Image of Ibercaja

Hipoteca Evoluciona

de Ibercaja

(65 votos)
Este producto no está disponible en nuestro portal Consulta el ranking actualizado con los mejores hipotecas del 2018

Productos populares en la categoría de variable

Hipoteca variable COINC
Image of Coinc
(451 votos) Solicitar
Hipoteca variable
Image of hipotecas.com
(779 votos) Solicitar
Hipoteca Open
Image of Openbank
(1433 votos) Solicitar
Hipoteca Sin Comisiones Variable
Image of Bankia
(1119 votos) Solicitar
Tipo de hipoteca
Variable
Ventajas
  • Interés desde euríbor más 1 %
  • Plazo máximo de hasta 30 años
  • Permite pedir una carencia de capital de 2 años
  • Bonificada por contratar otros productos de Ibercaja
Uso de la vivienda
  • Primera vivienda
  • Segunda vivienda
  • Inversión
Finalidad - Compra inmueble
Financiación máxima
80 %

70 % para otras finalidades

Plazo máximo
30 años
Tasa Anual Equivalente (TAE)
1,39 %
Tasa Interés Nominal (TIN)
1,50 % durante 12 meses - cuota de 399,94 €
Después E + 1,00 % - cuota de 371,34 €
Apertura y estudio
0,10% con un mínimo de 200,00 €
Amortización parcial
0,50%

0,25 % a partir del sexto año. Amortización total - los 5 primeros años a 0,50 % y el resto a 0,25 %

Subrogación
0,50%
Requiere domiciliar ingresos
Requiere domiciliar recibos
Seguro de hogar
Seguro de vida
Seguro de protección de pagos
Permite dación en pago
Permite carencia

Se puede pedir una carencia de capital de hasta dos años.

La Hipoteca Evoluciona de Ibercaja tiene un interés del 1,50 % fijo durante un año y de euríbor más 1 % a partir del segundo año para financiar hasta el 80 % del valor de tasación o de compra de una primera vivienda y el 70 % para otras finalidades, siendo el plazo máximo de 30 años.

Este producto tiene una comisión de apertura del 0,10 % (con un mínimo de 200 euros) y también de subrogación y de amortización (ambas del 0,50 % durante los cinco primeros años del préstamo hipotecario y del 0,25 % después). Además, requiere una fuerte vinculación: domiciliar la nómina; contratar dos o más seguros o tener más de 30.000 euros en productos de ahorro; y cumplir por lo menos dos requisitos más entre usar una tarjeta de crédito (con un gasto de 1.800 euros al mes), domiciliar tres recibos domésticos, tener un préstamo personal con un saldo vivo de 5.000 euros o más o hacer aportaciones sistemáticas a un plan de pensiones.

Por otra parte, esta hipoteca permite conseguir una carencia de capital de hasta dos años.