Desde hace unos años, cada vez son más las entidades financieras que te permiten solicitar préstamos personales a través de plataformas digitales. Así, utilizando nuestro comparador, podrás encontrar y contratar los mejores préstamos personales online del mercado en cuestión de minutos.

PP sold & sort by RPC (data LP style)
Importe: de 3.000 € a 50.000 €
Plazo min: 12 meses | Plazo max: 8 años
TAE min: 6,12% | TAE max: 14,92%
Coste 10.000 € a 1 año: 325,21 €
Importe: de 6.000 € a 60.000 €
Plazo min: 12 meses | Plazo max: 7 años
TAE min: 6,11% | TAE max: 11,52%
Coste 10.000 € a 1 año: 325,21 €
Importe: de 1.000 € a 40.000 €
Plazo min: 24 meses | Plazo max: 6 años
TAE min: 6,34% | TAE max: 15,62%
Coste 10.000 € a 1 año: 382,80 €
Importe: de 3.000 € a 30.000 €
Plazo min: 12 meses | Plazo max: 8 años
TAE min: 7,23% | TAE max: 19,56%
Coste 10.000 € a 1 año: 383,21 €
Importe: de 1.000 € a 15.000 €
Plazo min: 12 meses | Plazo max: 6 años
TAE min: 7,04% | TAE max: 14,93%
Coste 10.000 € a 1 año: 314,19 €

prestamos personales online

Es un hecho que las innovaciones tecnológicas no paran de integrarse y aplicarse en todas las esferas de nuestra sociedad, hasta el punto que parece que ahora todo puede hacerse a través de Internet y desde cualquier lugar, siempre que utilicemos un dispositivo que tenga conexión a la red. De hecho, el sector de las finanzas personales es uno de los que mayores cambios ha vivido en este sentido y, entre otros muchos servicios, ahora es posible gestionar nuestro dinero y cualquier producto financiero a través de Internet en cuestión de minutos, en cualquier momento del día y desde cualquier lugar.

Así, gracias a los avances tecnológicos, contratar una cuenta corriente, invertir en Bolsa o en cualquier otro mercado de valores, incluso, solicitar préstamos es mucho más fácil, rápido y cómodo que nunca. Tanto es así, que ya no es necesario desplazarse hasta una oficina bancaria, ahora es posible hacerlo mediante un solo clic a través de cualquier dispositivo que nos permita acceder a la red de manera directa.

Además, gracias a los comparadores de productos financieros online como HelpMyCash.com, podemos comparar entre todas las ofertas del mercado con la información actualizada y en cuestión de muy pocos minutos, tanto de los préstamos personales "tradicionales" como de los préstamos personales online, y, así, decantarnos por el que nos ofrezca las características y condiciones que mejor se ajusten a nuestras necesidades económicas y a nuestra situación personal.

Tipos de créditos personales online actuales

Los préstamos personales son los productos que suelen contratar las familias cuando quieren financiar sus necesidades de consumo y sus proyectos particulares. Como su propio nombre indica, la garantía de estos créditos es personal, por lo que, en caso de impago, el titular responde a la deuda con sus bienes presentes y futuros, no con un bien en concreto como podría ser un coche o una vivienda. Los préstamos personales online pertenecen a esta clase de productos, aunque cuentan con la ventaja añadida de que se pueden solicitar -y contratar, en la mayoría de los casos- a través de Internet y sin apenas papeleos.

A continuación, te explicamos cuáles son los diferentes tipos de créditos personales online que puedes contratar, desde los mini créditos hasta los préstamos comercializados por la banca de toda la vida, así como sus aspectos fundamentales, tales como el plazo, los importes que admiten, sus precios más habituales, etc. 

Mini créditos al instante online

Mini créditos de hasta 1.200 euros en minutos
Importe: de 1 € a 300 €
Plazo min: 1 día | Plazo max: 1 mes
TAE min: 2.424,60% | TAE max: 2.424,60%
Coste 100 € a 30 días: 25,20 €
Importe: de 50 € a 300 €
Plazo min: 1 día | Plazo max: 2 meses
TAE min: 439,00% | TAE max: 439,00%
Coste 100 € a 30 días: 0,00 €
Importe: de 50 € a 300 €
Plazo min: 7 días | Plazo max: 1 mes
TAE min: 0,00% | TAE max: 2.229,80%
Coste 100 € a 30 días: 0,00 €
Importe: de 50 € a 300 €
Plazo min: 5 días | Plazo max: 1 mes
TAE min: 0,00% | TAE max: 6.171,00%
Coste 100 € a 30 días: 0,00 €
Importe: de 50 € a 400 €
Plazo min: 5 días | Plazo max: 2 meses
TAE min: 628,44% | TAE max: 3.112,64%
Coste 100 € a 30 días: 33,00 €
Importe: de 50 € a 1.000 €
Plazo min: 7 días | Plazo max: 1 mes
TAE min: 3.112,60% | TAE max: 5.431,20%
Coste 100 € a 30 días: 30,00 €
Importe: de 50 € a 300 €
Plazo min: 5 días | Plazo max: 1 mes
TAE min: 0,00% | TAE max: 1.309,00%
Coste 100 € a 30 días: 0,00 €
Importe: de 50 € a 300 €
Plazo min: 7 días | Plazo max: 6 meses
TAE min: 1.732,08% | TAE max: 2.115,69%
Coste 100 € a 30 días: 28,80 €
Importe: de 50 € a 250 €
Plazo min: 7 días | Plazo max: 1 mes
TAE min: 2.244,00% | TAE max: 9.241,00%
Coste 100 € a 30 días: 33,00 €

Los minicréditos son préstamos online no bancarios con los que podemos conseguir importes muy reducidos (de hecho, rara vez superan los 1.200 euros, siempre que seamos antiguos clientes) y con un plazo de reembolso de hasta 30 días como máximo, aunque algunos prestamistas nos permitirán hacerlo en 2 o hasta en 3 meses. La principal ventaja que ofrecen estos productos es su rápida velocidad en cuanto al proceso de solicitud y, sobre todo, en lo que respecta al tiempo de concesión del capital a nuestra cuenta bancaria, pues las compañías que los otorgan son capaces de evaluar las peticiones de sus clientes en muy poco tiempo y de ingresar el dinero en tan solo unos minutos. Esto ha sido posible gracias a los sistemas de verificación automática de los que disponen algunos prestamistas como es el caso de Kontomatik, Pich o Instantor.

Asimismo, debemos tener en cuenta que los mini préstamos tienen un precio superior al del resto de los créditos del mercado, ya sean personales o no. Sin embargo, los prestamistas que los comercializan justifican su coste en base a los servicios que ofrecen, es decir, por la rapidez que tienen en lo que respecta a la solicitud y concesión y, sobre todo, la flexibilidad en lo que se refiere a los requisitos de acceso, ya que son mucho más laxos y accesibles que los establecidos por cualquier entidad bancaria tradicional en sus productos.

Para entenderlo mejor, es como si en vez de utilizar un autobús para desplazarnos, recurrimos a un taxi. Evidentemente, se trata de un servicio mucho más personalizado, ya que nos recogerá donde queramos, tardará mucho menos tiempo en llevarnos, es más cómodo y nos dejará exactamente donde pidamos, por lo que tiene un precio superior.

Créditos rápidos sin papaleos

Créditos rápidos de hasta 5.000 euros
Importe: de 300 € a 800 €
Plazo min: 3 meses | Plazo max: 24 meses
TAE min: 106,30% | TAE max: 127,80%
Coste 2.000 € a 6 meses: 595,78 €
Importe: de 100 € a 3.000 €
Plazo min: 2 meses | Plazo max: 3 años
TAE min: 42,41% | TAE max: 381,88%
Coste 2.000 € a 6 meses: 214,44 €

Con estos préstamos online podemos conseguir cantidades mayores de dinero que con los mini créditos (entre 500 euros y 5.000 euros), a devolver en varias mensualidades. Normalmente, los créditos rápidos online se otorgan en menos de 48 horas y, en muchas ocasiones, en cuestión de pocos minutos. En la mayoría de los casos, los préstamos personales rápidos los conceden empresas de capital privado, aunque últimamente algunos bancos también ofrecen este tipo de créditos debido a la gran cantidad de innovaciones tecnológicas que se están estableciendo.

No debemos olvidar que este tipo de crédito suele ser más caro que los préstamos personales bancarios y las tarjetas y, sobre todo, que las hipotecas. Eso sí, serán más baratos que los minicréditos, puesto que estos son los productos de financiación más caros del mercado.

Préstamos preconcedidos o anticipos de nómina

Con estos préstamos personales, que también pueden pedirse y contratarse a través de Internet, podemos obtener un adelanto de una o de varias veces el importe de nuestra nómina o pensión al instante, ya que la entidad dispone de nuestros datos y sólo tendrá que dar la orden de transferencia. Eso si, para conseguir el anticipo es imprescindible tener la nómina o la pensión domiciliada en el banco y contar con cierta antigüedad como clientes, ademas de tener un buen historial crediticio y contar con un buen nivel de solvencia. Una vez solicitado el adelanto, la entidad aprueba la petición en poco tiempo e ingresa el dinero en la cuenta del cliente en muy pocas horas.

Préstamos personales tradicionales

Actualmente, la gran mayoría de los préstamos personales que comercializan las entidades bancarias también se pueden solicitar (y contratar, en la mayoría de los casos) a través de Internet. Los importes de estos créditos son mucho más elevados que el del resto de los préstamos mencionados, normalmente de entre 3.000 y 100.000 euros, por lo que se piden sobre todo para financiar proyectos de gran envergadura como reformar una vivienda, adquirir un coche, realizar un viaje, financiar una celebración, reunificar varias deudas o pagar unos estudios, entre otros. En cuanto al plazo, estos préstamos se suelen reembolsar entre un mínimo de 3 meses y un máximo que puede llegar a alcanzar los 10 años.

En función de nuestras necesidades financieras y del perfil económico y el historial crediticio que tengamos, nos resultará más conveniente decantarnos por un tipo de producto u otro. Para ello, podemos apoyarnos en comparadores online como HelpMyCash.com con los que podremos filtrar las búsquedas que realicemos y obtener toda la información necesaria sobre diferentes consejos gracias al blog, herramientas como calculadores y simuladores y páginas de las que disponen.

¿Quién concede préstamos personales por Internet?

Cuando estalló la crisis económica, las empresas de capital privado consiguieron acaparar una gran parte del mercado financiero gracias a la gran demanda que vivieron hacia sus mini préstamos, pero durante los últimos años varios bancos han digitalizado sus procesos de concesión y ahora muchos de ellos son capaces de otorgar financiación a través de sus plataformas virtuales, con todo lo que esto implica. Es decir, se han puesto al nivel de los prestamistas privados y ofertan productos y servicios con características muy similares.

Asimismo, durante los últimos años y gracias al auge de Internet han aparecido muchas plataformas de crowdlending, un tipo de financiación participativa que une a personas que necesitan préstamos personales online con inversores que quieren prestar su dinero. Con este método, los préstatarios pueden firmar créditos con intereses competitivos sin necesidad de recurrir al banco. 

En la siguiente lista puedes conocer las diferentes compañías a las que puedes recurrir y que comercializan créditos contratables por Internet: 

  1. Empresas de capital privado: este tipo de entidades ofrecen minicréditos online para salir de un apuro urgente que no requiera demasiado dinero, créditos rápidos de mayor envergadura y a devolver en plazos más dilatados, y también préstamos personales online para hacer frente a grandes proyectos como, por ejemplo, la adquisición de un vehículo nuevo, la reforma del hogar o el pago de los esrtudios. Estas empresas suelen aplicar un tipo de interés más elevado, pero ofrecen a cambio un proceso más rápido y con unas condiciones más flexibles.
  2. Bancos tradicionales (las entidades de toda la vida): si necesitamos importes elevados, podemos solicitar el dinero a un banco, ya que conceden préstamos personales online de importes mayores que los que dan las compañías de capital privado, además de ser más baratos. Las entidades bancarias también pueden conceder anticipos de nómina a través de Internet, tarjetas de crédito o hasta créditos rápidos de importes pequeños, pero para acceder a estos préstamos personales online es fundamental ser cliente del banco y contar con su confianza.
  3. Plataformas P2P (préstamos entre particulares): son plataformas online que analizan solicitudes de financiación y unen a personas que necesitan dinero con aquellas que ya lo tienen y quieren rentabilizarlo, prestándoselo a otros particulares o a empresas. Gracias a este tipo de páginas podemos obtener créditos sin depender de los bancos, es decir, diversificar nuestras fuentes de financiación, y lograr intereses competitivos. Por otra parte, los inversores también pueden diversificar su cartera y obtener intereses por su dinero, a la par que invertir en la economía real, ya sea en personas o en empresas. 

Si somos conscientes de todos los sitios a los que podemos acudir para solicitar préstamos personales online, tendremos más posibilidades de contratar aquellos créditos que se ajusten mejor a nuestra situación y cuyas ventajas sean más atractivas para nuestro bolsillo. 

Requisitos imprescindibles para contratar préstamos online

Las condiciones que deberemos cumplir si queremos contratar préstamos personales online no siempre serán las mismas, ya que pueden variar mucho en función de los criterios de riesgo de cada entidad y, sobre todo, de la clase de producto que nos interese. No obstante, sí que existen diversos requisitos básicos que hay que reunir en la inmensa mayoría de los casos para poder acceder a estos créditos y que suelen ser comunes:

  1. Vivir en España y demostrárselo a la compañía mediante la entrega de una copia o de una fotografía de un documento nacional de identidad que lo corrobore (DNI, NIE o pasaporte).
  2. Haber superado la mayoría de edad: uno de los requisitos indispensables para conseguir financiación, sea donde sea, es tener al menos 18 años, es decir, ser mayor de edad. Sin embargo, los prestamistas son libres de aumentar la edad mínima de solicitud de crédito y es habitual que algunos la incrementen hasta los 21 o 25 años.
  3. Disponer de ingresos regulares, suficientes y justificables que permiten abonar las cuotas del préstamo personal online dentro del plazo estipulado sin que esto suponga un desequilibrio en nuestra estabilidad económica.
  4. Ser titular de una cuenta bancaria dentro de España, es decir, abierta en una entidad nacional e informar al prestamista del número de identificación de la cuenta en cuestión (su código IBAN) con el objetivo de que envíe el dinero si, finalmente, acepta la solicitud de financiación.
  5. Comunicar nuestros datos personales, así como los datos de contacto (e-mail, dirección, teléfono) y nuestra información financiera (ingresos regulares, antigüedad en la empresa, tipo de contrato...). 

Otro de los requisitos que suelen exigir las entidades bancarias para poder contratar préstamos personales online es cumplir varias condiciones de vinculación. Habitualmente, será necesario haber sido cliente de la entidad unos meses o unos años antes de pedir la financiación. Además, se tendrán que domiciliar los haberes regulares, como la nómina, y, en ocasiones, contratar algún producto extra como un seguro de proctección de pagos o de hogar, una tarjeta con un consumo mínimo o, incluso, un plan de pensiones. 

Documentos para contratar créditos personales online

Las entidades que conceden préstamos personales online no suelen pedir mucha documentación, ya que su objetivo principal es agilizar al máximo el proceso de solicitud y de contratación. De hecho, algunas de ellas utilizan sistemas de verificación para no tener que pedir ningún documento, con los que pueden comprobar la solvencia del solicitante de manera automática. Sin embargo, si acudimos a un prestamista que no dispone de uno de estos sistemas o preferimos realizar los trámites de nuestra petición de un modo más tradicional, sí que será necesario que presentemos los papeles que nos exijan para demostrar que reunimos todos los requisitos para que nos concedan el capital, es decir, tendremos que realizar más trámites y papeleos:

  1. Fotocopia del documento de identidad: tendremos que entregar una copia del documento nacional de identidad, el NIE o el pasaporte para demostrar nuestra identidad, nuestra edad y que residimos en España.
  2. Extracto bancario para que el prestamista pueda analizar nuestros ingresos y gastos fijos, y, en última instancia, valorar nuestra capacidad de pago.
  3. Justificante de ingresos: se deberán justificar los haberes regulares. Lo más habitual es presentar una nómina, pero también podría servir una pensión o una prestación por desempleo. Vale la pena consultar con el prestamista qué tipo de ingresos se admiten.
  4. Código IBAN de la cuenta bancaria a la que deseamos que la empresa de financiación transfiera el dinero que hemos pedido. La cuenta corriente debe estar operativa y, muy importante, abierta en un banco nacional.

Lógicamente, si pedimos préstamos personales online de grandes sumas, la cantidad de documentación que deberemos presentar probablemente será mayor, ya que las entidades querrán asegurarse de que somos solventes para no tener que asumir un riesgo de morosidad muy elevado. Sin embargo, si pedimos financiación a un prestamista al que ya hemos recurrido previamente, probablemente no será necesario aportar tantos documentos, pues ya tendrá mucha de nuestra información personal, económica y financiera.

Formularios comunes de los préstamos personales online

Los formularios de solicitud de los préstamos personales online no suelen tener muchos campos a rellenar, así que tardaremos solamente unos minutos en completarlos y en enviarlos. Respecto a la cantidad de información que tendremos que aportar, variará en función de los criterios de la entidad a la que acudamos, aunque normalmente todas ellas suelen pedir los siguientes datos personales, financieros, laborales y bancarios:

  • Información personal: tendremos que indicar nuestro nombre y los apellidos, así como nuestra fecha de nacimiento, la nacionalidad y el número de un documento de identidad como el pasaporte, el DNI o el NIE.
  • Datos de contacto: dirección actual (calle, ciudad, comunidad autónoma y código postal), número de teléfono, correo electrónico, número de cuenta corriente y entidad bancaria.
  • Situación laboral: qué contrato hemos firmado (puede ser temporal, indefinido, por obra y servicio, etc.), cuánto tiempo llevamos trabajando en la misma empresa, en qué sector estamos inmersos, qué cargo desempeñamos, etc.
  • Situación económica: los ingresos mensuales, los gastos fijos (hipoteca, alquiler, facturas) y los préstamos que tengamos vigentes (también se incluyen los pagos aplazados de las tarjetas de crédito).
  • Situación personal: los estudios que tenemos, nuestro estado civil, etc. Este tipo de datos suelen utilizarse para hacer estadísticas.

Este formulario lo tendremos que enviar junto con los documentos requeridos por la compañía de capital privado, aunque en ciertas ocasiones nos pedirán que entreguemos la documentación más tarde. En el primer caso, tras aprobar nuestra petición, el prestamista procederá a ingresarnos el dinero en nuestra cuenta corriente, mientras que en el segundo caso, recibiremos una pre-aprobación no vinculante y, una vez entregados los papeles pertinentes y autentificados todos nuestros datos, la entidad decidirás si finalmente nos conceden la financiación o rechazan nuestra solicitud.

¿Puedo solicitar créditos personales online con ASNEF?

Sí, pero sólo a algunas empresas de capital privado. Los bancos y la mayoría de prestamistas privados no nos dejarán acceder a su financiación si nuestros datos aparecen en alguna lista de impagos como ASNEF o RAI. Sin embargo, podemos encontrar varias compañías que sí que aceptan las solicitudes de los clientes con este perfil. Así, podemos conseguir préstamos personales online con ASNEF de hasta 750 euros a devolver al cabo de un mes, aunque esto podrá variar dependiendo de la empresa.

Además, no nos cobrarán de más por estar inscritos en un registro de morosos, ya que aceptar las peticiones de los solicitantes con nuestro perfil es una ventaja adicional que en ningún caso encarece el servicio. No obstante, para pedir uno de estos créditos personales online es imprescindible cumplir con dos requisitos adicionales: que la deuda no tenga nada que ver con ninguna entidad bancaria tradicional, ni ningún producto que esta comercialice y que no supere el límite de dinero que establezca el prestamista.

Si necesitamos más dinero, podemos conseguir grandes cantidades pidiendo otro tipo de créditos como, por ejemplo, los préstamos con garantía hipotecaria. De hecho, las empresas que conceden préstamos con garantía hipotecaria o las compañías de empeño de coches nos prestarán grandes sumas de dinero, aunque estemos inscritos en listas de morosos y, además, no nos pedirán que justifiquemos nuestros ingresos para concedernos el capital. No obstante, antes de pedir estos préstamos debemos tener en cuenta que corremos el riesgo de perder el bien que pongamos como garantía (la vivienda, el coche...) si no devolvemos el crédito a tiempo o fallamos a la hora de cumplir con alguna otra condición de las establecidas en el contrato que hayamos firmado.

¿Es seguro contratar préstamos personales online?

Por lo general, las entidades que otorgan préstamos personales online son muy fiables, pero cuando solicitemos financiación a través de Internet siempre correremos el riesgo de toparnos con una oferta engañosa que provenga de una organización fraudulenta. Por eso, cuando tramitemos nuestra petición, es aconsejable que nos fijemos en una serie de aspectos concretos que nos ayudarán a saber si estamos acudiendo a una entidad financiera legítima o no:

  • Certificado digital: este elemento nos permitirá saber si el portal pertenece realmente a la entidad prestamista o es una web fraudulenta. Algunos certificados digitales (como los SSL) son fácilmente reconocibles, ya que están representados por un elemento de color verde que aparece en la barra de navegación.
  • URL que comience con HTTPS: el Protocolo Seguro de Transferencia de Hipertexto lo utilizan los bancos, comercios online y todas las páginas web que requieren contraseñas, información personal o datos económicos.
  • Candado en el navegador: si en la barra del navegador, antes de que comience la URL, aparece un pequeño candado significa que hay una Autoridad de Certificación que garantiza que la web es oficial. Ojo, si el candado no es de color verde sino que es gris, significa que la página no es del todo segura.

Aunque solicitar préstamos personales online es un proceso, por lo general, muy seguro, siempre hay que ser precavido y pedir financiación sólo a aquellas entidades (bancos o empresas privadas) que cuenten con nuestra confianza. Además, debemos tener especial precaución con aquellos prestamistas que nos pidan dinero por adelantado o que nos prometan sacarnos de un fichero de impagos (en el caso de que estemos inscritos), ya que en algunas ocasiones podemos encontrarnos con organizaciones fraudulentas. Por eso, si nos encontramos en esta situación, lo más recomendable es que verifiquemos que la empresa es fiable y que actúa dentro del marco legal establecido.

Las principales ventajas de los créditos al consumo online

Nuestro estilo de vida ha cambiado a causa de los grandes avances tecnológicos que hemos vivido durante los últimos años, sobre todo con la llegada de Internet y la posibilidad de tener al menos un ordenador por hogar. Muchas compras o gestiones, que antes nos obligaban a desplazarnos a la tienda u oficina, ahora se pueden hacer desde cualquier lugar.

Las cuestiones financieras han tardado un poco más en añadirse a la lista de cosas que hacer en Internet por temas de seguridad, pero cada vez hay más personas que se suman a la comodidad que esta modalidad ofrece y confían en hacer cualquier operación desde su ordenador, smartphone o tablet. Y, precisamente, esa es una de las principales ventajas de los préstamos personales online, la comodidad con la que pueden tramitarse y la rapidez en la que recibiremos el capital.

Además de la comodidad, son varias las ventajas atribuibles a los préstamos personales online:

  • El proceso para contratar créditos online es muy sencillo y se lleva a cabo a distancia (por Internet), sin recurrir a ninguna oficina y, por lo tanto, sin salir de casa.
  • Tampoco requieren enviar multitud de papeleo, lo que reduce aún más el tiempo de espera.
  • La tramitación es automática por lo que la solicitud es más rápida y sencilla
  • El usuario recibe el dinero muy rápidamente, en ocasiones en apenas unas horas, por lo que puede cubrir sus necesidades de financiación sin esperas. 

Estas son las ventajas principales de los préstamos personales online, aunque cada vez son más los prestamistas que incluyen ofertas y promociones con las que podemos conseguir el dinero gratis, con descuentos aplicados en los honorarios, con programas de fidelización llenos de ventajas, etc.

Pasos para solicitar préstamos personales online

Pedir un préstamo personal online es un proceso muy sencillo que no nos llevará mucho tiempo, pues para hacerlo sólo hay que seguir unos pocos pasos. En cualquier caso, para conseguir el mejor crédito personal a través de Internet, es recomendable seguir las siguientes indicaciones:

1. Conoce tu capacidad crediticia

Debemos analizar nuestra capacidad de reembolso para determinar cuánto dinero necesitamos y en qué plazo nos resulta más conveniente devolverlo. Recordemos que no es recomendable pedir más dinero de la cuenta ni elegir un plazo demasiado largo o demasiado breve.

2. Compara entre los distintos préstamos personales online

Conocer las condiciones de varios productos nos ayudará a encontrar los mejores préstamos personales online del mercado. A través de HelpMyCash.com podremos comparar las ofertas disponibles y elegir la que mejor se ajuste a lo que estamos buscando. Además, si estamos en alguna lista de morosos, podremos filtrar nuestra búsqueda para encontrar las entidades que conceden créditos con ASNEF.

3. Rellena y envía la solicitud

El siguiente paso será rellenar el correspondiente formulario de solicitud y enviarlo, aunque antes de hacerlo es aconsejable utilizar los simuladores que incorporan la mayoría de las entidades que ofrecen préstamos online para calcular cuánto pagaríamos por el crédito. Utilizar esta herramienta es muy sencillo, pues solo hay que seleccionar la cantidad de dinero que queremos que nos presten y el tiempo de devolución para saber, por un lado, cuál será el importe de las cuotas y, por el otro, cuánto dinero deberemos pagar en total para amortizar íntegramente el producto. Si nos interesan las condiciones ofrecidas, podemos continuar con la tramitación de la solicitud rellenando el formulario y enviándolo junto con la documentación que nos pidan.

4. Obtén una respuesta

Cuando hayan recibido la solicitud, la entidad analizará nuestra situación y el departamento de riesgo decidirá si el préstamo puede ser aprobado o no. En caso afirmativo, recibiremos una respuesta en pocos minutos vía e-mail o SMS (según la entidad), con los términos y condiciones.

5. Confirmación

Si queremos seguir adelante con la contratación del préstamo personal online, solo tendremos que aceptar las cláusulas del contrato. Si nos surge alguna duda, podemos ponernos en contacto con el departamento de atención al cliente. Recordemos que nunca debemos firmar nada si no entendemos cada punto.

6. Recibe tu dinero

Tras firmar el contrato y enviarlo, la entidad hará una transferencia a la cuenta que le hayamos indicado. Normalmente, si hemos escogido una entidad que trabaja con nuestro banco, recibiremos el dinero al momento; si no, tendremos que esperar entre 24 y 48 horas, en horario laboral, es decir, en días no festivos.

Cuidado con el plazo de reembolso de los créditos online

Muchas entidades nos permitirán seleccionar el plazo de nuestro nuevo crédito personal para que podamos ajustar el importe de las cuotas a nuestro nivel adquisitivo. Así, sabremos en todo momento cuánto tendremos que pagar a lo largo de la vida del préstamo y nos evitaremos posibles problemas de endeudamiento por culpa de cobros inesperados.

No obstante, al elegir el plazo de amortización del préstamo personal, debemos tener presente que cuanto más tardemos en devolver un préstamo personal online, más tendremos que pagar en intereses, por lo que siempre nos saldrá más barato reembolsar nuestro crédito en un plazo algo más corto.

Con el siguiente ejemplo nos resultará más sencillo ver cuál es la influencia del plazo de reembolso en el precio de los préstamos personales online. Si nos otorgan un crédito personal online de 10.000 euros al 10 % TIN y lo devolvemos en 3 años, pagaremos un total de 11.616,12 euros a la entidad prestamista. En cambio, si lo reembolsamos en 5 años, tendremos que abonar un total de 12.748,20 euros.

Como vemos, elegir un plazo de 3 años en vez de 5 nos supondrá un ahorro de 1.132,08 euros en intereses. Este sencillo cálculo demuestra que, aunque suene un poco contradictorio, sale más a cuenta pagar unas cuotas superiores en menos meses, pues así se reduce el plazo de amortización de los préstamos personales online. No obstante, si no tenemos la certeza de poder abonar cuotas de un importe elevado, será mejor escoger unas más bajas, aunque paguemos más al final, ya que si no, podríamos caer en una espiral de deudas muy perjudicial para nuestra economía y que desde luego, nos saldrá mucho más caro que cualquier otra opción.

¿Cuánto tardaré en recibir el préstamo en mi cuenta?

Dependerá del tipo de crédito personal que solicitemos. Por ejemplo, si pedimos préstamos personales online de grandes cantidades a un banco, es posible que obtengamos una preaprobación no vinculante al momento, pero no nos concederán definitivamente el crédito hasta al cabo de varios días o, incluso, semanas. En estos casos, hasta que no firmemos el contrato del crédito, no nos transferirán el capital.

En cambio, si solicitamos préstamos personales online rápidos, recibiremos el dinero en el mismo día o en un máximo de 48 horas. Al entregar el formulario, el prestamista nos comunicará si nuestra petición ha sido aprobada prácticamente al momento y, una vez confirmada la solicitud, nos transferirá el dinero inmediatamente, aunque en algunas ocasiones el ingreso podrá tardar hasta un máximo de dos días hábiles en realizarse.

Si descargamos la guía gratis de HelpMyCash "¿Cuándo tardará en llegar el dinero de tu mini crédito?", averiguaremos cuáles son los factores que influyen en la velocidad de transferencia del dinero de los créditos rápidos y qué producto debemos elegir para poder disfrutar del dinero prácticamente al instante en base a nuestro perfil y al banco al que pertenezcamos.


¡Guía GRATUITA! ¿Cuándo llegará el dinero de tu mini crédito?

¿CUÁNDO LLEGARÁ EL DINERO DE TU MINI CRÉDITO?

Sobre esta página

Para qué sirve esta página sobre créditos personales online: la mayoría de las entidades financieras que operan en España (tanto los bancos como los prestamistas alternativos que han surgido durante la última década) permite pedir e incluso contratar sus productos de financiación a través de Internet, pero el proceso que hay que seguir para conseguir sus créditos puede ser algo confuso, especialmente para los usuarios de mayor edad. Para que no nos perdamos durante los trámites, en esta página explicamos qué pasos hay que seguir para obtener préstamos personales online y ofrecemos un listado en el que mostramos los mejores créditos que podemos contratar a distancia.

Fuente: la información relativa a los rasgos principales de los préstamos personales online procede del Portal del Cliente Bancario y de las páginas de los diferentes prestamistas y entidades que los conceden.

Metodología: la información que aparece en esta página ha sido sacada, por un lado, de los contratos y las páginas webs de los distintos prestamistas y, por el otro, de los conocimientos y la experiencia de los expertos de HelpMyCash.

Sobre HelpMyCash.com: somos un comparador online compuesto por un equipo de especialistas en la investigación financiera. A través de nuestro portal, el usuario puede comparar diferentes productos de finanzas personales y de economía del hogar, además de acceder a una información de calidad que le permitirá escoger el producto que mejor se ajuste a su perfil económico.

Aviso: los servicios que ofrecemos son totalmente gratuitos para el usuario. HelpMyCash obtiene sus ingresos de la publicidad y de los productos destacados.

Te escuchamos: desde HelpMyCash queremos ayudarte a solucionar cualquier duda que tengas. Para ello, ponemos a tu disposición los siguientes servicios de atención:


AUTOR

Avatar de Diego Alonso

Diego Alonso

Especialista en Préstamos y Tarjetas en HelpMyCash.com

CONTRIBUYE

Avatar de Javier Mezcua

Javier Mezcua

Redactor especializado en finanzas personales.


Preguntas recientes

Avatar  de Helper_612479380

depósito de seguridad financiera

Buenas tardes, Un prestamista particular me hace una muy buena oferta para 46000 euros a devolver en 10 años. Lo que viene siendo una cuota mensual de 423.23 euros al mes. ¿Qué os parece?. Eso sí, me pide un depósito de seguridad financiera (depósito de la garantía financiera) de 458 € a la hora de firmar el préstamo. ¿Qué es el depósito de seguridad financiera?. En caso de que no se pague el reembolso mensual, la pérdida de empleo, enfermedad, accidente o muerte. ¿Suele ser esto normal?, ¿Debo fiarme? Gracias

Helper_612479380 22/01/2018 | 0 respuesta/s

Avatar  de Helper_701485309

Necesito 6.500 €

Necesito 6.500 €

Helper_701485309 22/01/2018 | 6 respuesta/s

1 HelpMyCash el 22/01/2018

avatar para HelpMyCash

Hola,Helper_701485309:

Si necesitas un crédito, te recomiendo que visites nuestro ranking con los mejores préstamos personales de enero de 2018

En este ranking podrás comparar entre los productos más baratos del mercado financiero y los que tienen las mejores condiciones.

¡Un saludo!


2 gabrdez el 22/01/2018

Avatar  de gabrdez

Hola Amigo . Recibir el préstamo?


3 gabrdez el 23/01/2018

Avatar  de gabrdez

¿Nadie me da respuesta?


4 HelpMyCash el 23/01/2018

avatar para HelpMyCash

[cita=45401]#2[/cita] Buenos días, gabrdez:

¿A qué te refieres con recibir el préstamo? Si nos das una respuesta más precisa, haremos lo posible por ayudarte.

¡Un saludo!


5 gabrdez el 23/01/2018

Avatar  de gabrdez

Cómo puedo hacer para solicitar también un préstamo de 5.000 €


Avatar  de Obed jose

¿Puedo optar a un préstamo de 10000 euros? y como sería la forma de pago

Querría saber si puedo optar a un préstamo de 10 mil euros cual serían los requisitos y la forma de pago

Obed jose 20/01/2018 | 1 respuesta/s

1 HelpMyCash el 22/01/2018

avatar para HelpMyCash

Buenos días, Obed jose.

Los requisitos que debes cumplir para obtener un préstamo personal son: tener una fuente de ingresos regular, suficiente (que te permita devolver el crédito) y justificable legalmente. Además, debes tener el mínimo de edad permitida, que suele ser de 18 años, y la residencia permanente en España.

Sobre la forma de pago del préstamo, al ser de 10.000 euros el que quieres, tendrás que domiciliar tus cuotas. Es decir, que el dinero de la cuota mensual de tu préstamo se te descontará automáticamente de tu cuenta corriente. A continuación te adjuntamos una calculadora gratuita que podrá ayudarte a hacer el presupuesto de la mesualidad y del coste total de tu préstamo según la cantidad que escojas.

Esperamos haberte podido ayudar, ¡un saludo!


Noticias recientes

14/01/2018
RESUMEN FINANCIERO del 14 de enero de 2018

como siempre, tenemos los rankings actualizados de cuentas, depósitos, créditos, hipotecas y tarjetas, los rumores y las mejores dudas del foro resueltas. ¡Pasen y lean! LA FRASE: "Lo que ha posibilitado la tecnología es democratizar la relación entre la entidad y la persona, antes la relación


04/01/2018
La TAE media de los préstamos personales baja al 8,12 % y marca el récord de 2017

, lo que supone que solicitar financiación nos saldrá más barato. Este estudio se hace sobre los préstamos concedidos dos meses antes de su publicación, por lo que el dato refleja el coste medio en noviembre, que ha copado durante los dos últimos años la primera posición como el mes más barato para


02/01/2018
Préstamos personales online para cumplir el “de este año no pasa”

ar la cocina, ver los fiordos noruegos o financiar un coche. Todos los deseos son posibles y, la mayoría, cuestan dinero. Si no queremos que pase de este año, y esta vez de verdad, una alternativa para poder realizar estos propósitos, si no tenemos los ahorros suficientes, sería la de recurrir a la


Uso de cookies: En nuestra página utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecer contenidos y publicidad de interés.
Si continúas navegando, aceptas el uso que hacemos de las cookies.