Ahorra con una tarifa de luz con discriminación horaria
#1 Recomendado

Cuota

51,30 €/mes

Ventajas

  • Oferta válida para cualquier consumidor
  • No exige servicios adicionales ni permanencia
#2 Recomendado

Cuota

66,23 €/mes

Ventajas

  • 2 horas/semana con consumo gratis
  • Sin permanencia
  • Descuento del 2% por tener factura electrónica (ya aplicado)
#3 Recomendado

Cuota

50,14 €/mes

Ventajas

  • Oferta válida para particulares con potencias iguales o inferiores a 10kW
  • Sin compromiso de permanencia
#4

Cuota

44,35 €/mes

Ventajas

  • Tarifa con discriminación horaria en 3 tramos
  • Es obligatorio ser socio de la cooperativa
#5

Cuota

53,63 €/mes

Ventajas

  • Tarifa de precio fijo (regulada) de GasNatural Fenosa comercializadora de referencia con discriminación horaria en 2 tramos
  • Válida para clientes con derecho a PVPC

 Qué mirar para elegir la tarifa de luz

Si estamos pensando en contratar la tarifa luz de nuestro hogar, debemos tener claros una serie de conceptos que influirán en el coste final de nuestra factura. Hablamos, por ejemplo, de:

  • ¿Es regulada o no?
  • ¿Es una modalidad de ahorro o es la tarifa eléctrica convencional?
  • ¿Cuánto cuesta el kWh? ¿Y la potencia?
  • ¿Exige la contratación de otros servicios?
  • ¿Aplica alguna oferta? ¿Durante cuánto tiempo?
  • ¿Cuáles son las condiciones del contrato que vamos a firmar?

Revisando estos puntos tendremos en nuestras manos la mejor comparativa de tarifas de electricidad posible. Pero vayamos poco a poco revisando cada uno de los puntos de la enumeración para que no se nos pase nada.

La tarifa: luz regulada o no

Lo primero que debemos saber antes de elegir la tarifa luz para nuestro hogar es que podemos recurrir a dos mercados: el regulado y el libre. El primero lo controla el Gobierno, lo que garantiza que los precios no se disparen. Sin embargo, el libre puede llegar a ofrecer descuentos y promociones con los que la factura se rebaje sustancialmente. Elegir entre uno y otro dependerá de:

  • La potencia que necesitemos en casa: el mercado regulado no trabaja con más de 10 kW
  • Ayudas del Estado: para familias con todos sus miembros en paro o con otras situaciones de precariedad, en el mercado regulado nos podemos acoger al Bono Social, aspecto que no contempla el libre.

Una vez tengamos claro el mercado que más nos interesa debemos elegir la modalidad de tarifa de electricidad que más se ajusta a nuestro perfil de consumo. Para hacernos una idea, nos podemos encontrar con:

Mercado Regulado Mercado Libre
Tarifa Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) Tarifa 24 horas: misma función que la PVPC
Tarifa de luz fija regulada alternativa a la PVPC

Tarifa luz fija: un coste estable para el kWh

Alternativa fija a la PVPC con DH en 2 tramos

Tarifa luz con DH en 2 tramos

Alternativa fija a la PVPC con DH en 3 tramos

Tarifa luz con DH en 3 tramos

Como podemos apreciar, actualmente podemos encontrar las mismas modalidades de tarifas de luz en uno y otro. Pese a que la PVPC, la cual ofrece un precio distinto cada hora, es propia del mercado regulado, existen algunas comercializadoras que ofrecen soluciones similares en el mercado libre. Es más, existen propuestas aún más personalizables como tarifas con precios más bajos durante unos meses concretos o los fines de semana.

Modalidades de ahorro en el mercado eléctrico

No hay tarifa de luz mala, pero sí que existen algunas más o menos interesantes en función del uso que le vayamos a dar. Así, no está de más responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Para qué tipo de vivienda es la tarifa de luz? No necesitamos lo mismo para la residencia habitual que para la de vacaciones.
  • ¿Cuándo voy a hacer uso de la energía, por la mañana, la noche o todo el día por igual? La discriminación horaria permite ahorrar un buen pellizco si pasamos gran parte del día fuera de casa
  • ¿Puedo y quiero adaptar mis hábitos a los precios de la luz? No todos estamos dispuestos a poner la lavadora un martes a las 23 horas o planchar un jueves a las 6 de la mañana. Por ello, en función del esfuerzo que estemos dispuestos a hacer para ahorrar, nos convendrá más una tarifa luz que otra.

Ahora que ya tenemos una idea más o menos clara de qué nos puede interesar, desmiguemos las principales modalidades de ahorro que nos ofrecen las compañías:

  • Discriminación horaria en nuestra tarifa: ofrece precios diferentes en función de la franja horaria. Se puede encontrar tanto en el mercado regulado como en el libre. La forma de ahorrar que nos propone es dividir el día en 2 o 3 tramos, otorgándole un precio menor en horas nocturnas.
    • DH en 2 tramos: obtendremos precios más altos de 12 a 22 horas, mientras que de 22 a 12 horas el coste bajará (en verano los periodos empiezan una hora más tarde)
    • DH en 3 tramos: añade un tercer periodo comprendido ente la 1 de la madrugada y las 7 de la mañana en el que el coste desciende aún más.
  • Tarifa de luz personalizable: hay que ir con mil ojos con esta modalidad, ya que puede tener trampa y suponer un problema para nuestro bolsillo si no vamos con cuidado. Para evitarlo es importante ver cuánto cuesta el kWh en la franja económica y, sobre todo, en la cara, de modo que podamos hacer cuentas y ver si realmente nos permite ahorrar.
  • Bono social (solo para casos concretos): para situaciones especiales, las compañías de referencia ofrecen el Bono Social de la luz. Esta ayuda consiste en un descuento del 25 % del consumo y solo se puede aplicar en potencias inferiores a 3 kW.

Finalmente, no hay que pasar por alto la tarifa luz PVPC. Pese a que es la recomendada por no exigir permanencia y "garantizar" los precios más bajos, implica someterse a las oscilaciones del mercado. Actualmente se ha demostrado que el ahorro con esta tarifa no es demasiado alto, ya que los precios más bajos son de noche y en domingo; mientras que las horas clave (la hora de la comida y, sobre todo, de la cena) se dispara. En resumen, requiere prestar mucha atención para el beneficio final que se puede conseguir.

Requisitos para contratar la tarifa luz PVPC:

La PVPC o Tarifas 24 horas exigen tener el contador inteligente en funcionamiento. Pese a que sería lo normal, aún son muchos los hogares que tienen este dispositivo sin hacer la función telemática.

Por qué la tarifa PVPC no puede estar en el comparador de HelpMyCash:

La tarifa de luz regulada por horas no puede formar parte de nuestro comparador porque no tiene un precio fijo. Debido a que nos ofrece un precio diferente cada día, la cual también varía según la hora, es imposible hacer una media de su precio. Por este motivo, como no le podemos otorgar un coste, no la podemos encontrar en el comparador.

Sin embargo, si buscamos una tarifa de luz regulada, en HelpMyCash mostramos las versiones de precio fijo que nos ofrecen las comercializadoras de referencia como alternativa a la tarifa por horas. Para reconocerlas las hemos nombrado con el apelativo PVPC fija.

Entender el coste: la complejidad del kW

Si algo queremos es una tarifa luz barata, pero entender los costes que asumiremos no es demasiado sencillo. Partiendo de la modalidad fija, por ser la más sencilla, los precios que debemos mirar son los de la potencia y la energía.

  • Potencia eléctrica o de la luz: es un coste fijo que la comercializadora puede mostrar de forma anual o mensual. De cualquier forma, este valor se debe multiplicar por la potencia que tengamos contratada. Al tratarse de un valor fijo, la única forma de reducirlo es disminuyendo la potencia contratada, por lo que es interesante contratar una tarifa de luz que tenga de partida un coste bajo para este concepto.
  • Energía: en este caso se nos muestra el coste por kWh, el cual habrá que multiplicar por nuestro consumo. El problema de esta cifra es que es muy pequeña, por lo que no suele ser muy agradable para trabajar con ella. No obstante, si tenemos una tarifa de coste fijo, con esta multiplicación podremos saber cuánto pagaremos (más o menos, ya que faltarán aplicar los impuestos, que es la parte gruesa de la factura) a final de mes.

Esta operación se repite en el caso de las tarifas con discriminación horaria solo que, en vez de tener un único valor para la energía, jugaremos con 2 o 3 en función de la tarifa eléctrica contratada.

Ahora bien, en el caso de decantarnos por la tarifa de luz regulada (PVPC) la cosa se complica. Aquí la única forma de saber cuánto pagaremos es ir tomando nota de nuestro consumo y consultar el precio real del precio para cada hora y día. Como es obvio, esta tarea es tediosa y desagradable. Aun así, sí es importante revisar los precios que se aplican cada jornada para evitar, en la medida de lo posible, los más altos. Para ello podemos recurrir a la web de Esios, en la que nos muestran una gráfica como la siguiente:

esios_abril2016

¿Exige la contratación de otros servicios?

Una de las formas más "tontas" de acabar pagando facturas de luz elevadas es no fijarnos a la hora de firmar el contrato. Y es que, en sendas ocasiones, conseguir un descuento en la tarifa luz va asociado a la contratación de algún servicio adicional. Aunque esto nos lo podemos evitar en las tarifas de luz del mercado regulado, en el libre hay muchas comercializadoras que intentan engatusarnos con las bondades de las revisiones "gratuitas" o el servicio de reparaciones de urgencia.

En cualquier caso, al igual que sucede con las tarifas de gas natural, no estamos obligados a contratar otros servicios que no queramos.Es más, si la tarifa de energía eléctrica que nos interesa tiene esta clausula, es recomendable buscar otra. Y es que, tal y como hemos podido comprobar en HelpMyCash, el ahorro que nos proporciona a través de la oferta, no suele ser ni la mitad de lo que acabamos invirtiendo en el servicio adicional.

Del mismo modo, si esta tarifa de electricidad forma parte de un combinado (tarifas de luz y gas del mercado libre o dual) debemos ser aún más obcecados a la hora de revisar el contrato, ya que al jugar con dos servicios nos pueden acabar endosando la contratación de algo que no necesitamos.

Mantener nuestra tarifa luz y ahorrar

Contratar la tarifa de luz es un momento, tan solo con dar nuestros datos personales ya lo tenemos hecho. Sin embargo, si queremos ahorrar en las facturas de electricidad, debemos ir un poco más allá de pagar religiosamente cada mes. Para empezar, ¿entendemos qué nos están facturando? Este punto es sumamente importante para reducir las cuantías facturadas, ya que para elegir la tarifa luz adecuada hay que saber cómo repercuten los precios a nuestro consumo real.

El control de las facturas de luz emitidas debería tornarse un hábito para todos, no solo para el ahorrador más concienzudo. No debemos perder de vista que las comercializadoras de luz pueden cometer errores con la lectura o aplicarnos una lectura estimada durante meses por algún fallo interno. Por ello, si no queremos llevarnos un buen susto en nuestra cuenta corriente, es necesario revisar asíduamente las facturas que nos envían (por correo ordinario o electrónico) y contrastar los datos del contador con los que refleja el recibo.

Ahora bien, si la factura de luz es elevada y los datos emitidos corresponden con lecturas reales, tal vez debamos plantearnos que nuestra tarifa de luz se ha quedado anticuada. Para saberlo, no solo es importante revisar los precios que nos aplican, sino las propias condiciones. Así, desempolvemos el contrato y revisemos:

  • ¿Qué tarifa luz tenemos contratada? Si se trata de la modalidad regulada Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC), se supone que tenemos en nuestro "poder" la versión más económica, por lo que es posible que nuestro consumo sea muy elevado. De no ser así ha llegado el momento de echar un vistazo a lo que nos ofrece el mercado libre, puesto que ya existen algunas tarifas de luz que se equiparan en condiciones a la PVPC y ofrecen la posibilidad de conseguir precios más bajos gracias a la discriminación horaria.
  • ¿Qué precio nos aplica por la energía consumida? Si no estamos con la PVPC es importante revisar el precio que se nos está cobrando por contrato. Pese a que los cambios del IPC influyen, no es tan significativo como para que se aleje demasiado de lo contrato. Por lo tanto, es importante tener claro el coste/kWh para buscar una tarifa de luz que mejore lo presente.
  • ¿Es una de las modalidades de ahorro? Con la llegada de la tarifa electricidad por horas, muchos parecen haber olvidado la opción de la discriminación horaria. Así, si el precio del kWh es bastante coherente con lo que se ofrece actualmente en el mercado y las facturas son elevadas, tal vez estemos planteando mal nuestra estrategia de consumo. Como es obvio, con una modalidad que cobra un precio diferente en función del día y la hora, es complicado redefinir nuestras rutinas. Ahora bien, si tenemos una tarifa luz con precio fijo ¿por qué no buscar alguna de las modalidades de ahorro que nos den un poco de margen? Hablamos, obviamente, de las tarifas con discriminación horaria. En este caso podemos encontrar dos versiones:
    • Discriminación horaria en 2 tramos: se aplican dos precios distintos en función de la franja horaria de consumo, siendo más bajo el coste del kW de 22 horas a 12 horas.
    • Discriminación horaria en 3 tramos: en este caso se juega con tres periodos, de modo que se pueda sacar más partido a las noches. Así, la franja más económica es la que abarca de la 1 de la madrugada a las 7 de la mañana. Con este horario es evidente que esta tarifa de luz estaría destinada a recargar vehículos eléctricos.
    • Discriminación horaria personalizada: en 2017 algunas comercializadoras han apostado por tarifas de luz que permiten elegir las horas en las que nos interesa un precio más bajo. Este es el caso de Iberdrola con su Plan Elige 8, o Endesa Tempo Happy. Eso sí, en esta última la propuesta es diferente, ya que solo contempla dos horas al día (o un día completo), aunque a coste cero.
  • ¿Tenemos otros servicios contratados? No debería ser lo habitual, pero se puede dar el caso de que al contratar la tarifa eléctrica nos añadieran o exigieran la contratación de algún servicio adicional a cambio de un precio más bajo para la energía. Como cabe esperar, esta práctica tiene sus riesgos. Y es que, dicho servicio, no siempre es gratuito o si lo es solo dura unos meses y luego pasa a su coste normal. Por lo tanto, lo que en su día podía ser un regalo que, además, nos permitía ahorrar un poco en la tarifa luz, ahora supone un incremento en los costes.

Una vez detectado el problema, solo queda por resolver una última cuestión: ¿podemos cambiarnos de comercializadora de electricidad? Antes de lanzarnos a la aventura es importante asegurarnos de que podemos hacerlo sin que se nos aplique una penalización por incumplimiento de contrato. Esto lo podemos saber leyendo las clausulas del contrato que firmamos en su día o preguntando directamente a la compañía.

Qué hacer cuando el problema no es nuestra tarifa

Si tenemos una buena tarifa luz pero el gasto energético es demasiado alto el problema lo tenemos en casa. Bien porque no somos responsables con nuestro consumo o porque nuestra vivienda juega en nuestra contra, está claro que debemos tomar medidas. El primer paso es ser honestos con nosotros mismos: ¿somos conscientes de lo que consumimos? Aunque pueda parecer una tontería, no tener electrodomésticos eficientes puede incrementar nuestras facturas considerablemente. Para hacernos una idea, un aparato que está valorado con una G en la escala de eficiencia energética consume hasta tres veces más que uno de clase A.

Otra forma de pagar más en nuestras facturas, y que poco tiene que ver con la tarifa de luz contratada, es el conocido como "consumo fantasma". Este es el que se acumula a través de aparatos en reposo ( stand by) que se mantienen a la espera de ser utilizados, pero que hasta entonces siguen consumiendo. Aunque el volumen de kWh que acumulan es bajo, son muchos los aparatos que utilizan este sistema, por lo que al final la suma llega a representar entre un 7 % y un 11 % del total de la energía consumida. Y es que no debemos olvidar que en esta clasificación deberemos tener en cuenta el televisor, el lavavajillas e, incluso, la cafetera. Por ello, una forma de deshacerse de este consumo fantasma es utilizar regletas que podamos apagar sin tener que desconectar cada aparato por separado.

Si tenemos electrodomésticos que gastan poca energía y hemos evitado el consumo fantasma ¿existen otros factores que puedan jugar en nuestra contra? Lo cierto es que sí y, en esta ocasión, la solución es un poco más compleja. Y es que no hay peor enemigo que nuestro propio hogar. Habitaciones mal impermeabilizadas o una caldera que consuma más de lo necesario son algunos de los factores que incrementan nuestra factura de la luz por muy buena tarifa eléctrica que tengamos contratada. En este caso la única solución es invertir en nuestra casa para hacerla más confortable. Un buen método para sacarle el máximo provecho y mejorar la calificación energética de la misma es contratar los servicios de un certificador energético homologado que revise el inmueble. Pese a que estos servicios se suelen solicitar únicamente cuando se va a vender o alquilar la vivienda, esta revisión concluye con un documento en el que se recopilan consejos y mejoras que se pueden efectuar en el domicilio para mejorarlo.

En definitiva, para ahorrar energía necesitamos que todo esté de nuestro lado: la tarifa luz, los electrodomésticos y, por supuesto, la vivienda.

Sobre esta página de la Tarifa luz

Para qué sirve esta página sobre tarifas de luz

Elegir una tarifa luz tiene su complejidad. Además de que es un mercado que no se conoce por su transparencia, existen muchas comercializadoras eléctricas con diversidad de propuestas. Por ello hemos explicado en esta página cuáles son los tipos de tarifas eléctricas que podemos contratar y cuáles son los puntos que no debemos olvidarnos de revisar antes de firmar el contrato.

Fuente: Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia y Boletín Oficial del Estado

Metodología: para desarrollar esta página hemos revisado las tarifas luz que proponen las compañías en el mercado fijo y regulado, y hemos contrastado que siguen la normativa establecida en el BOE.

Sobre HelpMyCash.com: somos un comparador online centrado en finanzas y economía del hogar. En nuestra web, el usuario puede comparar diferentes productos de finanzas personales, telecomunicaciones y energía. Adicionalmente, encontrará información actualizada y de calidad, lo que le permitirá escoger el producto más adecuado para su su propósito: ahorrar a final de mes, rentabilizar sus ahorros....

Aviso: los servicios que ofrecemos son gratuitos para el usuario, ya que HelpMyCash obtiene sus ingresos de la publicidad y de sus productos destacados.

Te escuchamos: desde HelpMyCash queremos ayudarte a solucionar cualquier duda que tengas con las tarifas luz. Para ello, ponemos a tu disposición los siguientes servicios de atención:

Temas recientes del foro

  • 0 Respuestas
  • 0 Votos
  • 35 Visitas
Tengo un negocio Y es toy con fenosa me llego una factura de380 lugo al mes 90y al otro mes 800llame y medijeron que aterior eran estimadas yo siempre he pagado entre300y400cada dos meses mi pregunta tengo q pagar en meno de 4 meses de cosumo 1300euros yo no tengo ese dinero me cortaran la luz en dos dias puedo yo cambiar de titular ide compañía debiendo en ese local y si me cortan puedo,dar de alta en otra conpañia
  • 0 Respuestas
  • 0 Votos
  • 37 Visitas
Me gustaría conocer la mejor oferta para Luz y Gas en Castelldefels, Barcelona (08860). CatGas?Gracias
bonacasa
Bono Térmico @bonacasa - hace 2 semanas
  • 1 Respuesta
  • 0 Votos
  • 61 Visitas
Buenos días,Quería saber los detalles sobre el bono Térmico. ¿Se sabe cuál es el descuento? El cálculo está basado en función del lugar donde vive, y de lo presupuestado. Somos familia numerosa y estamos viendo la posición de acceder al bono térmico pero no tengo claro si me compensa o no. También quería saber si es correcto que tengo que tener luz y gas en una misma compañía. yo ahora mismo lo tengo en distintas compañías y soy receptor del bono social.Gracias
Pepita_Moned
Pepita_Moned
hace 2 semanas

Hola! Hasta que no se sepa cuánto dinero hay en las arcas, no se sabe de cuánto va a ser la ayuda. Si tienes el de luz te lo propondrán directamente, eso es lo que yo he leído. Además el de gas no es solo para gas natural, si tuvieras bombona de butano también te lo darían. Vamos, que da igual con qué compañía tengas el gas natural. Pero eso, la cuantía hasta diciembre que sepan cuantos suscritos tienen el de luz no lo sabrán. Además, como tu dices, afecta la zona en la que vivas.

Noticias recientes

El Gobierno pide flexibilizar la potencia de luz para abaratar las facturas
El Gobierno pide flexibilizar la potencia de luz para abaratar las facturas
Las subidas del precio de la electricidad no han pasado desapercibidas al Gobierno de Sánchez, por lo que ha decidido tomar medidas con las que controlar algunos de los puntos más controvertidos de la factura. Este es el caso de la potencia de luz, q...

Publicado el 12/11/2018

RESUMEN ECONOMIA DEL HOGAR: 11 de noviembre de 2018
RESUMEN ECONOMIA DEL HOGAR: 11 de noviembre de 2018
Esta semana empezamos a recibir las primeras ofertas de Black Friday, nuevas telecos buscan un hueco en el terreno de la fibra y revisamos los cambios que trae Repsol tras comprar Viesgo. Y, como siempre, traemos los rankings frescos de internet y te...

Publicado el 11/11/2018

Viesgo se convierte en Repsol, la nueva comercializadora de luz con gasolina
Viesgo se convierte en Repsol, la nueva comercializadora de luz con gasolina
Los cambios de nombre de las eléctricas empiezan a ser recurrentes. Hace unas semanas era Gas Natural Fenosa la que daba un vuelco a su imagen para convertirse en Naturgy. Durante este proceso la comercializadora de luz no cambio más que su marca, ma...

Publicado el 07/11/2018