Qué debemos valorar de un crédito personal

préstamos personales

Los préstamos personales son uno de los productos de financiación más solicitados. Aunque los bancos hoy en día no dan créditos si no es con una garantía solvente, un pequeño préstamo puede ayudarnos con un gasto concreto e imprevisto. Y es que para los créditos personales los requisitos que exigen las entidades bancarias son menores que para otros tipos de préstamos.

La relación con el banco

Si ya tenemos una relación anterior con el banco, será más fácil que nos concedan el crédito. Algunas cuentas, como la Cuenta Expansión del Banco Sabadell tienen asociado un préstamo preconcedido. Es el caso también del Crédito Preconcedido de la Cuenta Nómina Open de Open Bank. Esto supone una gran ventaja por dos razones principales. La primera es que nos ahorraremos ciertos trámites; el banco ya conoce nuestro perfil y nuestras finanzas por lo que no necesitará pedirnos muchos más datos. La segunda razón es que por ser ya clientes de la entidad, las condiciones del préstamo pueden ser más ventajosas.

Intereses y comisiones

A la hora de decidirnos a pedir el crédito personal, no debemos fijarnos solo en el tipo de interés que pagaremos (en general, entre el 10 y el 15%). Los gastos y comisiones varían de unas entidades a otras, y en alguna ocasión pueden ser determinantes:

  • Comisión de apertura
  • Comisión de estudio
  • Penalización en caso de devolución anticipada del préstamo (alrededor del 1,50%)
  • Contratación de productos vinculados como, por ejemplo, un seguro de vida

Otros factores importantes

Tras valorar todas las comisiones, existen otros factores en los que debemos pensar antes de firmar el crédito personal:

  • Necesidad de dinero inmediato: si el gasto puede esperar a que ahorremos, debemos esperar. Pedir un préstamo debe ser la solución para cuando no existan otras alternativas.
  • Pago de las cuotas: hacer frente al pago de un crédito exige cierta estabilidad y seguridad laboral. Las consecuencias de no pagar acarrearán más gastos y comisiones. Además de entrar en listados de morosos como ASNEF, lo que haría más difícil conseguir un crédito en el futuro.
  • Una buena práctica para conseguir el préstamo que más nos conviene es solicitarlo en más de una entidad. Si algún banco nos dice que no, tendremos otras opciones, y si varios aprueban nuestra solicitud podremos comparar y elegir el que tenga mejores condiciones. Como ya hemos dicho, si tenemos la nómina domiciliada en un banco, es muy probable que sea esta entidad la que nos ofrezca la mejor opción, pero podría no ser así.
  • Otra recomendación que hacemos desde HelpMyCash.com es leer a fondo el contrato. Antes de firmar es importante tener claro todos los puntos del mismo: la cantidad prestada, los plazos de devolución, las cuotas, los intereses, las comisiones, todo. Si tienes alguna pregunta, no dudes en resolverla con el banco.

¿Buscas un crédito?

Autor: HelpMyCash


Sobre HelpMyCash:

HelpMyCash es uno de los comparadores de finanzas personales más importantes de España, en el que confían medios como La Vanguardia.com, Finanzas.com o ElMundo.es.

Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o la inmobiliaria par vender tu piso. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis.

Nuestra información es imparcial, sencilla y constantemente actualizada, para que lo sepas todo antes que nadie en el menor tiempo posible. En finanzas… ¡información es poder!

Ir a la portada web Ir a la portada del blog Alta boletín

Comentarios

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *