Los mejores depósitos bancarios a plazo fijo
#1

TAE

1,17 %

Ventajas

  • Rentabilidad del 1,17% TAE
  • Beneficio de 2.925€ sobre 50.000€
  • Hasta 100€ de regalo con Raisin
  • Inversión desde 10.000€
  • FGD de Chequia
Solicitar
#2

TAE

1,10 %

Ventajas

  • Rentabilidad del 1,10% TAE
  • Beneficio de 1.650€ sobre 50.000€
  • Hasta 100€ de regalo con Raisin
  • Inversión desde 10.000€
  • FGD de Italia
Solicitar
#3

TAE

1,05 %

Ventajas

  • Rentabilidad del 1,05% TAE
  • Beneficio de 1.575€ sobre 50.000€
  • Hasta 100€ de regalo con Raisin
  • Inversión desde 10.000€
  • FGD de Portugal
Solicitar

intereses a plazo fijo. interés plazo fijo

¿Qué es el interés a plazo fijo?

El interés a plazo fijo es el tipo de rentabilidad que una entidad bancaria ofrece a sus usuarios por la contratación de uno de sus productos de ahorro. Lo habitual es que sea propio de los depósitos a plazo fijo y este tipo de interés bancario determinará las ganancias que se podrán obtener con este producto. Para calcular lo que se puede ganar con un depósito, se deben tener en cuenta el TIN y la TAE del depósito.

¿Qué es el TIN y la TAE en los depósitos?

El TIN y la TAE sirven para indicar el interés a plazo fijo que genera un depósito o cualquier producto de inversión segura. El TIN es el Tipo de Interés Nominal y la TAE es la Tasa Anual Equivalente. Ambos se muestran en forma de porcentaje y, aunque suelen presentar cifras similares, presentan algunas diferencias fundamentales:

  • La TAE incluye los intereses bancarios que obtendremos, así como las comisiones y los gastos que van asociados al producto en el plazo de un año. Cuando el producto dura más o menos meses, la cifra no será del todo real. Eso sí, sirve para comparar dos productos de características y plazos diferentes, aunque no es exacta para saber cuánto rendimiento obtendremos por el plazo fijo.

    • La TAE tiene en cuenta cuándo se produce la liquidación de los intereses del plazo fijo y los incluye como si estos se remunerasen, un aspecto que puede llevar al engaño, ya que en la mayoría de casos los intereses no se vuelven a invertir junto al saldo depositado, si no que se derivan a una cuenta asociada.

  • El TIN hace referencia a los intereses a plazo fijo reales que obtendremos por un depósito teniendo en cuenta el plazo de su duración.

¿Cómo se calculan los intereses de un plazo fijo?

Para saber cómo calcular los intereses de un plazo fijo, como decíamos, tenemos que prestar atención al TIN y a la TAE, para conocer los intereses bancarios que conseguiremos por un plazo fijo.

Podemos saber el beneficio nosotros de forma fácil, usando un cálculo rápido entre la cantidad de dinero que depositemos en el producto, el plazo de tiempo y los porcentajes de TIN y TAE.

Si quieres ver un ejemplo del cálculo de los beneficios de un depósito puedes visitar nuestra página sobre depósitos a plazo fijo, donde explicamos en detalle cómo hacerlo.

También existen herramientas como este comparador de depósitos seguros que facilitan y agilizan el proceso de comprobación de lo que ganaremos.

Eso sí, recuerda que esa no es la cifra total que obtendremos, ya que hay que tener presente que los depósitos a plazo fijo tributan ante Hacienda en concepto de IRPF (entre el 19% y el 26% según el beneficio que hayamos obtenido) y tener en consideración las comisiones en el caso de que el depósito las tuviese.

¿Cómo tributan los intereses a plazo fijo ante Hacienda?

Todos los intereses bancarios obtenidos, provengan de un plazo fijo o de una cuenta, tributan ante Hacienda, normalmente al 19%. Esto significa que, del resultado total obtenido mediante los intereses de un plazo fijo, deberemos restarle un tanto por ciento que vendrá determinado en función de la cantidad obtenida. Es decir, que la tributación dependerá de los intereses generados por el depósito.

Los intereses tributan ante Hacienda por hasta 4 tramos distintos:

Intereses generados Tipo de interés aplicable actual
Hasta 6.000€ 19% sobre los intereses
Hasta 50.000€ 21% sobre los intereses
Hasta 200.000€ 23% sobre los intereses
Más de 200.000 26% sobre los intereses

¿Cómo ha sido la evolución de los intereses bancarios?

Los intereses bancarios de los depósitos a plazo fijo han ido disminuyendo durante los últimos años. La rentabilidad cada vez está más próxima al 0%.

En 2009, un depósito con un plazo de entre uno y dos años rentaba, de media, entre un 2% y un 3% TAE, mientras que en marzo de 2017 la rentabilidad de los plazos fijos sufría una caída hasta el 0,10%.

El siguiente gráfico muestra el histórico de la rentabilidad que han ido ofreciendo los depósitos bancarios desde 2003 hasta la actualidad:

intereses bancarios a plazo fijo. histórico de los intereses a plazo fijo

¿Qué tipo de plazo fijo genera más intereses bancarios?

A pesar de que la evolución de los intereses a a plazo fijo ha ido a la baja, no todo son malas noticias y todavía es posible hallar plazos fijos que ofrezcan un interés decente. Si bien son la sombra de lo que fueron entonces, existen hasta tres tipos de plazos fijos con buenos intereses bancarios:

  • Depósitos en bancos extranjeros contratables desde España. Cada vez tienen más presencia y sus productos son, en general más interesantes y rentables que los nacionales.
  • Depósitos con vinculación. A cambio de contratar otros productos, algunas entidades ofrecen rentabilidades mayores. Sin embargo, antes de aceptar cualquier vinculación para conseguir un plazo fijo rentable deberíamos analizar las condiciones de ese producto.
  • Depósitos de bienvenida, normalmente dirigidos a nuevos clientes. Suelen ser plazos fijos con elevados intereses.

Mejores bancos para contratar un depósito a plazo fijo

Estos son algunos de los plazos fijos más interesantes que se pueden contratar en 2021:

En la tabla aparecen los depósitos con mejor interés a plazo fijo que se ofertan hoy en día para contratar desde españa, pero si consultamos las opciones podremos observar que hay plazos fijos a 10 años que pueden tener un interés bancario mayor. En la tabla no aparecen porque contratar un depósito bancario a un plazo tan largo no es recomendable, ya que en tantos años los tipos de interés establecidos por el Banco Central Europeo podrían tener modificaciones y esto afecta a que los depósitos, en ese entonces, si aumentan su rentabilidad, estaremos perdiendo la oportunidad de ganar más dinero. Ahora es una época histórica para estos productos: las rentabilidades nunca han sido tan bajas. Es preferible escoger un plazo de depósito más corto. Junto con eso, en todos esos años es posible que necesitemos retirar el dinero y un plazo fijo no nos ofrece liquidez.

Filtros
Tipo de cuentas
Plazo
Garantía