financiación para empresas

Solicitar un préstamo para autónomos es una de las decisiones más importantes cuando decidimos darle un empujón a nuestro negocio o lanzar un nuevo proyecto como trabajadores por cuenta ajena. El mercado financiero tiene una gran variedad de préstamos a los que podremos acceder si somos autónomos, pues están adaptados para este perfil de prestatarios y no requieren una nómina como justificante de ingresos. Sin embargo, puede resultar fácil perderse entre tantas opciones, por lo que es conveniente conocer nuestras alternativas al detalle para saber cuál es la más adecuada según nuestra necesidad de financiación.

Una amplia gama de préstamos para autónomos

Como no todos los trabajadores por cuenta ajena tienen las mismas necesidades, existen distintos tipos de préstamo para autónomos adaptados a cada situación. Además, hay sociedades de garantía recíproca (SGR) que nos ayudarán a obtener estos servicios, puesto que se dedican a actuar como intermediarios entre los trabajadores y las financieras. Estos son los principales productos que podemos encontrar en el mercado:

  • Préstamos personales para autónomos: si queremos financiar un proyecto de nuestra vida privada, como la compra de un vehículo familiar o una reforma en nuestra casa, estos créditos nos permitirán obtener la financiación adecuada. Cuando los obtenemos, recibiremos el capital en nuestra cuenta corriente y tendremos que devolverlo en cuotas mensuales con un coste medio del 8,12 % TAE según el estudio de enero del Banco de España.
  • Líneas de crédito: en lugar de ingresarnos el total del dinero prestado, lo ponen a nuestra disposición en una cuenta de la que podremos extraer efectivo cuando lo necesitemos. De este modo, solo tendremos que pagar los intereses (desde el 2 % anual) del dinero que utilicemos.
  • Minicréditos y créditos rápidos: se trata de capital privado que nos permite obtener efectivo velozmente en caso de que tengamos que afrontar un pago urgente, como una factura más alta de lo habitual o la reparación de una avería. Estos productos tienen un precio más alto, dada la velocidad del servicio y los pocos requisitos que tienen.
  • Préstamos con garantía hipotecaria: para obtener estos créditos, tendremos que depositar un inmueble como garantía de pago. Con ellos, podremos obtener grandes cuantías de dinero para relanzar nuestros proyectos, aunque tendremos que ser propietarios de la vivienda depositada como garantía.
  • Adelanto de Subvenciones Públicas: si nos han concedido algún tipo de subvención para nuestro negocio, podremos solicitar el dinero antes de que realicen el ingreso, que se puede retrasar considerablemente.

Los préstamos sin nómina que acabamos de ver tienen unas características muy distintas, como podemos comprobar. Por ello, realizar un análisis de nuestra economía personal es recomendable. De este modo, sabremos qué necesidad de financiación es la adecuada en base a nuestras peculiaridades y las de nuestro negocio.

¿Cuándo recurrir a cada préstamo?

Si necesitamos obtener una financiación rápida para solventar una urgencia económica, la opción más veloz es la de los minipréstamos y los créditos rápidos. No obstante, si ya teníamos concedida una línea de crédito, podríamos acudir a ella, se trata de una financiación mucho más barata y que podremos utilizar siempre en caso de necesidad.

Si lo que queremos en un préstamo para un proyecto nuestra vida privada, ajeno al negocio en que trabajamos, los préstamos personales nos pueden ofrecer una mayor cantidad de efectivo. Si necesitamos aún más dinero, puesto que pocos préstamos otorgan más de 60.000 euros a sus clientes, podríamos barajar la opción de pedir un crédito con garantía hipotecaria. Lo más importante cuando recurrimos a estos préstamos para autónomos es planear su reembolso, puesto que si caemos en un impago de una o varias de sus cuotas, podríamos perder la casa depositada como garantía, pues el prestamista podría ejecutar su embargo.

Las muchas opciones de las que disponemos pueden hacernos dudar entre un préstamo u otro, por lo que hacer una clasificación de sus distintas ventajas y utilidades nos puede dejar más claro cuál es el adecuado. Una vez lo sepamos, comparando entre los distintos productos de la misma categoría podremos encontrar el que mejor condiciones tiene de acuerdo a nuestro perfil.


Autor: Juan Alvarez


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.