mejor tarjeta

Cada vez somos más los que recurrimos a las tarjetas de crédito. Su comodidad y su rapidez son algunas de sus ventajas frente al uso del metálico. Además, en el mercado podemos acceder a tarjetas sin cambiar de banco cuando abrir una cuenta en otra entidad nos resulta toda una infidelidad. Solicitar este tipo de plásticos no solo nos permite beneficiarnos de seguros gratuitos y descuentos en compras, también ahorrar financiando nuestras compras. En este artículo te mostramos cómo pagar menos intereses sin dejar en la cuneta a la tarjeta de tu banco de toda la vida.

Mismas ventajas, pero distinto interés con las tarjetas sin cambiar de banco

En el mercado existen muchas tarjetas sin cambiar de banco con las que nos podemos beneficiar de mejores ventajas sin renunciar a las que tenemos con el plástico de la entidad en la que tenemos nuestra cuenta. Una de ellas es que tendremos que pagar menos intereses al financiar compras en cuotas mensuales. Para sacarle el máximo partido a la hora de optar por el pago aplazado, es importante que conozcamos el interés que tendremos añadir en este caso.

En base a este valor, existe la posibilidad de ahorrar en el coste total de los intereses si disponemos de una tarjeta de crédito con un interés competitivo. Una cifra que que importante considerar en el caso de que queremos hacer una compra de gran importe, por ejemplo, adquirir una televisión. A continuación podemos ver dos ejemplos:

Producto Coste del pago aplazado Ventajas Me interesa
 Tarjeta Clásica de Sabadell 26,40 % TIN
  • Sin comisión de emisión
  • Sin comisión de mantenimiento
  • Seguros gratuitos incluidos
 Tarjeta Visa EVO Finance Clásica 19,21 % TIN
  • No es necesario cambiar de banco
  • Sin comisión de apertura ni mantenimiento
  • Servicio Transfiere Disponible

En el caso de que quedamos adquirir una televisión, tendremos que añadir a cada mensualidad un interés del 26,40 % TIN en el caso de la Tarjeta Clásica de Sabadell. Siete puntos más que lo que pagaríamos si disponemos de la Tarjeta Visa EVO Finance y vincularla con nuestra cuenta en Sabadell.

Por lo tanto, tendremos un segundo plástico con un interés más bajo al que acudir para compras de mayor importe que queremos pagar a plazos cuando no disponemos de ingresos. No solo nos podemos beneficiar de un interés más bajo, además tendremos los mismos seguros gratuitos para comprar y viajar protegidos que con el plástico de la entidad en la que tenemos nuestra cuenta.

40 euros menos por el mismo televisor pero financiado con tarjetas distintas

A la hora de comprar un televisor de 800 euros, podemos pagarlo con nuestro plástico optando por el pago a final de mes o financiando su importe en cuotas mensuales. En el segundo caso, tendremos que pagar el interés correspondiente a esta operación que lleva asociado cada tarjeta. Por lo tanto, no con todas las tarjetas de crédito el coste que habremos pagado al devolver el préstamo será igual. Estos son dos ejemplos de cómo puede encarecerse nuestra televisión si no tomamos la mejor decisión:

Tarjeta de crédito Tarjeta Visa EVO Finance Tarjeta Clásica de Sabadell
 Capital 800 € 800 €
 Plazo 12 meses 12 meses
Interés 19,21 % TIN 26,40 % TIN
 Mensualidad 74,49 € 77,93 €
 Coste total de intereses 93,89 € 135,12 €

A igual importe y plazo, cada mensualidad varía en casi 5 euros. Una cifra que aunque no poder ser significativa a primera vista, puede suponer un pago adicional de más de 40 euros al cabo de un año si no elegimos bien el plástico con el que vamos a hacer la compra. En este caso, la tarjeta de nuestro banco no es la mejor opción del mercado.

Tantas tarjetas como necesites y la cuenta donde tú quieras

No existe un número máximo de tarjetas sin cambiar de banco que podamos tener. Mientras mantenemos nuestra cuenta en la entidad, podemos solicitar tantas tarjetas como queramos con el fin de beneficiarnos de, por ejemplo, seguros gratuitos con los que comprar y viajar con mayor protección. En otros casos es habitual encontrar programas de puntos, devolución de un porcentaje de nuestras compras, etc.

También podemos solicitar aquella tarjeta de crédito sin cambiar de banco que nos ofrezca un buen interés. De esta forma, podemos acudir a ella en aquellas ocasiones en las que queremos financiar nuestra compra. Será una forma de sacarle el máximo partido a nuestro plástico cuando no podemos pagar el importe total pero tampoco pagar de más.

Para obtener estos resultados, es fundamental comparar las condiciones que ofrecen las tarjetas sin cambiar de banco que existen en el mercado. Podremos disponer de varias opciones de pago sin renunciar a las ventajas del plástico de nuestra entidad.


Autor: Nerea Ortiz


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.