creditos

Mirar los intereses, las comisiones y los costes de los productos vinculados son factores importantes a tener en cuenta cuando buscamos conseguir créditos al consumo al menor coste. No obstante, aunque encontremos un préstamo sin comisiones, sin vinculaciones y con unos intereses por debajo de la media actual, financiarnos puede salirnos muy caro si no prestamos atención a un factor determinante: el plazo. El tiempo durante el que estemos reembolsando el crédito influye de manera directa en los intereses que se generarán por el dinero prestado y elegir mal el plazo será el culpable de que paguemos de más por nuestros créditos.

Cuando pagar menos por tus préstamos significa pagar más

Cuando solicitamos financiación otro aspecto que buscamos al negociar es la cuota mensual que pagaremos, pero nos olvidamos del plazo total del reembolso. Es importante saber que los intereses que se generan cuando solicitamos un crédito al consumo lo hacen según el importe y el tiempo que hayamos escogido. Así, mientras más tiempo tengamos para reembolsar el crédito, aunque la cuota será más asequible, más pagaremos por la financiación.

De esta manera para escoger correctamente la cuota nunca debemos escoger la más baja posible, sino que es aconsejable adecuarla a nuestro nivel económico para que sea lo más alta posible (siempre dentro de nuestras posibilidades financieras) para acortar el plazo lo máximo posible. Para verlo de manera más clara, en el siguiente ejemplo podemos ver cómo variarán los intereses generados en un préstamo con las mismas características donde solo varía el plazo:

Importe Plazo Coste Cuota mensual Intereses Total
10.000 € 18 meses 8 %  591 € 645 € 10.645 €
 10.000 € 36 meses 8 %  313 € 1.281 € 11.281 €
 10.000 € 60 meses 8 % 203 € 2.166 €  12.166 €

Como vemos, solo cambiando el plazo de amortización podremos hacer una gran diferencia en cuanto al coste de los préstamos que hemos solicitado. Conocer este pequeño truco nos ayudará a evitar pagar de más cuando ya hemos buscado y comparado para encontrar la oferta de financiación que buscábamos.

¿Cómo puedo saber cuánto pagaré por mis préstamos?

En el contrato de la financiación que hemos escogido debe aparecer, además del plazo y cantidad que hemos escogido, el total a pagar, la parte que corresponde a los intereses y el cuadro de amortización mostrando qué parte de cada cuota corresponde a reembolsar el capital y qué parte a pagar intereses.

No obstante, para saber cuál es la mejor cuota para nosotros antes de decantarnos por uno u otro, es aconsejable realizar varias simulaciones valorando tanto la mensualidad como el total a reembolsar para escoger de manera más objetiva. Con la calculadora de préstamos elaborada por los expertos de HelpMyCash podremos conocer el coste total de la financiación que queremos contratar según la cantidad y el plazo que escojamos además de conocer si nos cobrarán alguna comisión o cuota por algún producto vinculado.


Autor: Agustina Battioli


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.