como financiar tu coche

A las ofertas navideñas se suma cada año la campaña de venta de vehículos. Termina el ejercicio económico y todos los concesionarios quieren presentar buenas cifras. Por eso, los descuentos se acumulan y los conductores buscamos promociones atractivas. En medio de esta euforia automovilística, los concesionarios aplican precios especiales por financiar la compra del coche con ellos. Sin embargo, no debemos dejarnos llevar por la labia de los comerciales: según un estudio de HelpMyCash.com, la financiación del vehículo puede ser más rentable si la hacemos con el banco, aunque el precio de partida sea más alto.

El concesionario ofrece una rebaja mayor, ¿cómo puede ser más cara su financiación?

Durante la investigación que realizamos, los comerciales nos insistían en la gran ventaja que suponía financiar el coche con ellos: un descuento especial que superaba, en algunos casos, los 1.000 euros de rebaja en el precio base. Como veremos más adelante, en otros datos del contrato no hacían tanto hincapié. Pese a ese descuento, y según el estudio llevado a cabo, en el 55% de los casos resultaba más barato financiar la compra con el banco que con el concesionario. ¿Por qué? Muy sencillo:

  • La media de los préstamos bancarios orientados a la financiación de un coche se sitúa en un 7,03% TAE, mientras que en los concesionarios sube hasta el 10,09%.
  • Esa diferencia tiene una consecuencia. Aunque el precio base sea inferior, se puede acabar pagando más en total por culpa de los intereses acumulados.

Esto no ocurre cuando el descuento por financiar con el concesionario es muy grande, aunque hay otro dato interesante: en la investigación realizada, el 40% de los concesionarios permitía acogerse a una rebaja aunque el pago se realizara al contado o a través de un crédito bancario. Por tanto, la mejor compra posible sería conseguir ese descuento y financiar el coche con el banco.

La transparencia de los concesionarios, la gran enemiga del comprador

El problema es que muchas veces llegar a esa conclusión resulta imposible. De ello se encarga la opacidad de los concesionarios. Durante el estudio realizado hemos podido comprobar qué información importante del contrato no se explica claramente al comprador:

  • Los intereses. Si no preguntábamos por ellos directamente, la mayor parte de las veces no aparecían en la conversación con el comercial.
  • Los servicios adicionales. Más del 50% de los concesionarios visitados incluían en el contrato servicios que no habíamos solicitado (seguros o ampliaciones de garantía). Por si fuera poco, su coste y sus coberturas tampoco se especificaban.
  • El precio. Por extraño que parezca, así es. En ocasiones resultaba difícil saber cuánto íbamos a pagar por la compra del coche. El precio se diluía entre descuentos aleatorios, servicios incluidos no deseados e intereses ocultos.

La falta de transparencia referente a estos datos dificulta la comparativa con otras ofertas que debemos hacer si queremos conseguir las mejores condiciones posibles.

¿El objetivo del concesionario? Que tengas que volver

Al final, tanto la propia financiación como los servicios que incluyen son una forma de atar al cliente. Los concesionarios tienen distintos nombres para este tipo de ventas: Flexiplan, Premium, compra flexible o similares. De una forma u otra, es como un leasing para particulares. Durante la investigación de HelpMyCash.com, un 70% de los concesionarios nos insistía en elegir esta modalidad de pago, cuyas características resumimos a continuación:

  1. Permite pagar cuotas muy bajas gracias a que la última mensualidad es de un importe muy alto (por encima de los 6.000 euros).
  2. Incluye servicios adicionales como seguros, mantenimiento del vehículo y extensiones de garantía que se pagan aparte (generalmente se financian también). Además, si no cumplimos lo firmado respecto a estas vinculaciones, podemos perder las ventajas del descuento inicial.
  3. El cliente decide qué hacer con esa última gran cuota pendiente. Puede pagarla (refinanciándola si lo desea) y quedarse el coche, devolverlo o cambiarlo por otro nuevo iniciando un nueva financiación.

De esta forma, el concesionario consigue crear un vínculo con el comprador y le obliga a tener que volver a sus oficinas para tratar temas de seguros, de la garantía y lo más importante, para ver qué hace con esa última cuota de gran importe.

En definitiva, se elija una u otra financiación, desde HelpMyCash.com damos tres recomendaciones clave: preguntar todo lo que no entendamos en nuestras citas en concesionarios y bancos, pedir el desglose de todos los costes del contrato y, finalmente, comparar para elegir la opción que mejor se adapte a nosotros.

Si quieres saber todos los secretos para conseguir la mejor financiación para tu coche, descarga gratis esta guía:


Autor: Adrián Pérez


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.