Muchas veces necesitamos crédito y no sabemos a quién acudir. ¿Cómo podemos saber quién nos prestará dinero? Puede ocurrir que solicitemos crédito a un prestamista que nos lo deja con un interés del 15%, cuando realmente podríamos haber acudido a un banco que nos lo hubiera dejado mucho más barato.

La solución a este problema es tener en cuenta cuál es el orden en el que deberíamos acudir a uno u otro prestamista.

La pirámide invertida del interés

Desde HelpMyCash.com hemos preparado una pirámide inversa, en la que se pueden ver, ordenados de menor a mayor interés, los tipos de préstamos a los que podemos acceder.

Piramide prestamos

 

  1. Préstamos personales. En este tipo de préstamos se incluyen los préstamos que nos concede el banco en el que tenemos domiciliada la nómina. Suelen rondar el 10% de interés. Nuestro banco debería ser en el que pensáramos primero si necesitamos financiación, ya que conoce nuestro perfil financiero y sabrán de antemano si pueden dejarnos la cantidad de capital que necesitamos. Aquí también podríamos incluir otros bancos, aunque no seamos clientes de ellos. Aunque se presenta un inconveniente, sólo nos prestarán el dinero en dos situaciones: si nuestro perfil financiero es perfecto, pero hemos rehusado de solicitar el crédito en nuestro banco por motivos de discordancia; o si somos jóvenes y necesitamos financiar unos estudios, ya que los jóvenes son potenciales clientes vitalicios. Un préstamo personal a tener en cuenta es el Préstamo Inteligente EVO de EVO Banco.
  2. Prestamistas privados. En este grupo podemos englobar a los prestamistas intermediarios como SF Gold o SUizaINVEST, o agentes crediticios como Cofidis. Los primeros tienen un interés a partir del 10%, pero añaden comisiones a sus productos, las cuales pueden ser bastante elevados, dependiendo de la situación. En cambio, los prestamistas del estilo de Cofidis, tienen una TAE que oscila entre el 10% y el 25%, pero no aplican ninguna comisión ni coste añadido por el servicio.
  3. Tarjetas de crédito. El dinero de plástico se paga, y se paga caro. Este servicio es muy útil porque va con nosotros allá donde vayamos, acompañándonos fielmente esperando ser usada. Sin embargo, el coste que tiene es muy elevado, y suele sobrepasar la cuarta parte del préstamo que hemos solicitado, es decir, el interés sale entre el 25% y 27%. Hay que tener cuidado con la facilidad de gastar dinero que rodea a las tarjetas de crédito, ya que podemos vernos envueltos en un círculo vicioso con una salida muy dificultosa. Sin embargo, estos productos también otorgan numerosas ventajas, como podemos observar con la tarjeta Citi Oro de Citibank.
  4. Minicréditos. Los minicréditos son el producto estrella de estos últimos meses, desbancando al resto de métodos de financiación, tanto por su rapidez como por la capacidad creditica de sus prestamistas. Sin embargo, estos productos son de los más caros del mercado, incluso los más caros. Sin embargo, muchas veces son nuestra última opción de conseguir dinero rápido que nos ayude a solucionar aquellos problemas de última hora o ciertos infortunios que se hayan creado con el tiempo. Los mini préstamos son productos que tienen una TAE que puede situarse fácilmente al 2.000%. Esto se debe a que son productos de devolución rápida, y su interés está calculado para plazos no superiores, en general, a un mes, y de ahí el alto nivel de TAE que presentan. Empresas como QuéBueno o Vivus están entre los mejores minicréditos del panorama actual en España.

*Descubiertos. Tener una cuenta en descubierto siempre acarrea gastos adicionales, y en función de la cantidad que tengamos en descubierto, será un producto barato o ciertamente caro. Esto se debe, básicamente, a tres factores:

  • La comisión por descubierto: la entidad cargará una comisión por el hecho de tener un descubierto y contraer una deuda con el banco. La comisión suele aplicarse sobre el mayor saldo deudor y se calcula a partir de un tanto por ciento que fija cada entidad y que suele rondar alrededor del 4,50%. Además, suelen establecer una cantidad mínima de aproximadamente 15 €.
  • Comisión por reclamación de posiciones deudoras: esta comisión se justifica por las gestiones que se supone el banco realiza para reclamar la deuda al cliente. Suele estar fijada en 35 €.
  • Interés del descubierto: es el tipo de interés aplicado sobre la cantidad prestada al cliente a razón del descubierto. En la mayoría de los casos se sitúa en torno al 9,50% nominal anual.

Autor: HelpMyCash


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o el ADSL más barato. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín


(0) Comentarios

Si vas a hacer una pregunta dirígete al Foro Financiero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.