tarifas-gas

Necesito gas en casa ¿qué opciones tengo?

Antes de entrar de lleno en las tarifas de gas propiamente dichas es importante tener en cuenta todas las opciones a las que podemos acceder como consumidores de hogar. Para dar con la mejor opción posible debemos plantearnos si, dada nuestra situación económica y familiar, necesitamos un volumen mayor o menor de este tipo de energía. Y es que, en función de esto, existen las siguientes opciones:

  • Bombona de butano: es probablemente la más popular y con la que muchos hemos crecido. Su utilización es sencilla y autogestionable, además el coste es bajo. Sin embargo, no es la mejor opción si necesitamos abastecer a una familia grande o una casa con radiadores; por no hablar de que requiere un espacio especifico dónde ubicar la bombona (o bombonas).
  • Tarifas gas natural: pocos son los pisos que no cuentan con la instalación de gas natural, ya que este sistema se ha impuesto en los últimos años por resultar más seguro y cómodo. Ahora bien, debemos tener claro que aquí dependeremos de la comercializadora y no todas las propuestas permiten las mismas ventajas. Por lo que en este caso deberemos hacer un mayor esfuerzo antes de contratar la tarifa, de modo que nos aseguremos que damos con la mejor opción del mercado. Eso sí, esta opción es la más cómoda, sobre todo si tenemos una familia con niños pequeños o tenemos radiadores de gas natural.

¿Cómo estimar el consumo con la bombona de butano?

Si hasta ahora siempre hemos tenido bombona de butano y queremos (o nos vemos obligados a) dar el salto al gas natural, puede resultar complejo tener una idea de cuánto consumimos. Sin embargo, nuestras dudas se pueden resolver con una simple operación matemática.

Para hacernos una idea, una botella de butano contiene 159 kW/h. Si este dato lo multiplicamos por el número de botellas que consumimos al mes, tendremos el consumo anual estimado que necesitamos saber para contratar cualquiera de las tarifas de gas natural.

Aunque no es lo más habitual, muchas familias optan por evitar el gas (en cualquiera de sus formas) en casa dejando que sea la tarifa luz la que asuma todo el gasto energético de la vivienda. No obstante, debemos tener claro que en 2017 el coste de la luz es bastante más alto que el del gas (para la energía que requiere calentar el agua o aclimatar una casa en invierno). Ante esta situación, tal vez sería más interesante indagar entre las tarifas luz y gas (dual) en busca de alguna oferta que ofrezca ventajas por unificar servicios en una misma factura.

Qué mirar para elegir la tarifa de gas

Dado que adquirir la bombona de butano es tan sencillo como acudir a una gasolinera y comprarla, detengámonos en analizar qué aspectos deberemos comprobar antes de elegir una tarifa de gas natural. Y es que, aunque no hay tantas tarifas gas como de luz, también hay que lidiar con algunos aspectos que pueden incrementar nuestra factura sustancialmente.

Antes de contratar cualquiera de las tarifas de gas del mercado debemos preguntarnos:

  • ¿Está dentro del mercado regulado?
  • ¿Qué modalidades existen?
  • ¿Cuánto cuesta?
  • ¿Exige la contratación de otros servicios?
  • ¿Aplica alguna oferta? ¿Durante cuánto tiempo?
  • ¿Cuáles son las condiciones del contrato?

Analizando cada uno de estos puntos podremos contrastar las distintas tarifas gas que existen en el mercado. No obstante, para facilitar la tarea, desde HelpMyCash vamos a profundizar un poco más en cada una de ellas.

La tarifa: gas con precio regulado o no

Al igual que sucede en las tarifas de luz, las de gas natural también podemos encontrarlas en dos mercados bien diferenciados: el regulado y el libre. Pese al vértigo que pueda ocasionar esta diferenciación, lo cierto es que en las tarifas gas no es demasiado complicado, puesto que son casi las mismas compañías las que ofrecen sus servicios en un mercado y otro. Hablamos de GasNatural Fenosa, Iberdrola, Endesa, Viesgo y EDP. Entonces ¿cuál debe ser el motivo para elegir entre unas opciones u otras?

Al igual que con la luz, la opción regulada (Tarifa de Último Recurso o TUR) debería ofrecer los precios más bajos posibles. No obstante, el verdadero negocio de las comercializadoras está fuera de los focos del Gobierno, por lo que ofrecen tarifas de gas natural más interesantes en el mercado libre. Pero antes de hablar de precios y características especificas de cada una de las tarifas gas, revisemos qué tipos nos podemos encontrar en cada mercado:

Mercado Regulado Mercado Libre
Tarifa de Último Recurso (TUR 1 o TUR 2) Tarifas gas Fijas (alternativas a la TUR)
  Tarifas gas Planas (coste estable en la factura)

Tal y como podemos ver, las opciones son bastante más escuetas a la hora de decidirse entre tarifas de gas. Pese a ello, la diferencia de precios sí existe. Por lo tanto, debemos invertir un rato en pensar bien nuestra estrategia a largo plazo, ya que la forma de contratar cualquiera de las tarifas de gas natural es estimando el consumo que vamos a hacer al cabo del año.

Evolución del precio de la TUR

Cuando en los medios de comunicación se habla de una subida (o bajada) del precio del gas natural, lo cierto es que se refieren a la tarifa regulada (o TUR). Pese a que no todos los consumidores tienen dicha modalidad, solo son 1,7 millones de los 7.7 millones de usuarios de este tipo de energía, sí permite tener una idea de cómo afectará a las ofertas del mercado libre.

Pero ¿cuánto cuesta hoy la tarifa de gas natural regulada? Según los datos publicado en el Boletín oficial del Estado, estos son los costes para la modalidad regulada:

  Consumo anual T. Fijo T. Variable
TUR 1 (3.1) C < 5.000 kWh 4,28 €/mes 0,05886958 €/kWh
TUR 2 (3.2) 5.000 < C < 50.000 kWh 8,44 €/mes 0,05199558 €/kWh

* Datos del BOE 1 octubre 2018.

El precio del gas natural se revisa cada tres meses, con lo que debemos estar pendientes para no llevarnos sustos.

¿Cuánto vamos a pagar por el gas hoy? (cronología inversa)

Octubre 2018: nueva subida en el precio del gas natural. En esta ocasión nos enfrentamos a un encarecimiento del 8,4%, lo que deja el precio más alto para este servicio de todo el año.

Julio de 2018: volvemos a las subidas. Tras tres meses tranquilos con nuestros recibos, la tarifa de gas regulada se incrementa un 2,9% para los clientes de la TUR 1; y un 3,8% para los consumidores que tengan la TUR2.

Abirl de 2018: el coste de la TUR se desploma un 3,4 % tras la intensa subida de principios de año. La rebaja en el coste de la materia prima  en los mercados internacionales ha sido la responsable de esta mejora.

Enero de 2018: el precio del gas natural se encarece una media de un 6,2% respecto a la última revisión. El incremento del coste de las materias primas pasa factura así a los consumidores acogidos a las tarifas reguladas. Eso sí, durante 2018 los pejaes vuelven a estar congelados, lo que da un cierto respiro.

Octubre de 2017: buenas noticias para lo que está por llegar. Según expertos del sector, se espera un abaratamiento de la tarifa de último recurso de gas natural para el último trimestre del año. En concreto, estaremos ante una rebaja del 1,3% respecto a la última revisión. Este descenso del coste se debería a la reducción del coste de la materia prima, que ha bajado más de un 4%.

Julio de 2017: tras la subida de abril, en verano sufriremos la primera bajada en meses. Tal y como ya se recoge en el BOE, los consumidores acogidos a la TUR pagaremos un 1 % menos a partir de este mes. Esta rebaja del coste se debe al cambio de tipo de la cotización del petróleo Brent, por lo que habrá que ver qué sucede dentro de tres meses. Eso sí, esta reducción del coste solo se aplica al consumo, mientras que los peajes se mantienen congelados.

Abril de 2017: fuentes del sector apuntan a una subida del coste de la tarifa de gas regulada. En concreto, se espera que suba un 1,8% debido a un encarecimiento de la materia prima del 6 %. Lo que no cambia son los peajes, que siguen congelados hasta nueva orden.

¿Quieres evitar que tu tarifa de gas suba?

Si no quieres estar pendiente de cómo afecta el mercado mayorista a tu contrato energético, apuesta por una de las mejores ofertas de gas natural del mercado libre y olvídate de las oscilaciones durante todo el año.
 

Enero de 2017: el año empieza con malas noticias para los usuarios acogidos a la tarifa de gas natural regulada, ya que sufrirán un aumento del 3,5 %.

Octubre de 2016: la tarifa gas TUR se encarece un 0,9%. Esta subida pilla por sorpresa a todos, ya que no se registraba ninguna desde 2014. No obstante, el aumento de precio de la materia prima (3,2%) ha sido el responsable de esta subida del precio final. Eso sí, lo que no cambia es el coste de los peajes, los cuales se mantienen congelados.

Modalidades de tarifas

Visto cómo se reparten las tarifas de gas natural en ambos mercados, no parece muy complejo poder clasificarlas. Aún así, debemos tener en cuenta que hay dos formas: las que las divide por el volumen de energía requerida y las que lo hacen en función de cómo se cobra ese consumo a final de mes.

¿Cuánto crees que vas a consumir?

Esta es la primera pregunta que nos tocará hacer para elegir una tarifa de gas natural. Pese a que pueda resultar complejo estimar el volumen a un año vista, es importante tener una idea más o menos clara, ya que de esto depende que contratemos una tarifa u otra. Y es que las tarifas gas se dividen en las que están pensadas para:

  • Necesito agua caliente y tengo los fogones de gas: para esta modalidad de consumo no se requieren más de 5.000 kWh/año.

  • Además de necesitas gas en la cocina y baño, tengo calefacción de gas natural: se estima que para este perfil el consumo oscila entre los 5.000 kWh/año y 50.000 kWh/año. Esta modalidad es la preferida de las compañías dentro del mercado, ya que es aconsejable para viviendas sencillas pero con más de 3 habitantes.

Si estamos buscando una tarifa para una empresa que requiera gas, tal vez el consumo estimado supere los 50.000 kWh/año, con lo que nos tocará buscar propuestas directamente en el mercado libre.

¿Cómo quieres que se te facture?

Esta pregunta solo nos la podemos hacer si nos planteamos contratar alguna de las tarifas gas del mercado libre. No obstante, es bueno saber que existe la opción de que nuestro consumo se nos cobre de dos formas distintas:

  • Pago por lo que consumo: es la versión convencional y la que encontraremos en ambos mercados. En ella, como es de esperar, se multiplica el coste del kWh contratado por los kWh que hemos consumido a lo largo del mes.

  • Pago un coste estable: esta versión consiste en que cada mes pagaremos siempre la misma cuota, independientemente de lo que consumamos. Ahora bien, para acogernos a esta modalidad debemos tener muy claro cuánto consumimos al año, ya que si nos pasamos se nos facturarán el kWh a coste de oro. Y es que, a final de año, la comercializadora hará cuentas entre lo contratado y lo consumido y, en caso de exceso, nos lo cobrará en una nueva factura.

Cómo se factura el gas

El principal problema que nos podemos encontrar a la hora de elegir entre varias tarifas gas es determinar el precio final real, ya que los valores en kWh son bastante bajos y semejantes entre sí. Aun así, solo debemos tener en cuenta dos conceptos:

  • Término fijo: es el equivalente a la potencia en la tarifa de luz, por lo que es un coste fijo independiente del consumo. Lo habitual aquí es que hayan dos versiones para hogar, el que corresponde a consumos inferiores a 5.000 kWh y el de consumos superiores a dicha cifra. En cualquiera de los dos casos, este valor es un coste mensual que se reflejará tal cual en la factura final de gas.

  • Término variable (energía): este es el valor más importante, puesto que habrá que multiplicarlo por el consumo que hagamos.

En nuestra factura de gas, a estos dos valores les acompañarán los impuestos sobre carburantes y el IVA. Además, no deberemos perder de vista que también se nos incluirá el coste del contador, tal y como sucede con la luz.

Tarifas gas con servicios adicionales

Si nos alejamos de la Tarifa Último Recurso (TUR) y nos adentramos en el mercado libre es más que posible que nos ofrezcan tarifas gas que exigen la contratación de servicios adicionales o nos los incluyen de forma "gratuita". Hablamos de servicios tales como la revisión anual de la caldera o el servicio de mantenimiento del gas.

Como es de esperar, el comercial nos señalará las ventajas de disponer de estos servicios para garantizarnos el buen funcionamiento de nuestra instalación. Si, además, por tener estos servicios nos aplican descuentos, parece que las cuentas salen a nuestro favor. Ahora bien ¿hemos hecho números? ¿Hasta qué punto son gratis estos servicios adicionales que nos tocará contratar?

Aunque al vendernos las tarifas con servicios adicionales solo se nos comuniquen las ventajas y el ahorro a largo plazo, lo cierto es que, si no estábamos pensando en sumar revisiones de caldera o el mantenimiento, es preferible hacer cuentas antes de apostar por una de estas modalidades. Además, por más que nos las intenten "colar", no debemos olvidar que como consumidores no estamos obligados a decantarnos por las tarifas gas que exigen la contratación de extras.

Las ofertas en gas: descuentos de hasta el 100 %

Si antes hemos dejado claro que las tarifas gas no tienen porque incluir de forma obligatoria otros servicios, también debemos tener claro que existen comercializadoras que ofrecen descuentos para incentivar a los consumidores más ahorradores. Pero, como siempre, hay que ir con mil ojos.

Actualmente, podemos encontrar ofertas que contemplan:

  • Rebajas en el término fijo: en función de la comercializadora podemos encontrar desde tarifas de gas que aplican un descuento del 5% sobre este concepto, hasta las que aplican un descuento del 100%.

  • Descuentos en la energía: otra opción que nos podemos encontrar es la que nos garantiza una rebaja sobre el término de consumo. En este caso lo máximo suele rondar el 10%, aunque se puede llegar al 20% si se contrata un pack completo (tarifa gas junto a la de luz).

  • Servicios adicionales gratis: aunque puedan resultar atractivas a simple vista, las tarifas gas que añaden algún servicio gratuito hay que tomarlas con cuidado y revisar bien las condiciones. Entre estos servicios podemos encontrar desde el mantenimiento de la instalación hasta la revisión de la caldera. No obstante, debemos asegurarnos bien de dos condiciones importantes:
    • ¿Durante cuánto tiempo son gratuitos?
    • ¿Una vez pasado este periodo podemos darlos de baja o estamos obligados a mantenerlos? Y en caso de tener que seguir con ellos ¿cuánto cuestan?

Condiciones propias del contrato

Una vez hemos comparado las virtudes de las tarifas gas, no debemos olvidarnos de la letra pequeña. Pese a que la mayoría de comercializadoras no ponen demasiado accesible las condiciones del contrato, cada vez podemos encontrar más información en sus respectivas páginas web. Entre los puntos más importantes a revisar encontramos los de siempre:

  • Si existe un compromiso de permanencia y, en caso afirmativo, de cuánto tiempo es y qué sucede en caso de no cumplirlo. Aunque cada comercializadora puede poner sus condiciones, lo más habitual es que exijan un año de permanencia que, en caso de incumplir, puede ser sancionado con un 5 % del consumo pendiente de facturar.

  • Vigencia de las tarifas de gas: sería raro que se estipulara algo distinto a un año, pero es importante asegurarnos de que la única condición que puede afecta a los precios sea solo la subida o bajada del IPC anual.

  • Duración y condiciones de las promociones: en caso de te acogernos a algunas de las tarifas de gas en oferta, no debemos pasar por alto las exigencias de la comercializadora para aplicárnosla, así como el tiempo que dura la promoción.

Sobre esta página de tarifas gas

Para qué sirve esta página acerca de las tarifas de gas

Elegir una tarifa de gas puede ser una misión complicada cuando no tenemos claro cómo funciona el sector. Para solucionar todas las incógnitas hemos creado esta página, en la que analizamos los costes que se asumen en las tarifas de gas, las ofertas que podemos conseguir y las cláusulas que nos vamos a encontrar.

Fuente: CNMC.

Metodología: para crear esta página hemos revisado punto por punto las tarifas de gas para ver qué conceptos nos podemos encontrar y cuáles son las condiciones más habituales que nos veremos obligados a firmar.

Sobre HelpMyCash.com: comparador online de productos financieros y de economía del hogar en el que, además de poner a disposición de los internautas diversos comparadores, ofrecemos información que les ayude a entender los distintos mercados. Y es que, ante la falta de transparencia de algunas empresas, la mejor arma es la información.

Aviso: los servicios que ofrecemos en nuestra web son gratuitos para nuestros usuarios, ya que en HelpMyCash obtenemos nuestros ingresos de la publicidad alojada en el portal.

Te escuchamos: desde HelpMyCash queremos solucionar cualquier duda acerca de las tarifas gas. Para ello, ponemos a tu disposición los siguientes servicios de atención:

Temas recientes del foro

  • 0 Respuestas
  • 0 Votos
  • 27 Visitas
Tengo un negocio Y es toy con fenosa me llego una factura de380 lugo al mes 90y al otro mes 800llame y medijeron que aterior eran estimadas yo siempre he pagado entre300y400cada dos meses mi pregunta tengo q pagar en meno de 4 meses de cosumo 1300euros yo no tengo ese dinero me cortaran la luz en dos dias puedo yo cambiar de titular ide compañía debiendo en ese local y si me cortan puedo,dar de alta en otra conpañia
  • 0 Respuestas
  • 0 Votos
  • 32 Visitas
Me gustaría conocer la mejor oferta para Luz y Gas en Castelldefels, Barcelona (08860). CatGas?Gracias
bonacasa
Bono Térmico @bonacasa - hace 2 semanas
  • 1 Respuesta
  • 0 Votos
  • 59 Visitas
Buenos días,Quería saber los detalles sobre el bono Térmico. ¿Se sabe cuál es el descuento? El cálculo está basado en función del lugar donde vive, y de lo presupuestado. Somos familia numerosa y estamos viendo la posición de acceder al bono térmico pero no tengo claro si me compensa o no. También quería saber si es correcto que tengo que tener luz y gas en una misma compañía. yo ahora mismo lo tengo en distintas compañías y soy receptor del bono social.Gracias
Pepita_Moned
Pepita_Moned
hace 1 semana

Hola! Hasta que no se sepa cuánto dinero hay en las arcas, no se sabe de cuánto va a ser la ayuda. Si tienes el de luz te lo propondrán directamente, eso es lo que yo he leído. Además el de gas no es solo para gas natural, si tuvieras bombona de butano también te lo darían. Vamos, que da igual con qué compañía tengas el gas natural. Pero eso, la cuantía hasta diciembre que sepan cuantos suscritos tienen el de luz no lo sabrán. Además, como tu dices, afecta la zona en la que vivas.

Noticias recientes

El Gobierno pide flexibilizar la potencia de luz para abaratar las facturas
El Gobierno pide flexibilizar la potencia de luz para abaratar las facturas
Las subidas del precio de la electricidad no han pasado desapercibidas al Gobierno de Sánchez, por lo que ha decidido tomar medidas con las que controlar algunos de los puntos más controvertidos de la factura. Este es el caso de la potencia de luz, q...

Publicado el 12/11/2018

RESUMEN ECONOMIA DEL HOGAR: 11 de noviembre de 2018
RESUMEN ECONOMIA DEL HOGAR: 11 de noviembre de 2018
Esta semana empezamos a recibir las primeras ofertas de Black Friday, nuevas telecos buscan un hueco en el terreno de la fibra y revisamos los cambios que trae Repsol tras comprar Viesgo. Y, como siempre, traemos los rankings frescos de internet y te...

Publicado el 11/11/2018

Viesgo se convierte en Repsol, la nueva comercializadora de luz con gasolina
Viesgo se convierte en Repsol, la nueva comercializadora de luz con gasolina
Los cambios de nombre de las eléctricas empiezan a ser recurrentes. Hace unas semanas era Gas Natural Fenosa la que daba un vuelco a su imagen para convertirse en Naturgy. Durante este proceso la comercializadora de luz no cambio más que su marca, ma...

Publicado el 07/11/2018