Ahorra con tarifas de luz con discriminación horaria
#1 Recomendado

Cuota

54,36 €/mes

Ventajas

  • No exige servicios adicionales ni permanencia
  • Rebaja del 5% en el consumo con la factura electrónica
#2 Recomendado

Cuota

46,32 €/mes

Ventajas

  • Tarifa de luz con discriminación horaria en 2 tramos
  • Exige un año de permanencia
#3 Recomendado

Cuota

53,75 €/mes

Ventajas

  • Tarifa con discriminación horaria en 3 tramos
  • Es obligatorio ser socio de la cooperativa
#4

Cuota

47,76 €/mes

Ventajas

  • Descuento del 2% en el consumo de electricidad durante el periodo llano
  • 2.000 puntos canjeables por 12 kW
  • Sin penalización por cambio de compañía
#5

Cuota

50,30 €/mes

Ventajas

  • Oferta válida para cualquier consumidor
  • No exige servicios adicionales ni permanencia

Para no volvernos locos, podemos actuar sobre dos planos: sobre la tarifa de luz contratada y sobre la propia vivienda. Pero vayamos viendo qué aspectos podemos mejorar en cada uno si queremos ahorrar luz mes a mes.

1. Reducir la potencia contratada

Puede sonar raro, pero la mayoría de hogares tienen contratada una potencia de luz superior a la que necesitan. Contando que uno de los conceptos de nuestra factura de la luz es el coste de la potencia, ¿por qué pagar de más? Por eso nuestro primer consejo para ahorrar luz es reducir la potencia y ajustarla al máximo de lo que realmente necesitamos. De este modo, por ejemplo, podemos ahorrar más de 40 euros si pasamos de 4,4 kW a 3,3 kW.

Para llevarlo a cabo sólo debemos contactar con nuestra comercializadora y solicitarlo. El proceso es breve, un técnico vendrá a nuestro domicilio y manipulará el contador de la luz para fijar la nueva potencia a la vez que nos explica qué debemos hacer en caso de que nos salte el diferencial. En definitiva, un proceso para ahorrar luz que se soluciona en 5 minutos, aunque con un coste de alrededor de 10 euros que nos cobrarán en la próxima factura.

2. Cambiar de tarifa de luz para ahorrar

La tarifa de luz regulada nos prometía rebajar las facturas. Sin embargo, su complejidad y la exigencia de tener que estar pendientes constantemente de las oscilaciones del mercado hacen de esta modalidad una de las menos apetecibles del momento. Por ello, una de las formas de ahorrar luz es apostar por modalidades de coste fijo que apliquen precios más bajos en los momentos que más consumo realizamos. Es decir, tarifas con discriminación horaria.

Estas se basan en precios más reducidos en horario nocturno (de 22h a 7h), que es el periodo de tiempo en que la mayoría estamos ya en casa. Eso sí, para saber si nos conviene primero es importante entender nuestra factura de luz y revisar si realmente nuestro consumo se focaliza en las franjas horarias más baratas de esta modalidad. Además, el coste fuera de esta franja es bastante más caro que la reducida.

Por otro lado, no podemos olvidarnos de las propuestas más personalizadas de las compañías eléctricas. Por ejemplo, existen ofertas de luz que nos regalan energía cada día (Endesa Tempo Happy) o productos con precios más bajos en ciertas épocas del año. Así, por ejemplo, Iberdrola nos permite contratar planes de fin de semana u otra modalidad con la que podemos seleccionar las 8 horas (en bloques de 4 horas) en las que nos interesa pagar menos. En definitiva, una forma interesante de ahorrar luz.

 Rebajar la factura de luz con las compras colectivas

En última instancia, uno de los últimos métodos que están dando buenos resultados para ahorrar luz son las compras colectivas de energía (o subastas inversas). Este procedimiento, a través del cual un grupo (cuanto mayor mejor) con unas mismas necesidades busca una rebaja en las tarifas eléctricas, está causando furor entre particulares y empresas en toda Europa. En España, las últimas subastas inversa consiguieron abaratar la factura un 30%, lo que ha dado un respiro a pymes de todo el país; mientras que las de hogar descontaron 125 euros anuales a los clientes de luz y gas gracias a la propuesta de Naturgy.

Ahora bien, si estamos contentos con nuestra tarifa o tenemos permanencia, podemos mejorar nuestra vivienda para intentar ahorrar luz a final de mes.

3. Aprovechar la energía gratuita

Suena a broma, pero no lo es. En muchas ocasiones malgastamos energía encendiendo luces que no son necesarias o recurriendo a aparatos como la secadora. Tenemos la gran suerte de vivir en un país soleado en el que tenemos muchas horas de luz solar. Esto se traduce, por ejemplo, en que nos podemos permitir el lujo de no encender lámparas durante el día. De igual forma, tenemos la opción de no utilizar aparatos como la secadora, ya que en la mayoría de edificios podemos tender al aire libre. Esto, junto a un clima como el nuestro, nos permite tender y recoger la ropa seca en apenas tres horas.

Por otro lado, saber administrar bien esta energía nos puede ayudar a rebajar las facturas de gas natural. Un buen juego de persianas y cortinas nos ayudará a aclimatar la casa, subiendo unos grados la temperatura de las habitaciones en invierno, o bajándola en verano. En definitiva, aplicar los trucos de toda la vida y aprovechar al máximo la energía solar nos permitirá ahorrar luz sin grandes esfuerzos.

4. Eficiencia en el hogar: la letra A

Si nos vemos obligados a renovar alguno de nuestros electrodomésticos es importante no precipitarnos con la compra, ya que es un buen momento para ahorrar luz. Para ello deberemos fijarnos en la etiqueta energética. En ella podremos ver cuán eficiente es el aparato y, si revisamos bien todos los datos que nos aporta el fabricante, nos permitirá ahorrar luz a final de mes sin demasiado esfuerzo.

Un truco que no debemos perder de vista es hacer uso de la razón a la hora de seleccionar el aparato. Es decir, si nos debatimos entre dos lavadoras, por ejemplo, y una posee una eficiencia A pero consume mucha agua o la capacidad es inferior, nos saldrá más cara a la larga que si nos decantamos por una con eficiencia C y un consumo menor de agua o mayor capacidad de ropa. En definitiva, para ahorrar luz hay que pensar detenidamente y no coger lo primero que nos venda el comercial.

efi_energeticaEso sí, de poco sirve comprar el frigorífico más eficiente si luego nos olvidamos de mantenerlo limpio y bien refrigerado. Esto pasa con cualquier electrodoméstico de nuestra casa, aunque algunos (como la nevera o el lavavajillas) consumen más si hacemos un mal uso. Es por ello que es importante evitar que se hagan placas de hielo, poner los aparatos pegados a la pared evitando la buena circulación del aire o dejarlos en stand by durante muchas horas.

Por otro lado, tal vez no le hayamos prestado demasiada atención, pero desde hace unos años es obligatorio que los anuncios de viviendas también incorporen la etiqueta de calificación energética. En este caso, al igual que en los electrodomésticos, se valora si el inmueble requiere mucha energía para ser confortable en unas condiciones básicas.

Si queremos ahorrar luz y gas podemos solicitar un certificado energético de nuestro hogar en el que no solo nos señalaran cuán eficiente es nuestra casa, sino que también se nos señalarán mejoras viables con la que nuestra casa puede mejorar su consumo. Este documento es obligatorio si queremos vender o alquilar nuestra casa, y bajo ninguna circunstancia deberíamos adquirir una vivienda que no lo tuviera.

 5. Bombillas de bajo consumo

Las bombillas incandescentes hace tiempo que han sido sustituidas por las de bajo consumo; sin embargo, siguen habiendo hogares que no han dado el salto. Una buena forma de empezar a ahorrar luz es pagar un poco más por una de estas bombillas de bajo consumo que alumbran más consumiendo menos potencia. No obstante, debemos saber que existen diferentes tipos de bombillas.

Para hacernos una idea, las más habituales son:

  • Incandescentes: las clásicas. Tienen la peor posición en cuanto a eficiencia energética, puesto que emiten poca luz, pero mucha calor.
  • Halógenas: mejoran las cifras de las anteriores, pero su nivel de calor residual sigue siendo alto.
  • Fluocompactas: son las que se conocen como "bajo consumo" y las distinguiremos en seguridad porque tardan en dar toda la luz. Por este motivo no son recomendables para zonas de paso.
  • LED: son la moda ahora mismo, ya que son las más eficientes. Aunque su precio es el más elevado, no emanan calor.

Además del tipo de bombilla, no debemos perder de vista otros puntos como:

  • La potencia de la bombilla. En función de la estancia que vaya a iluminar necesitaremos más o menos vatios, por lo que podemos ahorrar si cogemos un modelo más eficiente.
  • La luz: no todas las bombillas brillan en el mismo tono. En general podemos encontrar tres tipos: las blancas (recomedables para despachos), naturales (ideales para cocinas y baños) y amarillas (las luces cálidas se recomiendan en habitaciones y salones).
  • La vida útil: con la llegada de las bombillas de bajo consumo se ha añadido este concepto a la lista. Y es que, además de ahorrar luz, comprar unas LED frente a unas incandescentes debemos tomárnoslo como una inversión a largo plazo, ya que su vida útil es mucho mayor.

Ahorrar luz también en verano

Las altas temperaturas siempre nos hacen pensar en el recibo de la electricidad. El uso intensivo de los aparatos de climatización son básicas en estas fechas, pero su consumo es elevado. ¿Qué podemos hacer para compensar este gasto y que no se resienta el recibo? En la siguiente infografía hacemos un repaso rápido:

Sobre esta página de trucos para ahorrar luz

Para qué sirve esta página sobre métodos para ahorrar luz

El coste de la energía se ha disparado en los últimos años. Esta situación, junto con la crisis financiera, ha puesto a un gran números de familias en situación de pobreza energética. Ahora bien, ¿podemos rebajar un poco nuestras facturas? Esta es la pregunta sobre la que se ha cimentado esta página, en la que hemos recopilado los trucos más rápidos con los que conseguir ahorrar luz y gas a final de mes. Desde los más sencillos (cambiar de bombillas) hasta los que pasan inadvertidos a muchos usuarios. Y es que, no hay que olvidar que en lo relativo a la energía, la población sigue estando un poco verde.

Fuente: Ministerio de Industria, energía y Turismo.

Metodología: para dar con los 5 trucos más sencillos para ahorrar luz hemos indagado entre las principales empresas suministradoras de energía en busca de soluciones con las que podamos rebajar las facturas. También hemos buscado medios a través de los cuáles podamos conseguir tarifas más económicas que las ofrecidas por las comercializadoras eléctricas. Además, gracias al mistery shopping, hemos podido dar con algunos consejos más sencillos, como cambiar de bombillas o descifrar las etiquetas energéticas. En definitiva, esta página se ha producido tras indagar a pie de calle.

Sobre HelpMyCash.com: comparador online de productos financieros y de economía del hogar en el que ponemos el énfasis en ampliar la cultura financiera. Para ello, además de comparar productos, recopilamos información que nos ayuden a entender los distintos mercados. Y es que, ante los mercados más complejos, la mejor arma es al información.

Aviso: los servicios que ofrecemos son totalmente gratuitos para nuestros usuarios, ya que en HelpMyCash obtenemos nuestros ingresos de la publicidad en el site y los productos destacados.

Te escuchamos: desde HelpMyCash queremos solventar las duda en lo relativo a los trucos con los que ahorrar luz. Para ello, ponemos a tu disposición los siguientes servicios de atención:

Temas recientes del foro

SUSANA Gesto
A mí me han puesto sin yo pedir plan hogar @SUSANA Gesto - hace 6 días
  • 1 Respuesta
  • 0 Votos
  • 38 Visitas
Haber una pregunta cómo puede ser que me hayan puesto sin yo decir nada un plan de hogar en Iberdrola .En mi comunidad hemos estado 6 meses sin pagar luz porque no han cambiado de contadores x que también hemos estado con obras en el portal al infórmame de la factura más un bono social que me habían concedido ahí me enteré del pastel y me han abierto una queja  más bien dos una x la tarifa y otra x que el bono social lo tengo quitado pero al reclamarlo me dicen que si lo tengo las chicas de las tienda de Iberdrola ni ellas sabían de que era eso  hos parece normal?
 
Pepita_Moned
Pepita_Moned
hace 5 días

Si has estado seis meses sin pagar la factura de la luz creo que igual es normal que te hayan quitado el bono social...lo que no se es si te han cambiado la tarifa, porque eso del plan hogar no se que es y en la web solo me sale que es de gas :s

inverpaco
¿Afectará la subida del precio de la luz? @inverpaco - hace 1 semana
  • 1 Respuesta
  • 0 Votos
  • 50 Visitas
El otro día (el martes) el precio de la luz subió repentinamente durante 1 hora a casi 10€/KW ¿Creeis que esto nos puede afectar a las facturas que pagaremos a final de mes? Ultimamente pago unos facturones de aúpa y no me gustaría que se inflaran más
Teresa Belaire
Teresa Belaire
hace 1 semana

Help My Cash

Hola, inverpaco:

La subida del precio de la luz se ha dado solo durante una hora, por lo que no se espera que llegue a apreciarse en las facturas.

Un saludo.

Erika Holliday
Reclamo de corte de Luz @Erika Holliday - hace 1 mes
  • 1 Respuesta
  • 0 Votos
  • 59 Visitas
Era cliente de Naturgy y me cortaron la luz y eventualmente me dieron de baja sin haberme comunicado.Naturgy aparentemente me ha enviado las cartas al correo postal, nunca las tuve pues el piso es vacacional. Sin embargo Naturgy envia por correo las facturas.He tenido que cancelar una reserva a unos clients y al darme de alta con otra comercializadora he tenido que pagar extras.El total de este inconveniente es mas o menos de 270€Puedo reclamar a Naturgy este costo? y si es asi, como?Gracias,Erika Holliday****
Teresa Belaire
Teresa Belaire
hace 1 mes

Help My Cash

Hola, Erika:

La compañía tiene la obligación de notificarte la suspensión del servicio y la baja del mismo a través de cualquier medio de atención al cliente que tenga (correo postal, electrónico, telefónico...). Si te enviaron una carta a la dirección del suministro, están dentro de lo normal, ya que Naturgy no tiene porqué saber si vas solo en grandes periodos vacacionales (Navidad, Semana Santa, verano...) o si te acercas todos los fines de semana.

Ahora bien, otra cuestión sería que tuvieras asignada otra dirección a la que te envíen las facturas o correspondencia comercial. Es decir, que en tus datos figure que cualquier comunicación deben enviártela a otra dirección o a través de otro canal (teléfono, correo electrónico...) En ese caso sí tendrías algo a lo que acogerte para poner una reclamación formal.

Otro caso en el que podrías reclamar es si el corte o suspensión del servicio no tuviera motivo. Es decir, si estás al corriente de pagos y no has pedido ningún cambio en tu contrato, sí estarías en tu derecho de exigirles una compensación. Para ello, te aconsejamos que acudas directamente a la oficina de consumo de tu zona, ya que al no ser cliente ya de la compañía te será más complicado de gestionar.

Un saludo.

Noticias recientes

Las compañías eléctricas, las empresas con más quejas
Las compañías eléctricas, las empresas con más quejas
La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha publicado su último informe en el que pone sobre la mesa la valoración de los usuarios en relación a las empresas de Internet, telefonía y energía. Una vez más, las compañías eléctricas...

Publicado el 13/05/2019

Cómo rebajar la factura de la luz hasta 60 euros
Cómo rebajar la factura de la luz hasta 60 euros
Contener el coste de la factura de la luz trae por el camino de la amargura a miles de consumidores en nuestro país. Las oscilaciones en el precio de la energía y la llegada del buen tiempo, con el uso de aparatos de climatización, son factores que p...

Publicado el 07/05/2019

El precio de la luz sube un 23% en abril
El precio de la luz sube un 23% en abril
Ya lo avisamos a principios de abril: este mes nuestra factura de electricidad iba a ser más cara, tanto si consumíamos más como si no. Pero, para acabar de rematar la faena, este no va a ser el único problema que nos encontremos. Tal y como hemos po...

Publicado el 24/04/2019