hipotecas abiertas con las que, si necesitamos financiación para otros proyectos, podemos retirar cantidades sin tener que pedir un préstamo nuevo. De este modo, podemos tener un interés más bajo que con un crédito al consumo. 

Los préstamos hipotecarios y los créditos hipotecarios pueden tener un interés fijo, variable o mixto. Ahora mismo, el primero es el que está ganando más popularidad, ya que los bancos los han rebajado notablemente para tentar a los clientes que se fían poco del euríbor y buscan seguridad.

¿Y la diferencia entre un préstamo hipotecario y uno personal?

Además de los préstamos hipotecarios, el catálogo de productos de los bancos también incluye los llamados préstamos personales. Ahora bien, aunque ambos sean créditos, hay importantes diferencias entre sus características y su finalidad. Lo explicamos con más detalle a continuación:

  • La garantía de los créditos personales es exclusivamente personal (los bienes presentes y futuros). Por otro lado, la garantía del crédito hipotecario es tanto personal como hipotecaria (vivienda financiada).

  • La finalidad también suele ser diferente. Un préstamo hipotecario se pide, por lo general, para adquirir una residencia habitual o una segunda vivienda, mientras que uno personal se solicita para adquirir bienes o servicios de consumo (para comprar un coche, para reformas, etc.).

  • El plazo de amortización de una hipoteca es mayor (hasta 30 años, incluso alguna hasta 40 años) que el de un préstamo personal (plazo medio de un máximo de 5 años, aunque exista alguna de hasta 10 años). 

  • El tipo de interés de un préstamo hipotecario es más bajo (interés medio en torno al 2%) que el de un préstamo personal (alrededor de un 7%).

  • Los gastos adicionales no están tan presentes en los préstamos personales (la notaría, la tasación, los impuestos...).

Asimismo, dada la diferencia entre el importe de ambos productos, el préstamo personal puede conseguirse en unos días como máximo, mientras que el proceso de concesión de una hipoteca puede alargarse hasta los dos meses. 

¿En qué se diferencian de los préstamos con garantía hipotecaria?

Las hipotecas y los llamados préstamos con garantía hipotecaria, aunque tengan muchas características en común, no son el mismo tipo de producto. Los segundos, a diferencia de las hipotecas, no sirven para adquirir un inmueble, sino que se usan para otros fines: para reunificar deudas, para pagar herencias, etc. Y su interés, por lo tanto, suele ser más alto. 

Asimismo, pese a que hay bancos que también conceden a particulares estos préstamos con garantía hipotecaria, lo más habitual es que se contraten a través de intermediarios financieros o de prestamistas privados. 

¿Quieres más información? Descarga nuestra guía hipotecaria

En esta página hemos explicado lo más básico de los préstamos hipotecarios: qué son, cómo conseguirlos, para qué sirven y en qué se diferencian de otros productos financieros. Ahora bien, si queremos saber más sobre estos créditos, encontraremos más información en la guía hipotecaria de HelpMyCash.com.

En esta herramienta online, que puede descargarse gratuitamente, explicamos cómo se piden las hipotecas, en qué hay que fijarse para pagar lo mínimo posible y cuál es la 'letra pequeña' que pueden incluirse en estos contratos. 

¡Guía GRATUITA! Cómo pedir una hipoteca

Cómo pedir una hipoteca

¿Quieres comprar una casa y necesitas una hipoteca?

Estos productos financieros son complejos y su contratación implica contraer una deuda muy elevada a muy largo plazo. Por ello, los expertos de HelpMyCash.com han elaborado esta útil guía práctica que ofrece lo siguiente:

  • Todos los pasos para pedir un préstamo hipotecario al banco
  • Un formulario gratuito para poder comparar varias hipotecas
  • Consejos para conseguir la hipoteca más conveniente

Déjanos tu dirección de correo electrónico y recibirás esta útil guía gratuitamente.

Ver y descargar guía

Filtros
Tipo de hipotecas
Uso de la vivienda
Finalidad
Financiación máxima