Foro | Blog |
|

← Participaciones preferentes Bankia - Caja Madrid

2238 respuestas Mostrando: 2236 - 2238 de 2238 respuestas

# 2236 hace 1 semana
Principiante + 1000 votos

El 'grupo criminal de caja Madrid'
El retrato de Blesa y compañía que hace el ex juez que le metió en la cárcel

El caso Blesa, Caja Madrid, acciones Bankia, preferentes, tarjetas black, etc., como queramos denominarlo, no acaba. En contra de lo deseado por su principal protagonista, el ex presidente de la caja Miguel Blesa (Linares, Jaén, 8 de agosto de 1947), la causa sigue abierta en diferentes juzgados. Blesa continúa imputado en el juzgado de instrucción nº 9 de Madrid por la compra del City National Bank of Florida y en la Audiencia Nacional por la comercialización salvaje de las preferentes y, también, por haber organizado "presuntamente" el uso y abuso de las famosas tarjetas black de la caja.

Y, en mitad de esta tormenta, nuevas acusaciones se presentan contra el linarense. La próxima semana sale a la venta La verdad sobre el caso Blesa, escrito por el que ha sido durante los últimos años su auténtica bestia negra, quien le ingresó dos veces en prisión: Elpidio Silva (Granada, 1959), el ya ex juez, condenado por prevaricación a 17 años y medio de inhabilitación al prosperar una querella presentada contra él por la Fiscalía a la que se sumó, posteriormente, el propio Blesa.

Silva describe ampliamente a Blesa a lo largo de su obra, que se presenta como "la verdad sobré cómo se ha gestionado Caja Madrid desde que Blesa ocupó su presidencia. Una historia de terrorismo político y económico de corrupción y estafa sistemática". Y es el mismo juez que tomó declaración al imputado quien detalla las características físicas y psicológicas del que luego se revolvió contra él consiguiendo su expulsión de la carrera: "La mirada de Blesa, medio furtiva, es la de un cazador que teme ser cazado... El exbanquero podía ser amable, seductor y aparentemente adaptado tanto como quisiera, enriqueciéndose simultáneamente sin cesar. Las posibles limitaciones intelectuales de Miguel encontraron un nicho de dignificación asegurado, en un ambiente donde la debida reserva, o solo callarse, pueden interpretarse, sin más como un signo de inteligencia y superioridad. Blesa vivía dentro del Régimen, trepó y es muy posible que se extralimitara penalmente pagando sobreprecios astronómicos, derrochando, repartiendo favores y privilegios y gestionando préstamos como si se regalara el dinero".

Y todo parte de una denuncia general que realiza Silva en su relato, que le sirve para explicar en qué consistía y cómo se realizaba la corrupción económica en Caja Madrid: las transferencias de rentas a amigos y amigos de los amigos. Lo que Silva califica como "capitalismo de amiguetes": "En un tono eufemístico, se hace referencia a la influencia política en las cajas de ahorro. En un tono mucho más crítico, se ha mantenido la existencia de mafias corporativas en estas entidades, de modo que entre políticos, altos directivos y otros personajes ocultos se las han cargado. Respecto del núcleo de estas tramas del fraude... coinciden en lo siguiente: una forma de perpetuarse es intercambiándose privilegios, y un privilegio muy usual es regalarse dinero fingiendo préstamos".

Por ello, el ex juez, intenta justificar su actuación durante la instrucción: "Era imprescindible penetrar ampliamente en la gestión de Caja Madrid. Había que averiguar el amplio nicho delictivo de una conducta paradigmática de amiguetes repartiéndose favores".

Elpidio Silva encuadra la corrupción de Caja Madrid dentro de una corrupción general del sistema, lo que él define reiteradamente como "Régimen del 78". Y, cómo no, también señala a "la casta" como máxima responsable de este desastre: "Algunos en 2012 conocíamos cómo funciona corporativamente la casta, el capitalismo de amiguetes, las élites extractivas o el sonsonete del Régimen. Cualquier juez al tanto de este asunto criminalístico sabía perfectamente qué buscar tratándose de Caja Madrid o de cualquier otra corporación erosionada por la corrupción permanente. Algunos jueces incluso hoy siguen procediendo como si no lo supieran, para adaptarse o para tomarnos como idiotas".

Elpidio no se considera un idiota y sí un juez que tiene que cumplir con su deber, por eso explica el porqué, en contra de la fiscalía, intentó llegar hasta el final en su investigación: "Una política de créditos concedidos a amiguetes, de forma irresponsable y sabiendo que apenas se recuperaría lo prestado, ilustraba perfectamente una filosofía de gestión que, desde luego, podía haberse llevado por delante a Caja Madrid. Esto es lo que resaltaba criminógenamente la denuncia del sindicato Manos Limpias. Describía a un personaje sin el menor escrúpulo para impulsar financiaciones que, en realidad, constituían transferencias de rentas a favor de amigos o amigos de amigos... El asunto era examinar si regalar dinero, simulando créditos, era una conducta propia de un gestor delincuente, capaz de cargarse por completo la entidad que regenta".

Y como hilo inicial para desanudar todo el enredo de la trama, el crédito de 26,5 millones de euros que Caja Madrid concedió al amigo de Blesa y consejero asimismo de la caja, Gerardo Díaz Ferrán, ex presidente que fue de la patronal CEOE. Silva se lamenta de que su instrucción fuera anulada en este aspecto por la Audiencia y que, por ahora, este presunto delito permanezca todavía sin juzgar ni condenar: "Díaz Ferrán solicitó el crédito a Caja Madrid para salvar... Air Comet, que se encontraba posiblemente en quiebra técnica.... Como garantía del mismo ofreció diversos bienes inmuebles, las acciones del Grupo Marsans y su palabra. Pero ¿qué valían realmente estas garantías? No hablamos de un préstamo incobrable?... El crédito criminalizado a Díaz Ferrán no sólo señalaba una gestión desleal, sino, sobre todo, un posible reparto entre amiguetes del botín de la caja".

También aparecen en su relato los correos incautados a Caja Madrid, cuestionados en un primer momento (utilizados en su contra para su condena) pero que han permitido aflorar la existencia de las tarjetas black, siendo ahora pruebas de cargo del juez Andreu contra los consejeros y directivos de Caja Madrid y de Bankia. Silva reproduce, entre otros muchos, dos emails: "De los siguientes dos correos se desprende que contamos, sencillamente, con una nueva versión del Gürtel, relacionando la trama mafiosa de Caja Madrid con esta causa judicial. De esta forma, probablemente dos redes criminales (referidas al PP y a Caja Madrid) convergen y se coordinan en la posible consumación del delito. El secretario del Consejo de Caja Madrid, Enrique de la Torre, remite este mensaje de alerta máxima a Blesa: "De: Enrique de la Torre. À: Miguel Blesa de la Parra. Envoyé: Mon, Sep 28 . 21:50:51 2009. Objet: Ojo. Tienes que estar avizor. De las dos facturas que enviaron del PP de Madrid para su abono por la Caja, vía Engracia, en las anteriores elecciones de 2006, una es de una sociedad que aparece en la prensa estos días. Yo tengo los papeles bien guardados, pero no respondo ya del entorno". A Blesa, que no está para que le molesten continuamente con temas más que programados y protegidos por la impunidad, le molesta recibir el anterior correo, revelando toda clase de detalles incómodos. Y, en unos 30 minutos, pidió explicaciones a Barcoj: 'De: Miguel Blesa de la Parra. Enviado el: lunes, 28 de septiembre de 2009, 22: 14. Para Ildefonso José Sánchez Barcoj. Asunto: Tr: Ojo. Este tío no para. ¿Qué es esto?'".

Silva no tiene duda: en Caja Madrid se instaló un grupo delictivo al que relaciona hasta con el tráfico de armas: "Los correos disipan muchas dudas. Son el coro que entona este mantra proclamada por la gente, probablemente con acierto: 'En Caja Madrid se instaló un grupo criminal'. Respecto del menudeo miserable se repartieron favores entre toda la clase de peones consagrados al reparto del botín. Mientras, en el despilfarro a gran escala se jugó a lo grande. El grupo favorecido por Blesa despreciaba el control político de Esperanza Aguirre e intentó romper esa forja autonómica creando una plataforma corporativa internacional, el grupo Caja Madrid Cibeles. Los correos situaban la instrucción del caso Banco de Miami en un espacio criminógeno amplísimo, más allá del territorio nacional; probablemente proyectado a catapultar actividades no bancarias, como el comercio de las armas o la telefonía internacional".


Tu opinión

# 2237 hace 3 días
Principiante + 1000 votos

Un juzgado obliga a BANKIA a devolver 10.000 euros de preferentes que colocó a un abuelo y a su nieta en 2009
Un juzgado de Vilagarcía ordena a una entidad financiera la devolución del dinero depositado en participaciones preferentes por un abuelo y su nieta en mayo de 2009 así como los intereses pactados en su día.

La sentencia, dictada por la juez del 1, María José Caramés declara nulos los contratos de compra de las participaciones formalizadas por el abuelo, que en su nombre adquirió 10.000 euros (el 28 de mayo de 2009) y en el de su nieta, otros 4.000 (al día siguiente). Tiene en cuenta la sentencia el hecho de que el adulto retiró 4.000 euros de las participaciones en 2011, por lo que realiza el ajuste adecuado.

La demanda la presentó la letrada Gabriela Suárez quien en el juicio defendió el papel de meros "consumidores" a pesar de que la entidad Bankia haya alegado que su cliente "tuvo otros productos contratados en la entidad".

Aclarado este extremo en la resolución, la juez también ha tenido muy en cuenta la declaración de la subdirectora de la oficina bancaria. La empleada reconoció que fue ella quien le vendió las preferentes a los demandantes y que les ofreció "un producto que no era de riesgo, por cuanto en aquel momento no se conocía" la situación.

Considera la juez importante la declaración de la subdirectora que explicó a sus clientes que las preferentes "eran como un plazo fijo" y que la entidad "respaldaba el dinero" y que "lo reembolsaban en 48 horas".

Respecto del demandante, la empleada bancaria explicó que era una persona con un perfil de "ahorrador" a quien "en la actualidad no le ofertaría preferentes".

Esta versión pesó más en la sentencia que la emitida por el director de la sucursal quien afirmó que siempre explicaban que no era "un producto a plazo fijo, con vencimiento perpétuo y amortización en cinco años" aunque sí hablaban de "liquidez en 48 horas".

Con estos argumentos, la juez vilagarciana concluye que los demandantes jamás dispusieron "de información adecuada sobre el producto y sus riesgos". Argumenta que el abuelo y su nieta "no dan el perfil de personas conocedoras de este tipo de productos".


Tu opinión

# 2238 hace 2 días
Principiante + 1000 votos

BANKIA DEBERA PAGAR 1.500.000 euros a una entidad benéfica

El Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Cádiz ha dictado Sentencia 27/01/15 por la que estima parcialmente la demanda y condena a Bankia a indemnizar a la Fundación Carmen Pinillos con la cantidad de 1.300.000 euros, que con los intereses asciende a la cantidad de 1.500.000 euros, importe de la inversión en participaciones preferentes y los frutos que este capital le hubiera generado, que se materializan en los intereses legales de demora desde la compra de los títulos.

La Sentencia es pionera por cuanto la estafada se trata de una fundación benéfica sin ánimo de lucro que realiza importantes obras sociales en la ciudad de Cádiz, siendo su objetivo primordial el de ayudar económicamente y materialmente a ancianos y necesitados, sanos o enfermos.

A la muerte de su fundadora, Carmen Pinillos, se dejó una cartera de valores a la Fundación gestionada por un gestor discrecional de cartera Altae Banco, S.A, que es un profesional encargado de la gestión del patrimonio dejado por la fundadora, el cual dejaba una comisión por su asesoramiento financiero. La labor de la difunta fundadora la continuaron exactamente igual los tres patronos de la Fundación.

El gestor discrecional de cartera Altae Banco, S.A, perteneciente al grupo Bankia, incurrió, -según el Bufete Ortiz Abogados y el letrado José Luis Ortiz Miranda, quien llevaba la dirección jurídica del caso-, en claro conflicto de intereses contratando primordialmente los productos financieros que Bankia sacaba al mercado como las preferentes.

Ello hizo que le colocara a la Fundación, a espaldas de sus tres patronos, personas eminentemente conservadoras, 1.300.000 euros en un producto bancario tóxico y letal llamado Participaciones preferentes, perdiendo la práctica totalidad de la inversión.

Se trata, según la Sentencia, de un producto que su mismo nombre -Participaciones Preferentes- llama a confusión y engaño, toda vez que en realidad no otorgan "participación" en capital social alguno de Bankia; y por otro lado, lejos de ser "preferentes" es justo todo lo contrario, en caso de concurso de acreedores de Bankia, su orden de prelación de cobro está el último de la cola, incluso por detrás de los llamados "bonos Basura".

La Sentencia constituye un hito porque es la primera vez que los tribunales de Primera Instancia condenan a un banco por la comercialización de preferentes a una fundación benéfica. El fallo no ha sido recurrida por Bankia y alcanzó firmeza el pasado día 15.


Tu opinión

Mostrando: 2236 - 2238 de 2238 respuestas

Tu respuesta

Por favor, no escribas todo el texto en mayúsculas ni utilices palabras malsonantes. Ayúdanos a hacer del foro un espacio de intercambio agradable y útil para todos. Normas del foro

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Si continúas navegando, aceptas el uso que hacemos de las cookies. ×