La OCU ha alertado de que se están dando nuevos casos del llamado pishing, un tipo de fraude informático consistente en suplantar la identidad del afectado o recabar información confidencial sobre él, como pueda ser información bancaria.

Al parecer, durante las últimas semanas muchas personas han recibido correos electrónicos en su bandeja de entrada firmados por entidades financieras que, aparentemente, informan al cliente sobre un presunto bloqueo de su tarjeta de crédito o una posible cancelación de la cuenta. Nada más lejos de la realidad, estos e-mails forman parte de una nueva oleada de casos de pishing y no proceden de ningún banco, sino que son falsos. Normalmente, van acompañados de un «link» que nos redirecciona a una página web, también falsa, en la que tenemos que introducir nuestras claves, números secretos o números de tarjetas y cuentas corrientes con la excusa de no poder solucionar el problema relativo a nuestras cuentas o tarjetas sin esos datos.

La finalidad de este ataque informático es robar información sensible de los clientes para luego poder utilizar sus tarjetas y operar con sus cuentas de forma fraudulenta.

¿Qué podemos hacer para prevenir ser víctimas de un intento de pishing?

En primer lugar, debemos tener presente que nuestro banco no nos pedirá información de este calibre, por ejemplo un número PIN, por correo electrónico. Se han dado casos de correos electrónicos falsos relacionados con la Agencia Tributaria o el Banco de España, estos organismos tampoco utilizarán esta vía para solicitarnos información confindencial de este tipo.

Por otra parte, si recibimos un correo electrónico que nos hace dudar, ya sea por la información que contiene o por su apariencia, podemos contactar directamente con la entidad, pero nunca facilitar información confidencial a la ligera y menos por correo electrónico.

Otra forma de prevenir que un tercero acceda a nuestra información es evitar descargar archivos adjuntos, programas o ficheros de correos electrónicos cuya procedencia desconozcamos o de páginas webs que no sean de confianza. Pueden infectar nuestro ordenador y permitir el acceso de terceros a nuestra información. Para luchar contra ello, además de tomar las medidas de prevención pertinentes, deberíamos tener instalado un buen antivirus.

En lo relativo a la seguridad de las páginas de Internet podemos comprobar si una web es o no es segura fijándonos en si delante de la dirección aparece «https://». Al entrar en la página web de muchos bancos suele aparecer esta secuencia de letras antes de la URL, cosa que indica que la página es segura.

Por último, si detectamos cualquier tipo de intento de estafa informática o somos víctimas de una de ellas, es importante advertir a las autoridades competentes así como al banco que ha sido motivo de la estafa.

¿Conoces las mejores tarjetas del mercado?


Autor: Javier Mezcua


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.