tarjetas de credito

Las vacaciones de verano son una época donde el gasto aumenta. Los costes de alojamiento, desplazamientos, ocio o gasolina para disfrutar de la época estival se multiplican y muchas veces acudimos a las tarjetas de crédito para financiar gran parte de estos gastos, ya que nos permiten pagar más adelante las compras que realicemos este mes. No obstante, no saber cómo aplazar las compras con una tarjeta puede llevarnos a estar meses, incluso años, pagando una pequeña cuantía. Para evitar esta situación, debemos saber cómo utilizarlas.

Pagar con la tarjeta al mes siguiente sin intereses

Puestos a utilizar la tarjeta de crédito durante el mes de agosto, lo mejor es que optemos por el pago total diferido, es decir, que todas las compras que realicemos durante un mes se cobren al comienzo del mes siguiente en su totalidad. Este método de pago aplazado es gratuito, es decir, ninguna entidad nos cobrará intereses por pagar las compras al mes siguiente.

Así, ciertas compras del verano podemos hacerlas con los ahorros y salario de agosto y otras con la tarjeta de crédito para pagarlas a comienzos de septiembre, cuando hayamos recibido nuestro salario. Es una manera cómoda y barata de repartir los gastos de un mes en dos.

Otra de las ventajas de pagar ciertos gastos con la tarjeta de crédito con el pago total diferido es que prácticamente todas estas tarjetas incluyen seguros por las compras que realicemos, siendo los más comunes los de viajes. Así, aunque no necesitemos repartir los gastos del verano, comprar los billetes de avión nos permitirá contar con un seguro extra de la tarjeta. Estas son dos tarjetas de crédito que incluyen seguros de viaje gratis:

Producto Coste del pago aplazado Ventajas Me interesa
 Tarjeta de Crédito WiZink 27,24 % TAE
  • Sin comisión de apertura ni mantenimiento
  • Hasta un 50 % de descuento en establecimientos
  • Sin cambiar de banco
Tarjeta Visa EVO Finance Clásica 21,00 % TAE
  • No tiene coste de emisión ni mantenimiento
  • Servicio Transfiere Disponible
  • Manteniendo la cuenta en nuestra entidad

Pagar a plazos con las tarjetas, un deporte de riesgo

La otra opción de pago con las tarjetas de crédito es el pago aplazado, una forma con la que podremos dividir las compras que realicemos en varias cuotas del importe que queramos pagar y que devolveremos poco a poco. Se trata de un deporte de riesgo porque no debemos olvidar que es un método de financiación y como tal debemos utilizarlo con mesura para que se trate de la mejor opción.

Utilizar el pago aplazado con las tarjetas es una buena alternativa siempre que tengamos en cuenta las siguientes precauciones para no pagar de más.

  • Elegir antes el tipo de pago: utilizar la tarjeta de crédito debe ser algo planeado, por lo que es imprescindible adaptar según la compra que queramos financiar la forma de pagarlo.
  • Es mejor el pago aplazado fijo que el pago aplazado porcentual: el pago fijo nos permitirá tener un plazo determinado y siempre pagaremos la misma cuota cada mes, un pago porcentual irá variando cada mes y alargará mucho más el plazo de reembolso.
  • Elige el tiempo de reembolso antes de pagar: saber durante cuánto tiempo estaremos pagando los gastos del verano nos permitirá medirnos en qué financiar y que es mejor pagar con ahorros. Además, mientras más corto sea el plazo, menos intereses se generarán.
  • Solamente realiza compras puntuales mientras pagues con pago aplazado: si vamos a realizar compras para las vacaciones de verano, debemos evitar financiar otras compras en septiembre y otras por el Black Friday, ya que eso perpetuará el pago aplazado durante más tiempo, haciendo que paguemos más intereses.
  • Ten en cuenta el coste final y no solo la cuota: aunque la cuota sea muy baja y accesible, también es importante hacer números para calcular cuánto pagaremos al final. De esta manera sabremos si vale la pena o no financiar determinadas compras.
  • Revisa periódicamente cuánto estás pagando: cada mes es importante revisar el extracto de la tarjeta para llevar un control exhaustivo sobre nuestras finanzas.
  • Realiza una gestión activa de tu tarjeta: si cierto mes podemos pagar más o queremos realizar otra compra con la tarjeta, es importante volver a revisar el método de pago establecido y cambiarlo para adaptarlo a nuestra situación económica actual.

En definitiva, siempre que sepamos cómo funcionan estos plásticos y estemos de acuerdo con los costes de pagar a plazos nuestras compras, será una alternativa a tener en cuenta para poder permitirnos grandes compras. Ante cualquier duda, lo mejor es evitar el uso de productos de financiación.


Autor: Juan Alvarez


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.