Calculadora hipoteca - ¿Cuánto pagarás cada mes?

Si deseas calcular la hipoteca y conocer tu cuota mensual, debes saber que el préstamo hipotecario no solo se compone de intereses, sino que también debes sumarle los seguros, costes de apertura y comisiones, entre otros. Rellena el siguiente formulario personalizado y descubre, gratis y al momento, cuánto pagarás cada mes y en total al banco por la hipoteca.

Precio: GRATIS | Ver ejemplo
¿No tienes estos datos?
  • Descarga nuestra guía de preguntas en PDF y llévatela al banco para obtener las respuestas. Pulsa aquí
  • Guarda tus datos en nuestra web para no tener que rellenarlos la próxima vez que nos visites. Pulsa aquí

Consigue tu informe personalizado

Vivienda

Hipoteca

año/s

Claúsulas especiales (Rellenar sólo si procede)

%
mes/es
%

Tipo de interés

mes/es
%
E+ %
%
E+ %

Comisiones

%
%
%

Seguros y otros productos obligatorios


1º Producto a contratar | Borrar

Cada mes/es
Por mes/es

Añadir producto vinculado [+]


 

* Campos requeridos


Calculadora hipoteca: ¿Qué factores incluye?

La utilización de una calculadora de hipoteca nos va a permitir simular el pago que realizaremos cada mes teniendo en cuenta una serie de variables. Una vez tengamos el resultado podremos conocer el gasto real que va a suponer en nuestra economía familiar y poder ir al banco para solicitar financiación.

  • Tipo de interés: en una hipoteca variable es el resultado de sumar el índice al que se referencian las hipotecas (euríbor o IRPH) más un diferencial (diferente en cada banco). Por ello, la cuota de la hipoteca será menor cuanto más bajo sea el diferencial. Para un préstamo hipotecario fijo el tipo de interés es el mismo durante toda su vida. La calculadora de hipoteca, sin embargo, realiza el cálculo sobre la cuota mensual considerando un interés fijo, es decir, el mismo interés durante los años que dura el préstamo. De esta forma, si queremos calcular la cuota de la hipoteca es mejor teniendo en cuenta una media del euríbor, por ejemplo al 3 % (así podremos prever si podremos realizar el pago cuando el índice aumente, ya que actualmente está en mínimos).
  • Capital: se trata de la cantidad de dinero que nos va a prestar la entidad bancaria. Hoy en día los bancos financian como máximo un 80 % del valor más bajo existente entre tasación y compraventa. Para conseguir una financiación del 100 % tenemos dos opciones: firmar una hipoteca para pisos de banco o tener un perfil financiero por encima de la media, con garantías de pago muy elevadas.
  • Plazo: es el periodo durante el que tendremos que amortizar la deuda. Actualmente el plazo medio que las entidades están ofreciendo para hipotecas variables es de 30 años y de 20 años para los préstamos fijos. Las hipotecas a tipo mixto tienen un primer plazo a tipo fijo (entre 3 y 10 años aproximadamente) y posteriormente uno variable, hasta alcanzar un plazo de 30 años como máximo.
  • Comisiones: dependiendo de la entidad financiera nos pueden cobrar más o menos comisiones al contratar la hipoteca. Por ello, la calculadora de hipoteca nos ayudará a descubrir el coste que supone la comisión de apertura en caso de que tu hipoteca cuente con ella. Las entidades que incluyen esta comisión la fijan en torno al 1 %. De tal forma que en la calculadora de hipoteca debemos incluir el porcentaje y el importe mínimo en el caso de que estuviera especificado.
  • Productos vinculados: normalmente, con la contratación de la hipoteca van a sumarse una serie de productos vinculados que la entidad nos exigirá para que nos ofrezcan un interés menor. La vinculación puede ser: seguros (de vida, hogar o desempleo) planes de pensiones, tarjetas de crédito o débito, además de domiciliar nómina y recibos. Si contamos con alguna de estas vinculaciones deberemos incluir los precios en la calculadora de hipoteca para que nos diga cuál sería el precio final.

Limitaciones de la calculadora de hipoteca

Pese a que la calculadora de cuota de hipoteca nos proporciona una aproximación bastante exacta sobre el coste de la hipoteca, también puede tener alguna limitación y que no dé con la cifra exacta.

Esta será la información que la calculadora de hipoteca no nos podrá proporcionar:

  • Cambios de tipos de interés en las hipotecas variables: la calculadora de hipoteca no dará el valor exacto de todas las cuotas de toda la vida de la hipoteca, porque no se sabe a cuánto cotizará el euríbor en un futuro. Por ello, para calcular la tabla de amortización de la hipoteca, se debe tomar un valor medio del euríbor, que puede ser del 3 %. De esta forma si vemos que el resultado lo podemos asumir nos estaremos asegurando de que podremos pagar todas las cuotas aunque el euríbor empiece a subir.
  • Capacidad de endeudarse: todos los que están pensando en comprar una casa e hipotecarse, deben considerar sus capacidades financieras para ajustarlas al precio de la vivienda que se pueden permitir. El Banco de España recomienda que la cuota de la hipoteca no puede sobrepasar el 35 % de los ingresos mensuales. La calculadora de hipoteca dará información sobre la cuota a pagar, pero no dirá si sobrepasa o no los límites de nuestra capacidad crediticia.

Si crees que estás pagando de más en tu contrato puedes calcular la cláusula suelo, de esta manera podrás saber cuál es el importe que te tiene que devolver el banco. Este cálculo se realiza con una calculadora específica que ha creado HelpMyCash.

¿Cómo me puedo asegurar de que contrato una hipoteca barata?

Un consejo antes de firmar por una hipoteca es barajar entre diferentes préstamos hipotecarios para poder estar convencido totalmente de que que podremos hacer frente a a deuda y que estamos de acuerdo con todas las condiciones que nos pide el banco. Por ello, deberíamos comparar como mínimo entre 3 préstamos hipotecarios y es aconsejable hacer números con una calculadora de hipotecas online como la que ofrece HelpMyCash.com para saber lo que pagaríamos cada mes.

El diferencial no es lo único en lo que nos debemos fijar al contratar una hipoteca y puede significar un error, ya que el coste total lo van a determinar más variantes. Por ello, debemos observar la letra pequeña y tener en cuenta las comisiones, los productos vinculados proporcionados por la misma entidad, así como los gastos de apertura elevados.

Una hipoteca barata siempre será aquella que no incluya ninguna cláusula abusiva como la cláusula suelo, ya que con esta se acaba pagando más. Una herramienta muy útil para aquellas personas que tengan la cláusula suelo en el contrato es utilizar la calculadora de cláusula suelo. La información que no nos proporcionará será la cantidad de dinero que hemos pagado de más por dicha cláusula abusiva. Este cálculo lo podremos hacer de forma sencilla utilizando una.

De esta forma, saber cuánto dinero necesitamos para la nueva casa, es decir, calcular los gastos de compra de vivienda y de solicitar una hipoteca, será mucho más fácil.

¿Es mejor contratar un plazo corto o largo?

Muchas personas que deciden firmar una hipoteca para financiar una vivienda se preguntan qué es más rentable, si tener una amortización con un plazo corto o largo. Sin embargo la respuesta a esta pregunta irá definida por la situación económica y laboral de cada uno, ya que puede que algunas personas necesiten un plazo largo para pagar una cuota baja, porque necesitan liquidez, y sin embargo a otros les interese pagar cuanto antes la deuda.

Para responder a esta pregunta podemos utilizar la calculadora de hipoteca cambiando los años de amortización:

  • Con una hipoteca variable: lo más interesante es encontrar un equilibrio entre un plazo lo más corto posible pero que las cuotas resultantes sean cómodas de pagar. Si decimos pagar la hipoteca durante muchos años, sería interesante que la hipoteca no tuviera comisión de amortización, así se pueden ir reduciendo los años sin costes adicionales. Debemos considerar que las cuotas de la hipoteca serán más bajas si alargamos el plazo, pero a cambio pagaremos más intereses en total.
  • En el caso de un préstamo a tipo fijo: lo recomendable sería escoger el pago de la cuota con un plazo corto para pagar menos intereses, siempre y cuando la mensualidad no supere el 35 % de los ingresos mensuales.

Compara ofertas y luego utiliza la calculadora de hipoteca

Si queremos comprar una vivienda y financiarla mediante una hipoteca, lo más interesante es informarnos de lo que ofrecen los bancos y empezar a comparar, como mínimo entre tres ofertas. Así, sabiendo cuál es nuestro perfil financiero, podremos dar con el mejor préstamo hipotecario y sobretodo, el que se ajuste más a nuestro bolsillo. Después, sabiendo todos los requisitos requisitos de la hipoteca podemos hacer números con la calculadora de hipoteca.

Una herramienta que nos va a servir de ayuda es el comparador de hipotecas gratuito de HelpMyCash.com. Gracias a esta podremos agilizar el proceso, ya que permite ver al detalle las características de las hipotecas sin necesidad de movernos de casa. Utilizar el comparador de hipotecas es muy fácil, ya que solo tienes que seleccionar los préstamos hipotecarios que quieras analizar y darle al botón "comparar".

Uso de cookies: En nuestra página utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecer contenidos y publicidad de interés.
Si continúas navegando, aceptas el uso que hacemos de las cookies.