Es habitual que nuestro  nivel de ingresos fluctúe durante toda la vida de nuestra hipoteca. En ocasiones, es posible incluso que hayamos llegado demasiado lejos con nuestras deudas y nos encontremos frente a una situación en la que hacer frente a los pagos de todas obligaciones nos deje sin liquidez. La reunificación de deudas con la hipoteca  es una posible vía para evitar el impago, aunque resulta vita comprender los riesgos que implica este camino.

 

Ranking de mejores hipotecas de 2017

Puntos a favor de la reunificación de deudas

Tal y como indica su nombre, al reunificar deudas con la hipoteca lo que haremos será juntar en una sola entidad todos los pagos que tengamos pendiente con el resto de empresas de crédito (tarjetas, hipotecas, créditos personales, etc.) en un solo gran paquete. Esto permite esencialmente poder hacer frente a todas las deudas a la vez, al pagar una sola cuota.

Del mismo modo, juntar todas las deudas dentro de un plazo más largo y con un solo interés, el importe que destinamos a al amortización de la deuda pendiente es menor.  De este modo, podemos conseguir algo de margen extra de liquidez mes a mes.

También es posible determinar la forma más flexible en el plazo de amortización, ya que juega con factores como la edad, el plazo pendiente de la hipoteca o el capital restante.

Otro punto favorable de esta modalidad de crédito es que los intereses de las reunificaciones de deudas (cercanos al 4 %), si bien son superiores a los de las hipotecas habituales, son inferiores a los de los préstamos personales.

En esencia, la principal ventaja de una reunificación de deudas es que será una medida que nos permitirá hacer frente a nuestros pagos y amortizarlo todo sin perder la vivienda.

Riesgos de reunificar la deuda

Tal y como anunciábamos al principio, este proceso tiene un lado oscuro del que no podemos olvidarnos. La reunificación de deudas debería ser nuestra última opción para hacer frente a todos nuestros pagos, ya que por un lado permite disfrutar de una cuota que podamos encajar, pero por otra parte nos expone a perder todos nuestros bienes, si faltamos a nuestras mensualidades.

También podemos añadir que al alargar el plazo, el coste total del préstamo (a término) se encarece, puesto que cuanto más se tarda en devolver un crédito, más caro es.

No podemos olvidar que, como todo servicio financiero, tiene un coste de servicio. El problema en este caso en concreto es que el coste viene incluido dentro del capital financiado, por lo que al financiar el precio de la gestión, esta se vuelve más cara.


Autor: Rodrigo Blanch


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.