Crédito y débito no tienen por qué ser excluyentes, de hecho algunas compañías integran las dos modalidades de pago en una misma tarjeta. Sin embargo, sí es cierto que en función del fin con el que vayamos a utilizar la tarjeta de crédito, nos puede convenir más una opción que otra. Si no queremos pagar más de la cuenta, el débito es la opción más recomendable, pero si por el contrario preferimos aplazar el pago de tus compras, el pago a crédito es la tarjeta más adecuada. En este artículo encontrarás las principales características de cada modalidad de tarjeta, además de las mejores plásticos que podemos encontrar en el mercado actualmente.

¿Cuándo es más recomendable elegir una tarjeta de crédito?

Las tarjetas de crédito son una opción para financiar nuestras compras. Por lo que la primera gran ventaja es que podremos llevar a cabo compras aunque en un momento dado no dispongamos de ese dinero. Pero esta no es la única ventaja, el plástico a crédito nos permitirá:

  • Elegir modalidad de pago: podemos seleccionar diferentes modelos de aplazamiento de las compras, cuota fija a mes vencido y sin intereses, a plazos o a cuotas de porcentaje fijo.
  • Si elegimos un aplazamiento a mes vencido la financiación no tendrá intereses y por tanto nos saldrá gratis.
  • Los extractos bancarios nos permiten llevar un seguimiento de nuestras compras.
  • Las tarjetas de crédito pueden incluir descuentos en servicios, devoluciones en compras o incluso regalos, como la Tarjeta de Crédito Oro De WiZink, que nos regala 25 euros simplemente por contratar el producto.

 

De esta forma las tarjetas se pueden convertir en una opción financiera atractiva, pero debemos hacer un uso responsable de ellas, puesto que aplazar el pago de las compras puede incluir el pago de una serie de intereses.

¿Por qué decantarse por una tarjeta de débito?

Las tarjetas de débito están orientadas hacia un perfil de consumidores que prefieren abonar sus compras con plástico y no llevar encima dinero en efectivo, pero que no necesitan aplazar el pago de sus compras. A continuación, mostramos algunas de las principales ventajas de este tipo de tarjetas:

  • Nos permiten comprar sin tener que disponer de dinero en efectivo.
  • Algunas tarjetas ofrecen descuentos en compras.
  • Podemos conseguir seguros gratuitos asociados
  • No podremos endeudarnos, ya que no permiten el pago aplazado.
  • Algunas tarjetas reportan devoluciones al efectuar compras, como es el caso de la Tarjeta Visa Débito de ING Direct, que nos ofrece hasta un 3 % de devolución en gasolineras Galp y Shell.

 

Sin embargo, antes de contratar una tarjeta de débito debemos ser conscientes de que estos plásticos pueden conllevar el pago de comisiones (mantenimiento, emisión, etc.) y tener constancia de nuestros gastos puede tornarse más difícil, al no disponer de recibos.


Autor: Julián García


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.