Cuando vamos a comparar préstamos en distintos bancos es habitual encontrar ofertas muy seductoras. ¿La principal? Un interés muy bajo. A veces, incluso vemos productos que llegan al 0% de interés. A ello se suma la posibilidad de cumplir nuestros deseos gracias al préstamo concedido: comprar un vehículo, celebrar una boda o hacer reformas en tu casa. Además, los bancos nos permiten devolver el importe del crédito en cómodos plazos. Con un interés atractivo y condiciones desahogadas, el beneficio para el solicitante es evidente, pero para el banco no tanto. Por eso existen otros costes que añadir a esos intereses.

¿Qué elementos encarecen tu préstamo?

1. TIN

Es el Tipo de Interés Nominal (TIN), es decir, los intereses. Suele ser el dato que más claro se anuncia y es el precio directo que cuesta el dinero que nos prestan. En el caso de los préstamos personales, acostumbran a estar por debajo del 10%.

2. Comisión de apertura

Varía en función del banco y del préstamo. En ocasiones es gratuita, aunque en otras va desde el 0,5% hasta el 3% del importe prestado o incluso más en función del perfil del solicitante y de la política del banco. Su impacto dependerá del importe solicitado y del porcentaje que cada entidad le otorgue. Por ejemplo, para un préstamo de 5.000€ con una comisión de apertura del 2%, el coste para el cliente será de 100€. Para evitar las comisiones más altas es importante comparar préstamos.

3. Comisión de estudio

Algunas ofertas también destacan que no tienen comisión de apertura, pero en su lugar pueden aplicar una de estudio. Esta funciona de la misma forma que la comisión anterior y se mueve en los mismos porcentajes.

4. Servicios vinculados ligados a las condiciones del préstamo

Aquí se concentran muchas de las dudas al solicitar un crédito. Disfrutar de un préstamo puede acarrear la suscripción a productos que no pretendíamos contratar cuando pensamos en pedir el dinero: seguros de vida o de protección de pagos, abrir una cuenta en la entidad, etc. Estos conceptos pueden tener un coste que variará en función del prestamista y de las condiciones que ofrezcan.

Es importante insistir desde el primer contacto con el banco en el precio de estos servicios vinculados. De esta forma podremos comparar las ofertas de cada entidad y nos evitaremos sorpresas desagradables conforme se acerque el momento de la firma.

Resultado: la TAE

La cifra que reúne los cuatro puntos anteriores -TIN, comisión de apertura, de estudios y servicios vinculados- es la TAE (Tasa Anual Equivalente). Cuando vamos a comprar préstamos es la cifra principal a la que acudir para distinguir (salvo excepciones) una opción atractiva de otra que no lo es tanto.  Así es como un crédito con un interés (TIN) determinado pasa a tener una TAE que puede ser varios puntos superior.

Esta es el elemento clave al comparar préstamos cuando las opciones que barajamos son por el mismo importe y con el mismo plazo de devolución. Ilustramos la idea en la siguiente tabla:

Características Ejemplo 1 Ejemplo 2
 Importe 5.000€ 5.000€
 Plazo 36 meses 36 meses
Interés (TIN) 6% 5,7%
comisión de apertura 0% 2,3%
Contratos exigidos 0 0
TAE 6,17% 7,51%
Importe a devolver 5.475,95€ 5.566,51€

Tal y como explicábamos, el interés es importante, pero no lo único en lo que fijarse al comparar préstamos. Solo con el TIN en mente, se intuye que el Ejemplo 2 debería tener los costes más bajos. Sin embargo, entran en escena las comisiones y dan como resultado una TAE mayor que el Ejemplo 1. Eso supone que, en igualdad de importe y plazo, la cantidad a devolver sea mayor.

En estos momentos, la TAE media de los créditos al consumo se sitúa por encima del 8%, aunque podemos encontrar muchas ofertas que se mueven por debajo de esos porcentajes. Por ejemplo, Cofidis ofrece préstamos personales desde el 5,07% TAE, dependiendo del proyecto financiado y del importe y el plazo del producto. Podemos consultar las condiciones de estos créditos si hacemos clic sobre el siguiente botón:

La importancia del plazo al comparar préstamos

Tanto en los ejemplos utilizados como en los créditos mostrados queda claro el papel fundamental de la TAE al comparar préstamos. Sin embargo, no es un elemento definitivo. También es importante el plazo que el solicitante firme para devolver el dinero. Este punto tiene una relación sencilla:

  • Cuanto mayor sea el plazo de devolución, menor será la cuota mensual y mayor el pago de intereses.
  • Si es más corto, la cuota será más grande y los costes totales por intereses menores.

Esto sucede porque, cuanto más largo sea el plazo de devolución, más tiempo estaremos pagando intereses. Al mismo tiempo, si devolvemos un préstamo de 1.000€ en 12 meses, cada mensualidad será mayor que si lo dividimos entre 24 meses.


Autor: Adrián Pérez


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.